Posicionamos su web SEO / SEM
Situación actual y perspectivas el sector de moldes y matrices:

Nuevos modelos de negocio y nuevos países cambian las formas del sector moldes

Josep Font
Secretario Ejecutivo ASCAMM
15/05/2003
El sector de fabricantes de moldes y matrices ha pasado en pocos años de una situación en la que Europa, EEUU/Canadá y Japón eran casi los únicos productores a otra con múltiples países productores en la cual China, Taiwan y Corea del Sur figuran ya entre los 11 primeros según los datos de la ISTMA.
foto
España sigue ocupando la posición número 10 con una producción anual de unos 1.000 millones de euros, y unas 900 empresas que ocupan 14.500 personas aproximadamente.

Las exportaciones españolas se sitúan en el 25 por ciento de la producción mientras que las importaciones oscilan alrededor del 15 por ciento.

El sector está muy atomizado y formado mayoritariamente por pymes con alto valor añadido, personal muy especializado y más mentalidad de taller que de empresa. En España, en cuanto a moldes, las pocas empresas grandes facturan unos 12 millones de euros anuales y son menores que las grandes de otros países que facturan alrededor de los 50.

El automóvil, con su elevado nivel de exigencia y su marcada dependencia de los ciclos, representa el 50 por ciento de la demanda.

situación actual

En general, la situación actual en la cual se encuentra el sector de los moldes se caracteriza por una recesión general, acompañada de la caída de precios y el deterioro de las condiciones de pago, todo ello sin la posibilidad de repercutir a proveedores.

Asimismo, se están registrando ciertos cambios en el modelo de negocio, con la introducción del "global sourcing" (suministro mundial), y del "e-procurement" (compra “electrónica”). También es de destacar la aparición de nuevos países competidores (Asia y Europa del Este) en el sector, en unos momentos en los cuales la producción se estabiliza o disminuye en los países tradicionales y aumenta en los emergentes. Esta realidad puede generar una posible sobrecapacidad de producción y también es un factor que influye en la demanda de más servicios por menos precio por parte de los clientes. Por otro lado, la capacidad tecnológica ya no es suficiente, cada vez se requiere mayor capacidad financiera.

El sector está muy atomizado y formado mayoritariamente por pymes con alto valor añadido, personal muy especializado y más mentalidad de taller que de empresa
Otros dos factores importantes que están definiendo la actual situación del sector de los moldes son las amenazas sobre la propiedad intelectual del molde y matriz, así como la responsabilidad ante terceros (moldes o matrices para piezas patentadas por un tercero).
Europa, como conjunto organizado, no está todavía consolidada y tanto el conocimiento como el reconocimiento del sector de moldes y su importancia son escasos
Como casos particulares puede observarse que en Japón y EE.UU., a la recesión general hay que añadir la disminución de su demanda interna por el traslado de industrias transformadoras o manufactureras a otros países. Pero no olvidemos que Japón y EE.UU. son países consolidados y sus gobiernos se implican en mejorar el sector. En lo que respecta a Europa, como conjunto organizado, no está todavía consolidada y tanto el conocimiento como el reconocimiento del sector de moldes y su importancia son escasos. En el viejo continente, se ha prestado más atención a la agricultura y a los servicios que a la industria.

Los países asiáticos (excepto Japón) y los países del este y centro de Europa, por su parte, están emergiendo con fuerza y algunos tienen un potencial considerable, aunque la información disponible sobre ellos es muy inferior a la de los países tradicionales

En una situación de reajuste del mercado como la descrita, algunas empresas se quedan en el camino y otras invierten y se reorientan para mejorar sus posiciones en una manifiesta voluntad de permanencia en el sector.

foto

Perspectivas

El futuro más inmediato, que incluye la ampliación de la Unión Europea, implica cambios en el mapa de la industria del automóvil y componentes y, como se ha dicho antes, asistiremos al auge de las nuevas formas de negocio ("global sourcing", "e-procurement"), con una clara preferencia de los compradores por las empresas capaces de gestionar grandes proyectos. Se producirá, ya se está produciendo, una demanda de más servicios en cualquier parte en menos tiempo y a menos precio y, sin duda, habrá una mayor necesidad de mentalidad empresarial.

Este último punto adquiere cada vez mayor importancia. Sin una clara mentalidad empresarial será difícil mantenerse en el mercado. Las empresas deben sobreponerse al día a día y hacer planes estratégicos a medio y largo plazo. Las necesarias dosis de entusiasmo e intuición ya no son suficientes. Se requiere, además, una rigurosa profesionalización de la gestión que, en muchos casos, ya se está realizando y se ve favorecida por el relevo generacional que se está produciendo en la dirección de las empresas.

foto

Actuaciones necesarias

Considerando solamente los ámbitos español y europeo, que son los que más nos afectan y sobre los que podemos tener una mayor capacidad de intervención, es necesario que todos los actores -empresas y, en mayor medida, organizaciones empresariales y sindicales, administraciones, etc.- se esfuercen, coordinadamente y sin hacer cada uno la guerra por su cuenta, en crear unas condiciones de entorno que permitan el normal desarrollo de la actividad empresarial y en definir una clara política industrial acorde con la realidad actual y la evolución previsible de la tecnología y el mercado.
Es necesario que todos los actores se esfuercen coordinadamente en crear unas condiciones de entorno que permitan el normal desarrollo de la actividad empresarial
La Directiva 2000/35/EC sobre morosidad y la "Industrial policy and enlarged Europe" de la Comisión Europea ya apuntan en este sentido, pero todavía se han de acabar las condiciones de pago abusivas que aplican determinados clientes y las amenazas a la propiedad intelectual del molde y se han de estimular las inversiones necesarias para mantener un alto nivel tecnológico que nos permita diferenciarnos de países con costes inferiores.

Los Programas Marco de la Unión Europea están contribuyendo también a aumentar el nivel tecnológico del sector favoreciendo la relación entre empresas y centros tecnológicos de distintos países que participan en un mismo proyecto. Han de tener también efecto en la creación de conciencia europea y en un mejor conocimiento del sector por parte de la administración de Bruselas.

Por su parte, las empresas han de saber utilizar todos los recursos que tienen a su disposición (dentro y fuera de la empresa) para ser innovadoras y mejorar constantemente sus procesos, servicios y organización y dotarse del tamaño y grado de especialización adecuados para ofrecer a sus clientes un servicio cada vez más rápido y completo que abarque desde el diseño del producto hasta el ensayo de moldes, realización de preseries y control dimensional de las mismas, contando para ello con una mayor colaboración y alianzas estratégicas entre las empresas del sector y una mayor utilización de los servicios de centros técnicos especializados. Todo ello sin renunciar en ningún momento al know how propio que es el principal valor añadido y elemento diferenciador que pueden ofrecer los moldistas y matriceros a sus clientes

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS