“Ser más eficientes debe ser una de nuestras consignas para el futuro”

Entrevista a Eduardo de Lecea, director general de Sigaus

Redacción Interempresas22/01/2014

El Sistema Integrado de Gestión de Aceites Usados (Sigaus) asegura la trazabilidad y correcta gestión del aceite industrial usado que se genera en España, incluyendo la garantía de su recogida en cualquier punto del territorio y un tratamiento que evite su impacto ambiental, fundamentalmente a través de su regeneración en nuevas bases lubricantes. 7 años después de que se pusiera en marcha, este Sistema se ha convertido en la referencia en España y en la clara apuesta de una gran mayoría (90%) del mercado de lubricantes para cumplir con sus obligaciones legales en materia de aceites usados. Eduardo de Lecea, director general de Sigaus, ha liderado el proyecto desde su puesta en marcha.

¿Qué es Sigaus y cuál es su funcionamiento?

Como sistema integrado de gestión, nuestra misión es articular un mecanismo logístico y financiero que asegure que el aceite usado procedente de la automoción o la industria sea recogido allí donde se produce, y se le dé un tratamiento correcto conforme a la legislación ambiental. Somos una entidad mercantil sin ánimo de lucro, lo que significa que no repartimos dividendos y destinamos todos nuestros beneficios económicos a la futura gestión del residuo, y es precisamente esta característica la que nos permite garantizar la cobertura en cualquier punto de generación del aceite usado, con independencia de que su recogida sea o no económicamente rentable.

De esta forma, damos cumplimiento a las obligaciones que tienen las empresas que comercializan en España aceites industriales, de fabricación nacional o de importación, y cuya adhesión a Sigaus les supone una garantía de que estos requisitos legales son satisfechos.

Si la actividad de Sigaus no es lucrativa, ¿cuál es el mecanismo financiero que permite gestionar el residuo que se genera?

Los sistemas integrados de gestión (SIG) se financian por la aportación de sus empresas adheridas, las empresas para las cuales se cumple la ley. En el caso de Sigaus, las empresas que ponen aceites industriales (como producto o como parte de equipos o maquinaria) en el mercado español. Esta aportación se realiza de forma proporcional al volumen de aceite comercializado, a razón de 0,06 €/kg, de manera que las empresas que más aceite venden, y por tanto cuyo producto más volumen de residuo genera, son las que más aportan. Esa cantidad es la que permite costear la gestión del aceite usado. Como entidad sin ánimo de lucro, sus ingresos deben equilibrarse con sus gastos. Además, el efecto de la aportación al Sistema es neutro para sus adheridos, puesto que la propia normativa establece que esos 0,06 €/kg han de transmitirse en línea separada de factura hasta el consumidor final del lubricante.

foto
Eduardo de Lecea comenta que “Sigaus hace una labor de prospección muy importante, que incluye analizar las tendencias actuales del mercado, más pequeño y fragmentado que hace unos años”.

¿Qué actividades empresariales están afectadas por la normativa de aceites usados?

Las empresas que, según la normativa (Real Decreto 679/2006), tienen que financiar la recogida y tratamiento del aceite usado, no son las empresas que producen el residuo sino las que ponen en el mercado español los aceites industriales. Esto afecta tanto a las empresas que fabrican y comercializan en España lubricantes, como a aquellas que importan aceite o equipamiento industrial que lo contenga (por ejemplo: robots, máquina-herramienta, vehículos, grúas y otros aparatos), tanto si la importación es para venderlos como para consumo propio en España.

En este sentido, Sigaus hace una labor de prospección muy importante, que incluye analizar las tendencias actuales del mercado, más pequeño y fragmentado que hace unos años, y en el que cobran protagonismo como agentes comercializadores empresas dedicadas a la importación, al comercio electrónico o, por ejemplo, a los componentes de automóviles, aeronaves o maquinaria. También los organismos ambientales de las distintas Comunidades Autónomas hacen cada vez seguimientos más exhaustivos del cumplimiento de la legislación ambiental por parte de este tipo de empresas.

Fruto de todo ello, Sigaus tiene hoy presencia en la práctica totalidad de sectores productivos en los que se utilizan lubricantes. Entre nuestras más 175 empresas adheridas (nuestro máximo histórico), que representan alrededor de 350 marcas comerciales, se encuentran desde las grandes multinacionales del lubricante a pequeñas empresas online, pasando por la gran distribución, fabricantes de automóviles, el sector eléctrico, la maquinaria industrial o la posventa del automóvil.

A nivel operativo, ¿cómo efectúa Sigaus la recogida y gestión del residuo?

Sigaus cuenta con la más amplia y potente red de gestión de aceites usados existente en España, compuesta actualmente por 130 empresas. Por un lado, la práctica totalidad de la industria de tratamiento de este residuo, no sólo la que ya trabajaba con anterioridad a la puesta en marcha de Sigaus, sino también los nuevos operadores surgidos en este tiempo, mantienen contratos con nosotros por los que sus actividades quedan controladas por el Sistema. Por otro lado, una amplia mayoría de las empresas autorizadas para la recogida de aceites usados también trabaja en el marco de Sigaus, lo que nos permite asegurar el imprescindible servicio universal de recogida, regulado por ley, y que exige dar cobertura desde a una gran industria que genera cientos de toneladas al año hasta un pequeño taller rural.

Hay que tener en cuenta que el aceite usado se genera de manera muy atomizada, con muchos puntos que generan pequeñas cantidades de tipologías de residuo muy diversas, por lo que cualquier actividad económica donde se genere aceite usado debe ser atendida. En 2013 Sigaus ha atendido recogidas en casi 30.000 puntos distintos de toda España. Además, la recogida se efectúa de manera gratuita siempre que el residuo tenga unas condiciones mínimas que posibiliten su tratamiento con unos costes estándar.

foto

¿Qué mecanismos de control mantiene Sigaus para saber qué está pasando con el aceite usado?

En 2013 se produjeron, en el seno de los gestores que mantienen contratos con Sigaus, casi 150.000 operaciones distintas de recogida y gestión de aceites usados a lo largo y ancho de España. Un volumen ingente de información que debe ser procesada y automatizada. Para ello contamos con una herramienta, el Sistema de Información Tecnológico (SIT), que registra todas esas operaciones, lo que nos hace tener un elevado grado de control sobre dónde se está recogiendo el residuo, de qué tipo de aceite usado se trata, por parte de quién y a dónde se está llevando, y qué se está haciendo con él.

Toda esta trazabilidad es muy valiosa para nuestro funcionamiento, pues es la que nos permite garantizar que en España se está recogiendo muy por encima del 95% del aceite usado generado, y se está volviendo a poner en el mercado en forma de lubricante más del 65% de dicho aceite, lo que representa el 18% de lo que anualmente ponen nuestras empresas en el mercado. Ello sin duda contribuye a la sostenibilidad del sistema y a un ahorro importantísimo en la utilización de productos de primer refino. Y pone en valor las actuaciones llevadas a cabo por Sigaus para cumplir con el mandato recibido por el legislador.

Junto a los datos de la gestión, otra información no menos importante que monitorizamos en el SIT es la del mercado de aceites industriales adherido, garantizando que la aportación realizada por cada una de las empresas se corresponde con la cantidad de productos puestos en el mercado, lo que contribuye al equilibrio del sistema y a un cumplimiento riguroso, por parte de nuestras empresas, del principio de responsabilidad del productor.

¿Cómo se realiza la financiación de las empresas gestoras que Sigaus contrata?

La ley establece que las operaciones de recogida, transporte, análisis, tratamiento previo y regeneración de aceites usados deben ser financiadas por el sistema integrado de gestión de forma que las empresas gestoras puedan obtener un beneficio razonable, dado que, de otro modo, dicha gestión sería deficitaria y no se aseguraría ni el servicio universal de recogida ni la gestión final de acuerdo a la ley.

Sigaus realiza periódicamente, a través de una consultora independiente, estudios de costes de la cadena de gestión, ajustando las tarifas de financiación a la situación actual del mercado, tanto desde el punto de vista de los costes operativos como de los ingresos obtenidos por los productos derivados del tratamiento del aceite usado (básicamente, aceites de base procedentes de la regeneración, o combustible similar al fuel óleo).

En este sentido, la crisis económica ha tenido un efecto importante sobre el sector de la gestión. Junto al aumento del número de operadores existentes, recogedores que tradicionalmente no trabajaban el aceite usado por ser un residuo peligroso y requerir de una mayor especialización, y que ahora empiezan a competir, se ha producido una disminución significativa de la cantidad de aceite usado debido a la caída del mercado de lubricantes de un 37%. Esto se ha traducido en un aumento notable de los costes, tanto en la recogida como en el tratamiento final, y con ello de la necesidad de financiación externa para asegurar las operaciones, si bien es cierto que el ciclo alcista de los productos petrolíferos ha actuado parcialmente en sentido contrario, permitiendo a los gestores obtener mayores ingresos por los productos obtenidos tras el reciclado del aceite usado.

En todo caso, Sigaus debe actuar con total neutralidad, sin intervenir en el libre mercado de la gestión. Nuestra obligación es financiar y controlar las operaciones que estas empresas efectúan. Fruto de esta labor, cada año revisamos, como mínimo, dos terceras partes del volumen de residuo recogido y tratado. Y ello sin perjuicio de continuar abiertos a cuantos más gestores deseen contratar sus servicios con el SIG.

foto

En cuanto a las empresas que utilizan aceites industriales, como sucede especialmente con las del sector metalúrgico ¿qué ventajas les supone Sigaus?

Las empresas industriales que utilizan aceites hidráulicos, de mecanizado, térmicos o de transmisiones y engranajes, por citar algunos ejemplos, son consumidores del producto y, a la vez, productores de residuo. En el primer caso, soportan el pago de la aportación a Sigaus, ya sea como comprador de un aceite que va gravado con esa aportación o como importador (del aceite o de la maquinaria que lo contiene) que debe adherirse a un SIG. A su vez, como generadores de aceites usados, la industria debe articular los mecanismos para deshacerse del residuo de forma legal y ambientalmente correcta.

Y es ahí donde el servicio que ofrece Sigaus cobra sentido: la aportación que se realiza al SIG se emplea en sufragar los costes de recogida y gestión del aceite usado, garantizándose (a través de los gestores contratados por Sigaus) la recogida del residuo con la plena garantía de que el tratamiento será el adecuado. Además, si el aceite usado no tiene un elevado grado de impropios, como agua o impurezas, la recogida es gratuita. En caso contrario, como sucede con las taladrinas y otros aceites emulsionados, su posterior gestión conlleva unos costes adicionales. No obstante, la aportación realizada por la empresa industrial cuando compró el aceite no queda sin contraprestación, sino que se aplica como deducción en el coste de la recogida del aceite usado, y así se fija en el contrato de Sigaus con los gestores.

foto

Hablemos de futuro, ¿cuáles son los retos y objetivos que ya se plantea el SIG a medio y largo plazo?

Como hasta ahora, la prioridad absoluta es la de seguir cumpliendo la legislación en nombre de nuestras empresas adheridas. Así, en 2013 hemos vuelto a satisfacer los objetivos de recogida (95%), valorización (100%) y regeneración (65%) de aceites usados que pide la ley. Junto a la repercusión medioambiental que este cumplimiento implica, y que es el faro de nuestra actuación, debemos seguir trabajando por maximizar la sostenibilidad en nuestras operaciones a medio y largo plazo.

En este sentido, ser más eficientes debe ser una de nuestras consignas para el futuro. Por ejemplo, en 2013 hemos disminuido el coste por cada kg de aceite usado recogido y tratado, lo que representa hacer más con cada euro ingresado.

En materia de prevención, primera vía de gestión de los residuos, tenemos que continuar trabajando codo con codo con el sector, con un Plan de prevención que este año cumple 4 años, su primer período de vigencia conforme a la ley, y cuyos resultados (con más de 1.500 medidas adoptadas) nos demuestran que las empresas fabricantes entienden que hay que ser más respetuosos con el medio ambiente, en todas las fases de vida del producto, desde su diseño a su gestión como residuo. Nuestro objetivo es que el Plan englobe, como mínimo, al 95% de nuestro mercado adherido.

Y finalmente, seguiremos apostando por la transparencia y la comunicación hacia los agentes involucrados en el SIG lo que nos hará más fuertes, más conocidos y valorados. Por un lado, emitiendo información exhaustiva sobre lo que hacemos. Por otro, comportándonos como una Entidad responsable respecto a la sociedad en la que operamos, siendo conscientes de nuestro papel de crear una conciencia colectiva en torno a la recuperación del aceite usado y a la protección de nuestro entorno.

“Aseguramos la cobertura en cualquier punto de generación del residuo, con independencia de que su recogida sea o no económicamente rentable”.
“Ofrecemos un servicio tanto a las empresas que fabrican y comercializan en España lubricantes, como a aquellas que importan aceite o equipamiento industrial que lo contenga, ya sea para venderlos aquí o para autoconsumo”.
“Para las empresas que utilizan aceites industriales, Sigaus garantiza la recogida y adecuada gestión de los aceites o taladrinas usadas”.
foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS