La seguridad es un aspecto clave para las grúas de carga de Konecranes, junto con un sistema de control redundante y un control de precisión de la carga

Konecranes supera los retos de la Industria siderúrgica con soluciones de elevación inteligentes

Redacción Interempresas23/10/2013

El equipo de elevación en la industria siderúrgica se enfrenta a las condiciones más difíciles, especialmente temperaturas ambiente extremadamente altas y variables, cargas difíciles y pesadas y gran cantidad de operaciones cambiantes y tediosas. Por esto, Konecranes proporciona una amplia gama de sistemas de grúa fiables y versátiles, y otras soluciones para la manipulación de materiales diseñadas especialmente para operar en condiciones tan extremas.

Las soluciones de Konecranes ofrecen altos niveles de flexibilidad, rendimiento y seguridad. Éstas han sido desarrolladas para cubrir todas las necesidades de la industria siderúrgica, desde la manipulación de materias primas a los procesos de fabricación de acero, laminado y refinado. No importa qué tipo de acero haya que manipular, pueden ser desbastes, bobinas, plumas o tubos. Konecranes proporciona todo tipo de grúas, como grúas de cuchara de colada, grúas de carga, grúas de palanquilla, grúas de chapa gruesa, grúas para la manipulación de bobinas, barras y chapas, y grúas para el manejo de chatarra. El diseño cumple los requisitos de las normas nacionales e internacionales. Además, estas grúas funcionan de forma eficiente y segura en un uso continuado, sin interrupción.

Rendimiento intensivo, flexibilidad y seguridad

El transporte de metal fundido implica un gran riesgo y, por este motivo, se han diseñado funciones especiales para las grúas de cuchara de colada y para las grúas de carga de Konecranes. El mecanismo principal de elevación de las grúas de cuchara de Konecranes incluye cuatro enhebrados de cable independientes, frenos de servicio dobles en los ejes principales y freno de reserva que actúa sobre el tambor del cable. Además, se proporcionan barras de igualación de cable con una unidad de amortiguación para decelerar la inclinación de la barra de igualación si se produjera un fallo en el cable de acero.

En el polipasto principal se utiliza también un conmutador limitador superior de parada de emergencia. Entre las características de serie del equipo se incluyen la protección contra sobrecarga, la supervisión del exceso de velocidad del polipasto principal y los finales de carrera.

foto

Grúa de carga Konecranes.

La seguridad también es un aspecto clave para las grúas de carga de Konecranes, junto con un sistema de control redundante y un control de precisión de la carga. Las funciones avanzadas de control de la grúa se ejecutan mediante tecnología moderna de automatización que sirve de guía al operario en las tareas de colocación precisa y transporte seguro de la carga por su ruta.

Las grúas de carga están protegidas contra las llamas y se han diseñado para trabajar a temperaturas ambiente altas. Las grúas de carga pueden incluir una capacidad de elevación más alta para tareas de mantenimiento poco frecuentes, como la elevación de la cuba del horno. El objetivo de Konecranes es conseguir que no haya ninguna parada no planificada de estas grúas tan críticas durante el proceso.

Cuidando las cuestiones de seguridad sin reducir la productividad

Las grúas de palanquilla y de chatarra de Konecranes alimentan los laminadores y son, por tanto, críticas para su funcionamiento. Suelen incorporar un carro giratorio o un dispositivo de carga giratorio para colocar el producto correctamente con respecto a la cinta transportadora. Las grúas palanquilla y de manejo de chatarra tienen que poder resistir el calor que irradia del producto. Son grúas de alta producción con requisitos de alta velocidad. El control del balanceo de Konecranes se utiliza para un posicionamiento uniforme y preciso de la carga y ayuda al operario a conseguir la máxima productividad.

La grúa de palanquilla se puede equipar con imanes de elevación o con una pinza de palanquilla cuando los desbastes están extremadamente calientes. La grúa de chapa gruesa puede equiparse con tenazas mecánicas e hidráulicas para la manipulación de una o múltiples chapas.

Combinando la eficiencia operativa y la protección de la bobina

foto

Grúa de manejo de bobinas Konecranes.

Las grúas para la manipulación de bobinas, barras y chapas de Konecranes se utilizan para manipular materiales en laminadores, plantas de acabado y almacenes. Estas grúas suelen incorporar un carro giratorio o un dispositivo de carga giratorio para colocar el producto correctamente con respecto a la cinta transportadora.

Moviendo fácilmente grandes cantidades de chatarra

Las grúas de manejo de chatarra de Konecranes se pueden equipar con imanes de elevación, grampa hidráulica o ambos para trasladar chatarra de un lugar a otro. Para mantener un nivel alto de productividad, la velocidad de desplazamiento de las grúas de chatarra puede alcanzar 140 m/min y la capacidad de elevación puede ser hasta 40 toneladas métricas con un dispositivo de carga.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS