Posicionamos su web SEO / SEM
Las JHP951, JHP993, JHP770 destacan por una extracción superior de viruta que el de las fresas de metal duro en general, la reducción de vibraciones y la garantía de precisión y seguridad durante su empleo

Fresado de alta productividad

Redacción Interempresas08/04/2013
El mecanizado de alta productividad es una estrategia que depende del uso de herramientas de alta precisión y gran fiabilidad. Y con este objetivo, Seco Tools ha desarrollado una gama de fresas enterizas de metal duro, la 'Jabro HPM'. El mecanizado de alta productividad (MAP) es un tipo de mecanizado vanguardista en el que todo se optimiza para maximizar la producción y finalizar todas las operaciones con la mayor rapidez. Habitualmente, las empresas que se centran en el mecanizado como actividad principal suelen aplicar el MAP en entornos de producción activos las 24 horas del día. Según afirma Ruud Zanders, responsable de productos Jabro, "a menudo, se trata de proveedores del sector del automóvil o aeronáutico, unos mercados competitivos en los que no tienen cabida los retrasos en las entregas". Y, por ello, confían en la empresa referente en mecanizado, Seco Tools.
Seco ha incorporado recientemente a su gama HPM dos nuevas fresas enterizas de metal duro: JHP951 y JHP993 para acero y fundición. Ambas pueden emplearse en aplicaciones de desbaste como el ranurado con ancho 100% con profundidades de corte de hasta 1,5xDc (o, en algunos casos, superiores) o en aplicaciones de contorneado en acabado. Además, la fresa JHP770 para titanio ofrece una elección más amplia de operaciones. Aunque las herramientas de la gama 'Jabro HPM' están diseñadas específicamente para sus fines respectivos, todas ellas tienen algunos aspectos en común. El más importante es respecto a la extracción de volumen de viruta (MRR) notablemente superior que el de las fresas enterizas de metal duro de uso general. Otra de las similitudes es su capacidad para eliminar las vibraciones con el fin de mejorar la precisión y la fiabilidad. Un tercer aspecto es el desgaste controlado del flanco con un riesgo mínimo de astillamiento o rotura, lo que permite reafilar estas herramientas hasta dos veces en función del tipo y de la aplicación. “Esto nos proporciona un gran ahorro, ya que el coste del reafilado supone alrededor de un tercio del total de una herramienta nueva”, declara Teun van Asten, Servicios de marketing en Seco Jabro.

La gama 'HPM' presenta las tres joyas de la familia JHP951, JHP993, JHP770, la mejor garantía en optimización tecnológica de fresados

La fresa JHP951 está diseñada para el escuadrado en desbaste y acabado de acero y fundiciones en condiciones estables. Su profundidad de corte máxima es de 1,5xDc, aunque en ciertas aplicaciones se puede aplicar hasta 2xDc. También puede aplicarse en operaciones de última generación, como la interpolación helicoidal y el rampeado con un ángulo de 10 grados.

En palabras de van Asten, “se trata de una ventaja excepcional, sobre todo cuando se han de mecanizar numerosos cajeados. En comparación con la versión anterior (JHP950), con un ángulo de rampeado de 5 grados, los clientes podrán alcanzar la profundidad de mecanizado necesaria casi el doble de rápido”.

Otra de las ventajas principales donde la fresa JHP951 supera a su antecesora es el MRR máximo, que se ha incrementado en un 30–50% en función de la aplicación. Otra posibilidad es mantener los datos de corte originales y utilizar el aumento del rendimiento para obtener una mayor vida útil de la herramienta.

Entre sus características de diseño de la fresa JHP951 dispone de paso diferencial y una hélice con diferentes ángulos, que eliminan el riesgo de vibraciones provocado por la resonancia dentro del ensamblaje pieza-herramienta. A esto contribuye también un ángulo de incidencia radial de ocho grados junto a un ángulo de inclinación de cinco grados que permite la formación eficaz de viruta. El diseño especial de los conductos de evacuación de viruta con un gran diámetro del núcleo proporciona una evacuación fiable de viruta así como unos filos de corte robustos.

“La combinación de todos estos factores es lo que proporciona este rendimiento”, afirma Zanders. “Además de centrarnos en la geometría, junto a nuestros proveedores clave nos encargamos de seleccionar la combinación adecuada del recubrimiento y metal duro”.

La geometría de la JHP951 dispone de un diente adicional en diámetros superiores a los 16 mm, lo que suma un total de cinco e incrementa la productividad en un 25% o permite ampliar la vida útil de la herramienta.

La fresa JHP993 está diseñada para aplicaciones de desbaste complejas en acero y fundición, en especial cuando la pieza no es completamente sólida o resulta difícil de fijar. El perfil de desbaste reduce las fuerzas en la zona de corte, lo que la convierte en la fresa adecuada cuando la potencia del husillo está limitada o la fijación no es estable. Gracias a las ranuras sobre el filo de corte y al diseño de los filos de corte, las virutas son cortas y fáciles de evacuar. Además, dispone de refrigeración interior con entrada cónica que optimiza el flujo, lo que permite que llegue al filo de corte un 30% más de refrigerante en comparación con las fresas enterizas de metal duro que no cuentan con este sistema.

Según afirma Zanders, “estas características eliminan el riesgo de vibración o rotura, lo que la convierte en la herramienta ideal para las aplicaciones de desbaste que plantean un desafío en fábricas que trabajan las 24 horas del día y, en ocasiones, sin supervisión. Se trata, sin duda, de una herramienta extraordinariamente fiable”.

Finalmente, la fresa JHP770 se emplea en aplicaciones de escuadrado y ranurado en aleaciones de titanio, aunque su filo de corte recto permite su uso también para acabado. Se parece a la fresa JHP951, pero sin la hélice con diferentes ángulos y con el mismo conducto de refrigeración interior que la JHP993. Está disponible con radios estándar para el sector aeronáutico y, como última aportación, se encuentra un rango en pulgadas para satisfacer la demanda del mercado americano. Al igual que la JHP951, la fresa JHP770 puede ranurar hasta una profundidad de 1,6xDc, lo que se puede ampliar, en algunos casos, hasta 2xDc cuando se aplica la refrigeración interior.
foto
En este gráfico podemos observar el volumen de extracción de viruta alcanzado para el ranurado 100% (1,5xDc) de acero altamente aleado en condiciones estables y con los datos de corte recomendados, según informa Seco.
Características técnicas de la gama Jabro-Solid2 de amplia funcionalidad

La gama de fresas enterizas de metal duro 'Jabro HPM' de Seco para estrategias de mecanizado de alta productividad se está ampliando. La fresa JHP951 es adecuada para condiciones estables y está disponible en diámetros desde 3 a 25 mm y con tres a cinco dientes. La fresa JHP993 está diseñada para las aplicaciones de desbaste complejo y se suministra en diámetros desde 4 a 25 mm con tres a seis dientes y refrigeración interior. La fresa JHP770 está destinada a las aleaciones de titanio y ahora está disponible también en pulgadas. Las herramientas JHP constituyen un complemento para la gama 'Jabro-Solid2' y se emplean en un amplio abanico de aplicaciones.

foto
Las JHP951 y JHP993 (ranurado) en versiones de cuatro y cinco dientes con mangos cilíndricos o Weldon, además de atractivo geométrico proporcionan una alta funcionalidad.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS