Posicionamos su web SEO / SEM
Mono Acoustic TE de Rockfon permite gran libertad al arquitecto para expresar su creatividad

Máximo confort acústico en el nuevo restaurante para jugadores de Roland Garros

Redacción Interempresas24/10/2011

24 de octubre de 2011

El confort acústico es un elemento inherente a nuestra calidad de vida, por lo que siempre debería integrarse en el diseño de interiores de uso público; sobre todo cuando se trata de espacios que son sinónimo de prestigio y donde la estética adquiere una relevancia fundamental. Oculto bajo las gradas de la pista Suzanne Lenglen, en el templo del tenis sobre tierra batida conocido como Roland Garros, el restaurante de los jugadores cumple una función esencial, en especial durante el Open de Tenis de Francia que se celebra en el mes de junio.

Los jugadores, sus familias y amigos pueden reunirse aquí para disfrutar de unos momentos de tranquilidad o para concentrarse antes de que empiece la acción sobre la pista. Finalizado el torneo, los campeones son y representan la imagen del estadio y de sus infraestructuras en el mundo entero, por lo que su opinión es crucial para los organizadores, teniendo en cuenta el volumen de dinero que suelen implicar los acontecimientos de este tipo.

Didier Girardet, el arquitecto responsable de las obras de rehabilitación del restaurante, es plenamente consciente de estos aspectos. Sus años de trabajo para la Asociación Francesa de Tenis le permitieron perfeccionar sus conocimientos en esta materia. “Durante la fase de planificación, el intercambio de comunicación fue constante”, explica Girardet. “Nos dieron máxima libertad en cuanto a presupuesto y espacio. No existía un pliego de condiciones previo, de modo que lo desarrollamos sobre la marcha, colaborando estrechamente con el responsable de las decisiones económicas”. Así, las prescripciones fueron fruto de los intercambios entre el cliente, los contratistas y el equipo de gestión del proyecto.

foto
El nuevo aislante Mono Acoustic TE combina la elegancia de un techo totalmente continuo, sin estructura visible ni perforaciones, a un rendimiento acústico de excepción gracias a su estructura de lana de roca.

Problemas acústicos

El restaurante fue construido en 1994, bajo las gradas de la pista Suzanne Lenglen, y no había sido renovado, exceptuando algunas reparaciones puntuales. “Queríamos que nos sorprendieran”, afirma Xavier de Robien, subdirector de logística, obras y seguridad de Roland Garros. “La imagen que transmiten los jugadores es muy importante. Definimos un perímetro para las obras y luego trasladamos la pelota claramente al campo de los arquitectos”. Se estudiaron varios escenarios de diseño y se tuvieron en cuenta las limitaciones en cuanto a conservación, mantenimiento y económicas. Una de las principales preocupaciones en este proyecto fue la de resolver el problema acústico. El ‘efecto cóctel’ es un fenómeno conocido en los restaurantes de este tipo. La estancia era muy ruidosa, debido al suelo duro de baldosas, las grandes zonas acristaladas para la entrada de luz solar y unas paredes reverberantes, con muchos ángulos. La idea de un techo desestructurado, con ruptura de las superficies, es sin duda estéticamente espectacular, pero su diseño se justifica en especial por la preocupación de buscar el confort acústico. Los niveles de compensación entre los paneles modulan el volumen general y, al mismo tiempo, atrapan los ecos, de modo que la conversación humana resulta mucho más comprensible.

Mono Acoustic TE: un techo aislante totalmente continuo y sin estructura visible

El nuevo aislante Mono Acoustic TE supone una revolución al asociar la elegancia de un techo totalmente continuo, sin estructura visible ni perforaciones, a un rendimiento acústico de excepción gracias a su estructura de lana de roca.

Este innovador sistema permite crear techos sin uniones que resulten atractivos, flexibles y funcionales, en los que se integran muy fácilmente luminarias, agujeros de ventilación y sistemas de sonido. Gracias a su facilidad de manejo y flexibilidad de instalación, el techo puede ir inclinado, plano, curvado, en blanco o del color preferido por cada uno. Además, permite la creación de islas acústicas e incluso el tratamiento de paredes verticales, además de integrar fácilmente los elementos técnicos habituales.

Mono Acoustic TE resulta idóneo para una amplia gama de aplicaciones, por ejemplo en zonas de recepción, salas de reuniones y conferencias, hoteles y restaurantes. Además, Mono Acoustic TE es un sistema polivalente y se adapta a todos los proyectos, ya sean nuevos o de rehabilitación.

Por otra parte, los paneles de lana de roca Mono Acoustic TE son reciclables y han obtenido la etiqueta danesa ‘Indoor Climate’, que evalúa la calidad de los productos de construcción en la calidad del aire interior.

Gracias a su alto rendimiento acústico, Mono Acoustic TE absorbe el sonido, por lo que ofrece una considerable reducción del tiempo de reverberación y una disminución de los ecos. Las propiedades acústicas de Mono Acoustic TE (αw=0.90) le permiten obtener una absorción Clase A (según la norma ISO 354).

La instalación de los techos Mono Acoustic TE es rápida y sencilla, gracias a tres grandes ventajas:

  • Es ergonómico, gracias a sus anclajes y su formato de 1.200 x 1.200 mm, lo que aporta un considerable ahorro de tiempo.
  • Su manipulación es muy sencilla, ya que los paneles son delgados y ligeros.
  • La aplicación del acabado final es muy simple, al estar diseñado especialmente para eliminar la necesidad de imprimación.
foto
El restaurante fue construido en 1994, bajo las gradas de la pista Suzanne Lenglen, y no había sido renovado, exceptuando algunas reparaciones puntuales.

Ajuste preciso de los paneles

El proyecto arquitectónico se benefició de las ventajas del panel Mono Acoustic TE de Rockfon, división de negocio de Rockwool Peninsular especializada en techos acústicos. Este reciente e innovador producto empareja la elegancia de un techo de una sola pieza, sin estructura visible ni perforaciones, con el elevado rendimiento acústico de la lana de roca. La capa de 30 mm de lana de roca se cubre con un velo blanco en la cara visible, y con un contra velo de elevado rendimiento en la cara trasera. Los paneles pueden inclinarse, curvarse, instalarse planos, pintarse al gusto del cliente o dejarse blancos, como vienen de serie. Las instalaciones técnicas (LED, megafonía, etc.) pueden colocarse fácilmente.

Los paneles se fijan mecánicamente a la estructura y las uniones se rellenan y pulen antes de pulverizar la superficie con una capa de pintura blanca. En el caso que nos ocupa, el color de esta capa hace juego exactamente con el ocre de la famosa tierra batida de Roland Garros. La instalación corrió a cargo de Aquilon (Christophe Jouault, 91 Morsang-sur-Orge), que tiene muchos años de experiencia trabajando en Roland Garros y miles de metros cuadrados a sus espaldas. La calidad de la instalación fue otra de las claves del éxito del proyecto. La complejidad de la disposición en varios niveles exigió un intenso trabajo de dibujo de bocetos y precisos ajustes para que la altura relativa de los paneles fuera la correcta. El acabado también exigió gran precisión, puliendo a fondo cada una de las capas sucesivas de yeso para lograr un granulado final lo más parecido posible al de la tierra batida de la pista.

Aerowool, la nueva tecnologia que combina lana de roca y aerogel

La firma danesa ha creado Aerowool, un revolucionario avance tecnológico para el aislamiento, fruto del encuentro entre los dos mejores aislantes existentes: la lana de roca y el aerogel, un nuevo producto surgido a raíz de diversas investigaciones y de las necesidades del mercado actual del aislamiento, diseñado por Gustav Madsen, ingeniero de I+D de Rockwool.

El aerogel es una sustancia fabricada con la sílice que se encuentra en la arena y compuesta casi por completo (entre un 90-99,8%) de aire. Esto hace que, a pesar de ser una sustancia sólida, sea extremadamente leve, con una densidad de tan solo 3 gramos por centímetro cúbico. Su aspecto semitransparente hace que también se le conozca como ‘humo helado’.

Gracias a su gran porosidad, el aerogel alcanza cualidades notables como material aislante, capaz de aguantar hasta 2.000 veces su peso y de resistir una temperatura de 1.200 °C.

Todas estas características lo han convertido en uno de los materiales comerciales más útiles para el aislamiento térmico. Además, su poca densidad hace que esté especialmente indicado para la construcción de plataformas aéreas, tanto que incluso la NASA utiliza este material como aislamiento para diversas naves y trajes espaciales.

foto
Aerowool combina las propiedades de los dos mejores aislantes existentes: la lana de roca y el aerogel.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS