Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Se basa, principalmente, en la programación de revisiones de los equipos

Mantenimiento preventivo, pieza clave en la productividad

Mónica Daluz08/02/2010

8 de febrero de 2010

El establecimiento de una serie de rutinas de inspecciones periódicas está significando para las industrias un valioso elemento de ahorro de costes. Esta planificación minimiza los correctivos y evita paradas imprevistas de las cadenas de producción. Hoy, la industria asume los costes de esta periodicidad en las revisiones y en la sustitución de piezas como una inversión en la optimización de procesos con la que lograr mayor rentabilidad.

Este tipo de mantenimiento surge de la necesidad de reducir el mantenimiento correctivo y el coste que ello representa. Consiste en la programación de inspecciones de funcionamiento, seguridad, ajuste, limpieza, lubricación, etc., que deben llevarse a cabo en forma periódica, en cualquier máquina o motor, con el objetivo de detectar posibles defectos futuros, para que sean corregidos anticipadamente.

El momento histórico de desarrollo del mantenimiento preventivo podría situarse durante la segunda guerra mundial, en el ámbito militar, con la inspección de los aviones antes de cada vuelo y el cambio de algunos componentes en función del número de horas de funcionamiento.

foto
El mantenimiento preventivo se basa en revisiones programadas a los equipos, un cuidado periódico que permitirá a posteriori planificar los trabajos del departamento de mantenimiento y prever los recambios necesarios.

En la actualidad, son muchos los fabricantes de maquinaria que ofrecen servicios de mantenimiento preventivo, sin embargo, son los propios departamentos de mantenimiento de las industrias los que están incorporando este esquema de trabajo; de hecho, quien mejor conoce las máquinas es el equipo interno. Además, este mantenimiento, al ser programado, se puede realizar en planta, sin necesidad de desmontar los motores ni otros elementos de la línea.

El mantenimiento preventivo se basa en la programación de revisiones de los equipos, apoyándose en el conocimiento de las máquinas, tanto por la vía de la experiencia como por los históricos obtenidos de las mismas, confeccionándose un plan de mantenimiento para cada máquina, donde se realizaran las acciones necesarias, ya sea engrasar, cambian correas, desmontaje, limpieza, etc. Este cuidado periódico conlleva un estudio óptimo de conservación que redundará en una reducción del correctivo, lo que, a su vez, representará una reducción de costos de producción y un aumento de la disponibilidad, pues posibilita una planificación de los trabajos del departamento de mantenimiento, así como una previsión de los recambios o medios necesarios.

Todo son ventajas

El objetivo principal de este protocolo de actuación es detectar tempranamente posibles defectos, para poder corregirlos a tiempo y mantener los sistemas de infraestructura, equipos e instalaciones productivas en completa operación. Las principales ventajas del mantenimiento preventivo son, entre otras, que los equipos operan en mejores condiciones de seguridad, ya que se conoce su estado y sus condiciones de funcionamiento; que disminuye el tiempo de parada de los equipos o máquinas; la mayor duración de los equipos e instalaciones; disminución de repuestos en el almacén y, por lo tanto sus costos, dado que los mismos se ajustan a los informes del mantenimiento; uniformidad en la carga de trabajo para el personal de mantenimiento debido a una programación de actividades, y menor costo de las reparaciones.

El mantenimiento preventivo pretende reducir la reparación mediante una rutina de inspecciones periódicas y la renovación de los elementos dañados

Al habla con…

Felipe Lope, ingeniero técnico industrial del departamento de Oficina Técnica, de GTG Ingenieros

Desde GTG Ingenieros, en Pontevedra, Felipe Lope nos habla de la importancia que tiene para una industria establecer protocolos de mantenimiento preventivo: “Es un tema fundamental en el ámbito industrial; es la base que asegura el buen funcionamiento de las máquinas en el futuro, alargando la vida de estas, y no sólo de las máquinas nuevas. Nosotros instalamos equipos sobre maquinas ya existentes y hacemos adecuaciones en maquinaria antigua”.

Lope, desde su experiencia en la implantación de este tipo de sistemas, asegura que todos los sectores, “desde la automoción —describe— hasta la industria alimentaria deciden llevar a cabo este modo de funcionamiento en relación al mantenimiento de su maquinaria; es fundamental cuando tu productividad depende de que tus máquinas funcionen. En las proximidades de la máquina siempre habrá un operador que controle el proceso, pero, en realidad, el proceso productivo lo está generando la máquina”. “Evitar una avería liviana —concluye nuestro interlocutor— puede evitar lo que, a la larga, podría convertirse en una avería importante”.

foto
Tal como apunta la directiva de máquinas, el manual de instrucciones debe indicar los tipos y la frecuencia de las inspecciones y mantenimientos necesarios por motivos de seguridad e indicar las piezas que puedan desgastarse, así como los criterios para su sustitución.

Es de ley

Felipe Lope, de GTG Ingenieros, nos habla de la legislación vigente en la materia: “Los procesos de mantenimiento no sólo afectan a la ampliación de la vida útil de la máquina, sino también al seguimiento y aumento de la seguridad intrínseca de la máquina. Y es que además se recoge así en la directiva de máquinas 2006/42/CE de reciente implantación en el panorama de la seguridad industrial (desde el 29 de diciembre de 2009) que contempla la realidad documental de los procesos de mantenimiento”. Lope se refiere al siguiente párrafo: <<...El sector de las máquinas constituye una parte importante del sector de la mecánica y uno de los núcleos industriales de la economía de la Comunidad. El coste social debido al importante número de accidentes provocados directamente por la utilización de máquinas puede reducirse integrando la seguridad en las fases de diseño y fabricación de las máquinas y con una instalación y un mantenimiento correctos...>> <<...El manual de instrucciones debe indicar los tipos y la frecuencia de las inspecciones y mantenimientos necesarios por motivos de seguridad. En su caso, indicará las piezas que puedan desgastarse, así como los criterios para su sustitución...>>.

Lope señala acerca de esta cuestión que “en el punto 1.6 del Anexo I de la directiva se dedica todo un apartado al mantenimiento desde el punto de vista de la seguridad, enfocado desde las obligaciones de los fabricantes de maquinaria.” El texto en cuestión dice textualmente: “<<...Cada manual de instrucciones contendrá como mínimo, cuando proceda, la información siguiente: r) la descripción de las operaciones de reglaje y de mantenimiento que deban ser realizadas por el usuario, así como las medidas de mantenimiento preventivo que se han de cumplir...>>.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS