Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Arquitectos e ingenieros jóvenes son receptivos a la madera tratada”

Entrevista a Benoit Jobbé-Duval, Presidente de Aneproma

Redacción Interempresas13/01/2010
Benoit Jobbé-Duval es presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Protección de la Madera (Aneproma) desde abril de 2009. Durante este año, la asociación ha incrementado el número de socios en un 25%. Tras más de diez años de actividad, algunos altibajos y complejos frentes abordados, Aneproma es una organización madura, compacta y con muchos retos por delante.

Aneproma reconoce la inmensa trayectoria de Jaime Alcácer, su presidente de honor, en su labor incansable de promoción del uso de la madera y de divulgación de la correcta protección de la misma de acuerdo con su uso. “No es concebible esta Asociación sin la figura de Jaime Alcácer –afirma Benoit Jobbé–Duval–; es un luchador, una referencia para todo nuestro sector”.

foto
Benoit Jobbé-Duval, presidente de Aneproma.

¿Por qué se crea Aneproma?

Nuestra profesión necesitaba de una asociación fuerte. Aneproma defiende la madera tratada nacional. Insistimos permanentemente en que nuestra industria consuma madera española y que ésta sea tratada en los numerosos autoclaves que existen en nuestro país. Frecuentemente entran maderas tratadas con productos que están prohibidos en España. Asimismo, estos productos tampoco se aplican en los niveles de exigencia que aquí nos hemos marcado, porque los riesgos biológicos que tenemos que cubrir no son los mismos que se tienen que cubrir allende los Pirineos, por una sencilla razón: la existencia en nuestro territorio de la termita y de una climatología muy diferente a la del norte de Europa.

Otro de los principales retos de Aneproma es la promoción de la madera como material importantísimo en la sociedad actual. Todavía hay personas que consideran que emplear madera es contribuir a la deforestación. En sintonía con un documento magnífico editado por la CEI-Bois, patronal europea de la madera, no nos cansamos de transmitir lo contrario: utilizar madera es una de las estrategias clave para luchar contra el cambio climático.

La promoción y la divulgación a todos los niveles de la madera tratada han de ser constantes y permanentes. De hecho, una de las primeras decisiones de la actual directiva ha sido la organización de eventos en toda España, coordinadas de la mano de agrupaciones empresariales y administraciones locales, para tratar de mejorar día a día la imagen de la madera tratada.

“Hemos demostrado con mucho trabajo que la química bien empleada es beneficiosa e inofensiva en nuestra industria”

Creo que este gran proyecto de difusión de la madera tratada se llama ‘Tour de Aneproma’, y ya ha celebrado su primer encuentro en Asturias…

En efecto, el 'Tour de Aneproma' reúne una serie de sencillos mensajes clave para aclarar que el consumo de madera es necesario, y presenta la madera tratada como material idóneo para aplicaciones en clases de uso 2, 3 y 4; todo ello con el fin de que administraciones, constructoras y prescriptores en general lo conozcan y, poco a poco, pierdan el temor a emplearla en sus proyectos.

¿A quiénes se dirige Aneproma principalmente con este proyecto informativo?

Los principales destinatarios de nuestro mensaje en el Tour son la Administración, los colegios de arquitectos y las ingenierías, esto es, todas aquellas personas que hacen prescripción y son susceptibles de incorporar la madera tratada en sus proyectos. Nos cuesta mucho que ingenieros y arquitectos asistan a nuestras convocatorias; frecuentemente, los más jóvenes son más receptivos a este material. Sin embargo, la madera tratada se utiliza y mucho en obras públicas en costas, parques naturales, ayuntamientos… lo que nos da a entender que las administraciones están captando y comprendiendo nuestro discurso.

Lo ideal es que todos los eslabones de una obra exijan calidad; la propiedad, el prescriptor, el director de obra y el constructor. Administraciones y arquitectos tienen la capacidad de exigir que se utilice madera tratada, pero todos los profesionales implicados han de disponer de información y ser conscientes de la importancia de trabajar con un material de calidad.

Todo ayuntamiento es comprador potencial de una construcción en madera tratada. Desde Aneproma pretendemos que ninguno quede decepcionado. Nosotros les informamos acerca de lo que deben exigir.

¿Qué otras acciones tiene previsto llevar a cabo Aneproma en el año que ahora comienza?

En la primavera de 2010 la localidad vasca de Biarritz acogerá el IRG (International Research Group of Wood Protection); el mayor congreso mundial en torno a la madera tratada. Todos los agentes interesados en la materia acuden a este evento, que el año pasado tuvo sede en Pekín. El IRG es un congreso científico del cual emanan numerosas comunicaciones y publicaciones que serán la referencia para el sector en el futuro inmediato. Aneproma presentará allí, en colaboración con el Inia y con María Teresa de Troya, miembro activo del IRG, una publicación sobre el estado del arte y la protección de su madera en España.

Por otra parte, estamos pensando en seguir con nuestro 'Tour' en el País Vasco, Navarra y Cataluña; zonas que ya han solicitado nuestra presencia, aunque el 'Tour' se realizará también por el resto de Comunidades.

“España está tecnológicamente preparada para atender cualquier requerimiento sobre madera tratada”

¿Cuál es el espectro o perfil de empresas adheridas a Aneproma?

Aneproma tiene la virtud de agrupar a todo el gremio afín a la madera tratada. La Asociación acoge desde carpinteros interesados en el tratamiento de la madera, hasta empresas que poseen instalaciones para hacer tratamiento en profundidad, pasando por firmas especializadas en tratamiento curativo mediante sistemas tradicionales. Aneproma no está orientada sólo a empresas propietarias de autoclaves, si bien éstas son obviamente el pilar de la Asociación.

¿Cómo valora usted el nivel de profesionalidad alcanzado, en general, por las empresas-miembro de Aneproma?

Las empresas que conforman Aneproma se han profesionalizado mucho en el transcurso de estos años, ofreciendo garantías de cara al uso de la madera tratada incluso en las aplicaciones más exigentes. A corto plazo, apreciar la calidad de un tratamiento no es fácil; porque hay productos incoloros y porque verificar la profundidad de un tratamiento implica métodos destructivos. Por ello es básica la seriedad y profesionalidad del proveedor de la madera tratada.

¿Cómo ha afectado al colectivo que usted representa los profundos cambios en la legislación sobre productos biocidas?

Todos los actores de la protección de la madera hemos tenido que adaptarnos a la nueva legislación. La normativa actual nada tiene que ver con lo que se nos exigía hace unos años; a nivel de productos, de procesos y tecnología de tratamiento. Hemos hecho los deberes, nos hemos puesto al día, y también hemos tenido que defender una serie de productos que estaban cuestionados en Europa. Algunos han pasado a la historia, como el arsénico, pero hemos conseguido que otros ingredientes activos, ínfimamente nocivos dentro de un uso correcto, continuaran siendo aceptados. En general, todo producto químico que iba al sector de la madera tratada tenía de por sí una mala imagen. Hemos demostrado con mucho trabajo que la química bien empleada es beneficiosa e inofensiva en nuestra industria.

¿Qué acciones recientes ha llevado a cabo la asociación en materia de formación?

Con la aportación de numerosos miembros de la asociación, Aneproma ha editado un Manual del Aplicador de Protectores de la Madera dedicado a los alumnos que reciben la cualificación profesional que les permite el uso de biocidas. En los últimos dos años hemos llevado a cabo varios cursos sobre aplicación de productos químicos en la madera y nos faltaba un soporte específico para orientar y guiar a los alumnos, que se ha materializado en la realización del manual.

¿Estamos preparados para atender correctamente cualquier demanda relacionada con madera tratada?

España está tecnológicamente preparada para atender cualquier requerimiento sobre madera tratada. Existe información disponible, hay métodos de tratamiento normalizados y contrastados y los productos de tratamiento obedecen a unas exigencias normativas y están registrados en el Ministerio de Sanidad y Consumo. Todos los ingredientes para trabajar bien están a mano. De cada profesional depende que se utilicen correctamente.

¿En qué situaciones es aplicable la madera tratada?

La madera tratada es aplicable en agricultura (vallas, estacas, espalderas…), mobiliario urbano (bancos, papeleras, áreas infantiles…), infraestructuras (quitamiedos, barreras acústicas, puentes, pasarelas), construcción (cubiertas, estructuras…)… La vida transcurre en gran medida en el exterior, y el exterior ofrece innumerables posibilidades de colocar madera tratada.

¿Observa usted que la madera tratada tiene recorrido como material en un futuro inmediato?

Como almacén de CO2, la madera será el material protagonista en la construcción del futuro. El consumo de la masa forestal es garantía de ese almacenamiento y de la generación de nuevos sumideros en el porvenir. No emplear la madera que la Naturaleza pone a nuestra disposición significaría que esa masa forestal, a medio plazo, sólo servirá para emitir más CO2 a la atmósfera, ya que se vuelve decrépita y pasa de ceder O2 al medio y absorber CO2 a consumir O2 y emitir CO2 al contrario de lo que piensa la gente, si lo pensamos con calma es muy parecido al ciclo de los humanos en los que cuando nos hacemos mayores perdemos vitalidad.

No podemos obviar preguntarle sobre la crisis. ¿Está afectando también a las empresas de este sector?

Me consta que todas las empresas de la asociación atraviesan momentos difíciles. Nadie está exento del azote de la crisis. En estas condiciones es difícil prosperar. En el mejor de los casos, las empresas se mantienen, pero todas padecen dificultades de todo tipo. Por ello, la principal labor que puede desarrollar Aneproma es continuar su labor de promoción y divulgación sobre la madera tratada, para ampliar su mercado potencial en España.

Junto con Confemadera, nuestro secretario general, José Miguel Solís, se ha volcado con Aneproma. Confío en que su esfuerzo y empuje sirvan para avanzar en este sentido. Mi mayor deseo para 2010 es que las casi 200 firmas que en España poseen autoclaves se sumen a este proyecto para apoyarnos mutuamente en este objetivo común.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Nacional de Empresas de Protección de la Madera

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS