Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Abus Grúas, S.L.U. - Grúas taller y puentes-grúa

Abus EHB-X

Grúa monorraíl: para una mayor altura máxima de gancho

Foto de Grúa monorraíl

El sistema de grúas suspendidas Abus es, desde hace años, la respuesta a necesidades de transporte ligeras, por ejemplo en salas de montaje o para transportar piezas sueltas que no se pueden levantar a mano sin riesgo de lesionarse la espalda.

El sistema de la familia HB de Abus cuenta ahora con el modelo EHB-X, una grúa monorraíl que se incluye en el programa de grúas suspendidas con varias e interesantes ventajas. La letra X denota aquí la versión de la viga elevada, que permite un aprovechamiento máximo de la altura de la nave.

Como en todas las instalaciones HB, la vía de grúa se suspende con los más variados sistemas, según el tipo de nave, directamente al techo o a una estructura de acero independiente y autoportante. El EHB-X tiene una capacidad de carga de hasta 1.000 kg y una longitud máxima de viga de hasta 8 metros, según la capacidad de carga.

En las grúas convencionales EHB, la viga de grúa cuelga en posición transversal debajo de las vías y puede desplazarse así en la dirección del raíl. En el carro dentro de la viga de grúa se instala también el ya famoso polipasto de cadena ABUCompact de Abus como mecanismo de elevación. En la nueva versión elevada, la viga de grúa no cuelga por debajo, sino entre los dos ramales de raíl con unos terminales de viga especiales. La viga de grúa se desplaza a la misma altura que los raíles, de forma elevada entre éstos. Se reduce así la altura de montaje de la instalación en varios y valiosos centímetros, mejorando la altura de gancho.

Otra ventaja más es su desplazabilidad: el EHB-X es la primera grúa monorraíl que puede equiparse con sistema eléctrico de traslación. El motor HBF es un accionamiento por rueda de fricción, conectado con las cabezas del EHB-X mediante un ensamblaje no rígido. ABUS recomienda motores eléctricos de traslación con cargas a partir de los 500 kg. Pero la nueva grúa monorraíl se puede utilizar con gran eficiencia incluso sin motor de traslación. Como en todas las instalaciones HB, el desplazamiento es muy suave. Las cargas de menor peso se pueden desplazar fácilmente a mano.

Gracias a un dimensionado muy corto de las cabezas, se alcanzan dimensiones de tope muy reducidas. Permiten alcanzar muy bien, por ejemplo, los puestos de trabajo próximos a las paredes.