La multinacional aumenta sus pedidos en el mercado español en un 11,44%

Linde incrementa su cuota de mercado y facturación en España y Portugal en 2011

Esther Güell01/06/2012

1 de junio de 2012

Los primeros meses del ejercicio 2011 indicaban una tendencia a la alza en el mercado español de carretillas Linde Material Handling de un 14,1%. Sin embargo, durante el segundo semestre, el mercado sufrió una desaceleración, que solo permitió al final del ejercicio un crecimiento global del mercado en un 3,8%. Por su parte, en Portugal el comportamiento del mercado fue claramente negativo a lo largo del año, con un resultado global de crecimiento de -9,5%. Estas son algunas de las cifras que presentaron Jaime Gener Bover, director gerente de Linde MHI, Montserrat Trujillo, responsable de Advertising, y Xavier Gil, director de producto de la firma, a finales de mayo de este año.

Sin embargo, por otro lado destaca que la evolución de entrada de pedidos fue altamente satisfactoria, con un incremento de 11,44% en el mercado Español, y un 42,5% en el mercado portugués.

 

2011

2010

Facturación neta

114.711.668 €

110.937.427 €

Entrada de pedidos

119.537.347 €

115.898.353 €

Nº empleados

329

328

EBT (Bº antes de impuestos)

3.757.871 €

2.481.657 €

“Estos resultados son consecuencia de nuestro permanente esfuerzo para ser más eficientes en nuestra gestión. Nuestra capacidad técnica de atención al cliente sigue siendo nuestra gran apuesta y por ello gran parte de nuestros recursos se destina a mantener el nivel de calidad y disponibilidad del servicio técnico”, afirmó el director gerente de Linde MHI.

Asimismo, Gener recordó también que a primeros de 2011 la compañía presentó una nueva generación de carretillas eléctricas de gran tonelaje con capacidades de carga de 2 a 5 toneladas (series 387 y 388), con una excelente aceptación en el mercado, lo cual nos ha permitido consolidar nuestro crecimiento en este segmento.

Por otra parte, mencionó la apertura de las nuevas instalaciones de su concesionario Carelsa en Almería, “que nos está permitiendo estar más cerca de las empresas del sector hortofrutícola de esta zona de España, para brindarles una cartera integral de servicios más cercanos y con la calidad y eficiencia que este ramo requiere”.

Por otra parte, en noviembre de 2011 Sogacsa, el concesionario Linde para Galicia, inauguró unas nuevas instalaciones en una parcela cuya superficie ocupa 11.500 metros cuadrados, con 7.000 construidos, destinados a oficinas, almacén de recambios y talleres. “Esta puesta en marcha es sumamente importante para el desarrollo de Linde en la zona por el gran potencial que significa el mercado gallego”, mercado que gestiona unas 5.000 unidades. El directivo quiso agradecer además el esfuerzo que está realizando toda nuestra estructura, concesionarios y delegaciones Linde, para mantener nuestros elevados estándares de atención al cliente en todas las facetas del negocio”.

foto
Linde presentó los últimos datos de la compañía, así como sus más recientes novedades, ante un nutrido público de la prensa especializada.

Nuevo concepto Linde para la gestión de flotas

Linde ha desarrollado (re-creado) un concepto de gestión de flotas que puede ser la solución a muchas de las problemáticas con que se encuentran las empresas a la hora de renovar su parque de carretillas y contar en todo momento con el stock más adecuado a las necesidades. Se trata de Linde Fleet Management, cuyos principios se resumen en:

  • Flexibilidad: Linde se adapta a los requerimientos del cliente de disponer de un mayor o menor número de unidades en función de las necesidades puntuales de su operativa.
  • Disponibilidad: Ofrecen el vehículo más adecuado en el momento que se requiere.
  • Fiabilidad: Su servicio integral de mantenimiento preventivo y correctivo garantiza un elevado nivel de operatividad de toda la flota.
foto
El concepto Linde Fleet Management se adapta a los requerimientos del cliente de disponer de un mayor o menor número de unidades en función de las necesidades puntuales de su operativa (Almacén de Coca-Cola en Montornès del Vallès, Barcelona).

Además, a través del Linde Fleet Management la compañía gestiona cualquier tipo de flota, no sólo de vehículos Linde. Y para poder desarrollar esta ‘fórmula perfecta’ y personalizada para cada cliente, los asesores de Linde realizan un análisis exhaustivo de las aplicaciones y procesos donde intervienen carretillas.

Linde ha desarrollado esta solución conscientes que, a menudo, los clientes se encuentran con máquinas que ya se no adecuan a sus necesidades, “bien por un sobredimensionamiento de la oferta, bien por un envejecimiento del parque, etc., lo que supone una menor productividad, tal como explicó Xavier Gil. El director de producto de la firma, además, explicó que “Fleet Management combina las ventajas de los alquileres de flotas de corto plazo y las de los alquileres a largo plazo, aportando una mayor adaptabilidad a la necesidad estacional y la flexibilidad ante cambios de producción”. En cuanto al parque de carretillas que Linde proporciona a sus clientes “son máquinas en perfecto estado, pero no necesariamente nuevas, lo que reduce aún más el coste del alquiler”, añade.

Por otra parte, si bien esta solución se dirigía inicialmente al sector de la distribución, Gil admitió que “diferentes sectores industriales, de la automoción, etc., han mostrado también mucho interés”.

Rápida respuesta a la demanda

Este tipo de servicio requiere de una elevada capacidad de respuesta ante la demanda del cliente. Para ello, Linde cuenta con la mayor parte de su flota repartida por todo el territorio. Además, tal como comenta Xavier Gil, “se permite a los clientes tener en la empresa, en ‘standby’, algunas máquinas que puedan utilizarse para cubrir una avería de otra que esté trabajando en modo Fleet Management. Si se diera el caso de necesitarla para un momento de sobredemanda, se pacta un precio por horas. Y si la demanda es para más tiempo, tenemos capacidad para entregar rápidamente las máquinas necesarias”.

Propulsión Linde en un coche eléctrico

La empresa Karabag GmbH, especialista del mercado alemán de vehículos eléctricos, ha desarrollado su modelo New 500 E, un nuevo vehículo de bajo coste, 299 euros (en el mercado alemán) en concepto de cuota de leasing mensual. Esto es posible, entre otras cosas, por el empleo de un sistema de propulsión eléctrica de serie, de acreditada eficacia, de la gama de productos de Linde Hydraulics.

El Karabag New 500 E, basado en un Fiat 500, equipa una batería de litio-polímero, que ofrece un coste relativamente bajo, gracias a un sistema de propulsión eléctrica económico y eficiente. En el diseño y la optimización de este sistema de propulsión, Karabag contó con el apoyo de Linde Material Handling GmbH, a través de su área de negocios Linde Hydraulics. Esta empresa ha construido en los últimos 40 años alrededor de 3,5 millones de sistemas de propulsión eléctrica para máquinas de trabajo móviles, como, por ejemplo, carretillas elevadoras o tractores eléctricos de arrastre.

Cuando los ingenieros de Linde empezaron a colaborar con Karabag, ya existía un concepto básico, aunque éste tenía todavía potencial de optimización. Los especialistas en sistemas de propulsión sustituyeron el motor refrigerado de 30 kW nominales, que se había previsto inicialmente, por un motor sin refrigeración mucho más ligero de 28 kW, mejorando así las funciones del control electrónico. Por consiguiente, el Karabag New 500 E, que está disponible a partir de ahora, presenta mucha más fuerza de empuje o ‘boost’ que la versión original y supuestamente más potente.

El trabajo de desarrollo común ha dado como resultado un vehículo, que con una potencia máxima de 28 kW alcanza una velocidad hasta 105 km/h, que acelera de 0 a 50 km/h en 8,5 segundos y que tiene una autonomía de 100 km, satisfaciendo así plenamente las exigencias de la movilidad urbana.

foto
Con el New 500 E, Karabag ofrece un vehículo eléctrico, que en términos de costes puede competir perfectamente con uno de gasolina.

30 años de colaboración con Porsche

En Linde Material Handling (LMH), el diseño de las carretillas se ha desarrollado a lo largo de mucho tiempo hasta convertirse en un componente fijo de la marca. Ya en el año 1985, la empresa fue galardonada por primera vez con el ‘iF Design Award’ por el excelente diseño de sus carretillas diésel de la serie 351. Hasta la fecha han seguido otros veinte premios para los más diversos modelos de vehículos. Los factores que marcan el aspecto exterior de los equipos de manutención de Linde son, hoy igual que ayer, conceptos técnicos revolucionarios, que redundan en beneficio para el cliente, así como la cooperación con Porsche Engineering, que este año cumple 30 años.

La cooperación con Porsche se extiende a lo largo de todo el proceso de desarrollo: desde la concepción hasta la finalización y optimización de la fabricación, pasando por la fase de desarrollo, que incluye la elaboración del diseño. Sin embargo, en Linde no buscan el diseño sin utilidad ni tampoco un estilo superficial. El conductor y su puesto de trabajo son el centro de atención del proceso de diseño, deben transmitir una sensación de espacio confortable y proporcionarle óptimas condiciones de visibilidad, funciones de manejo intuitivas y un acceso y salida cómodos.

A través de un concepto de diseño, cada producto transmite un mensaje visual. Esto vale tanto para los coches deportivos como para las carretillas elevadoras. Por ejemplo, la dinámica silueta baja de la carretilla, con larga distancia entre ejes y su característica parte trasera sugiere confort y rendimiento, lo que significa que el conductor no está subido a la carretilla, sino que está protegido dentro de ella. Los aspectos exterior e interior de los equipos de manutención han estado sujetos a una evolución notable. Si las formas y los contornos podían considerarse suaves hasta la introducción de las carretillas diésel y GLP de la serie 39X en el año 2002, ahora se han vuelto más acentuados. Y desde entonces, esta característica de diseño está presente en todos los equipos de manutención, desde las carretillas de gran tonelaje H100 a H180, hasta la nueva carretilla Combi de pasillo estrecho Linde K, pasando por la carretilla retráctil Linde R14X y la transpaleta Linde T20 SP. Todas ellas disponen de una marcada forma en V con la parte trasera inclinada hacia abajo. Otra característica típica de Linde, que es fácilmente reconocible y que ha quedado establecida desde la introducción de las carretillas Linde E20 a E50 el año pasado, es un elemento moldeado lateral en color gris oscuro con el logotipo de Linde. Este elemento permite que las letras blancas sean fácilmente identificables y legibles, incluso a larga distancia y con pinturas personalizadas claras. Al mismo tiempo, señala el punto de acceso, y ayuda a equilibrar las líneas y proporciones en su conjunto. En resumen, Linde incorpora a sus carretillas el concepto de diseño de la industria del automóvil.

foto
Al inicio de cada proyecto se realizan diseños en dos dimensiones.

Nueva serie K para pasillos estrechos

Linde MH aprovechó el encuentro con la prensa para pormenorizar los detalles de su nuevo vehículo para aplicaciones de pasillo estrecho: la gama K, con una capacidad de 1.500 kg y una altura de elevación de más de 16 metros, disponible desde el pasado otoño. En su versión avanzada, la carretilla ofrecerá más opciones de confort en la cabina, así como la posibilidad de integrar etiquetas RFID para implementar funciones de seguridad de control de navegación y de detección de zonas. Y al igual que todos los equipos de manutención de Linde, también la serie K ha sido desarrollada en colaboración con Porsche Design, “desde la cabina hasta los mandos o el mástil” —puntualizó Xavier Gil— en función de las necesidades del cliente”.

La cabina de conducción presenta una clara evolución: Debido a que los procesos de preparación de pedidos se realizan cada vez más en pasillos estrechos, este aspecto ha sido uno de los enfoques principales en el desarrollo de la nueva máquina. La cabina ha sido optimizada para proporcionar al conductor un mejor acceso tanto a los palés sobre las horquillas como al género en las estanterías. Para ello, se ha desarrollado una ‘barrera inclinable’ opcional, que permite al operario alcanzar de forma más rápida y confortable el género situado en la parte trasera de la estantería. De esta manera, el proceso de trabajo no solo se acelera, sino que también se vuelve mucho más ergonómico. Al depositar el género sobre la carretilla, el conductor puede apoyarse sobre los reposarrodillas en la parte frontal de la cabina. Además, el panel de mando bipartito proporciona un confort adicional a la nueva carretilla K. El operario trabaja de pie entre los dos paneles a la derecha e izquierda de él, teniendo libre acceso a la barandilla de la cabina. Esto resulta especialmente ventajoso a la hora de manejar artículos voluminosos. Y con el ajuste adecuado, el operario puede conducir el vehículo también cómodamente en posición sentada.

La tecnología RFID proporciona funcionalidades adicionales al vehículo. No sólo las funciones de seguridad de control de navegación, como son el frenado al final de pasillo y la reducción de la velocidad de marcha, pueden configurarse y modificarse de forma más flexible, sino también la detección de zonas. Así, por ejemplo, pueden incorporarse a los parámetros para esta función irregularidades del suelo u obstáculos como zonas detectables.

foto
En la gama K, el asiento es abatible, al igual que los mandos, dejando mucho más espacio para moverse y acceder al producto deseado.

Empresas o entidades relacionadas

Linde Material Handling Ibérica, S.A.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS