“Hoy, sectores como el del ‘retail’ serían difícilmente entendibles sin sistemas de radiofrecuencia”

Entrevista a Jon Ibáñez, director de Negocio de ‘Logística’ en Atos

David Muñoz05/10/2011

5 de octubre de 2011

La reducción de costes y la mejora en el servicio son dos objetivos fundamentales en cualquier proyecto de optimización de la gestión logística. Para ello, un sistema para la gestión de almacenes es el paso previo para alcanzar una gestión integral que cubra toda la logística de la empresa con menos aplicaciones informáticas especializadas, además de aportar mayor capacidad de respuesta frente a la demanda final y atender en tiempo real la necesidad de los clientes. Con más de 300 implantaciones en España, el Sislog Almacén, de la firma Atos, es ya toda una referencia en este ámbito de trabajo.

Atos ha sido protagonista recientemente de una operación empresarial muy destacada en el ámbito de las tecnologías de información, que ha derivado incluso en un cambio de nombre e imagen de la compañía. ¿Podría resumirnos en qué ha consistido?

Atos nace de la compra por parte de Atos Origin de la línea de negocio Siemens IT Solutions and Services, una operación por la que Siemens ha pasado a tener un 15% de la nueva compañía (Atos cuenta con unos ingresos anuales de 8,7 billones de euros y con 78.500 empleados repartidos por 42 países) y a ser su mayor cliente.

foto
Jon Ibáñez, director de Negocio de ‘Logística’ en Atos, en el stand compartido con el partner Movilges en SIMO network.

¿En qué medida les puede beneficiar en España esta operación?

Las expectativas que tenemos son muy positivas de cara a que nos dé un mejor posicionamiento, un mayor conocimiento de mercado y la posibilidad de transmitir más confianza al mercado. Atos cuenta ya con una sólida presencia en España, con una plantilla de 5.700 profesionales que dan cobertura a nuestros cuatro mercados principales: Industria y Distribución Comercial; Sector Público, Sanidad y Transporte; Servicios Financieros, Telecomunicaciones, Media y Tecnología; y Energía y Utilities.

Como responsable de negocio de Logística en Atos, ¿cómo describiría la situación que atraviesa este mercado en nuestro país y, más concretamente, la gestión de datos en almacenes?

El sector acumula dos años realmente críticos, pero a pesar de ello Atos ha logrado mantener una sólida posición en el mercado gracias a la base ya instalada. Somos el número uno en España en la gestión de almacenes, con más de 300 instalaciones funcionando, y eso transmite seguridad.

¿En qué medida está afectando la crisis a las inversiones que van dirigidas a la gestión de almacenes? ¿No es éste el mejor momento para que las compañías apuesten por estrategias que aumenten su productividad?

Lo que está conllevando la crisis es un mayor recorrido de la inversión. Es decir, antes las empresas eran más ágiles a la hora de decidir la implementación de las nuevas tecnologías en sus almacenes. En apenas unos meses se podían ejecutar esos proyectos. Ahora, la liberalización de los presupuestos no es tan sencilla, todo se mira con lupa y se pide una demostración palpable de que se va a lograr un rápido retorno de la inversión (ROI).

¿Y cómo se puede hacer ver a una empresa la rentabilidad que va a obtener con esa implantación?

En Atos tenemos herramientas que nos permiten demostrar a los clientes cómo la incorporación de tecnología en sus almacenes mejorará su productividad y su nivel de servicio, con un ROI inferior en muchas ocasiones a un año.

¿Se ha logrado ya un óptimo nivel de modernización en la gestión de datos en los almacenes españoles? ¿Queda mucho camino por recorrer?

Hay datos sobre el nivel de penetración tecnológica en las compañías españolas que señalan que estamos todavía un 30% por debajo de los países europeos más avanzados en la gestión de almacenes, tales como Francia, Alemania o Inglaterra.

¿No se avanzó lo suficiente en este sentido durante los tiempos de bonanza económica?

Sí, sin duda. Personalmente le puedo decir que llevo 23 años en este sector y que participé como cliente en la creación de uno de los primeros almacenes con tecnología que nacieron en España, el de Unilever. Desde entonces, la evolución ha sido muy significativa. Hoy, sectores como el del ‘retail’ serían difícilmente entendibles sin sistemas de radiofrecuencia y sin automatismos que han permitido mejorar su productividad.

foto
Dispositivo de radiofrecuencia por voz, una tecnología cada vez más empleada en la gestión de almacenes.

Un pequeño inciso ahora que comenta el asunto de la automatización. Hoy, se han dado a conocer los datos del paro del mes de septiembre, con más de 95.000 nuevos desempleados. ¿Supone la automatización de los almacenes un factor inversamente proporcional al empleo?

No se puede negar que algunas empresas están buscando reducir personal en los almacenes porque los costos de las operaciones impactan de forma directa sobre la cuenta de resultados. Algunas destinan este personal a otros menesteres en la propia compañía, y otras, que ya contrataban los servicios de manipulación a terceros, lo que están haciendo es reducir este nivel de subcontratación.

¿Qué ventajas puede encontrar un almacén implementando sistemas de gestión como el Sislog desarrollado por Atos?

Nuestra gran enseña es el aumento de productividad e incremento de la calidad del servicio (reducción de errores), algo que logramos en mayor o en menor medida de acuerdo a la dimensión del almacén de nuestro cliente y de su volumen de operarios. Obviamente, en almacenes pequeños, con dos trabajadores, el incremento de productividad no es tan significativo como en un almacén con 40 operarios, aunque en esos casos también se puede incidir en la mejora de la calidad del servicio y en la gestión más eficiente de las actividades.

Uno de nuestros casos de éxito más recientes ha sido la implantación de Sislog Almacén en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, donde logramos reducir el nivel de inventarios en un 50%, disminuir el tiempo de respuesta a la mitad, incrementar el número de peticiones atendidas en más de un 15% y lograr ‘cero defectos’ en la preparación del pedido.

En la gran mayoría de los almacenes en los que hemos trabajado, sean grandes o pequeños, se ha logrado un nivel de fiabilidad del inventario superior al 95%, logrando con ello reducir el nivel de stock de seguridad de estas empresas.

En esas más de 300 aplicaciones en las que ya han trabajo con Sislog Almacén, ¿cuál ha sido la mayor reducción de costes que han logrado?

Tenemos casos del 35-40%. Cuando las empresas pasan de trabajar con tecnología de radiofrecuencia convencional a radiofrecuencia por voz, el impacto puede ser de hasta el 20%. La radiofrecuencia convencional opera con escáneres donde se registran todos los movimientos de entrada y salida del inventario, mientras que en la radiofrecuencia por voz la introducción de datos se ejecuta mediante comandos verbales. El sistema indica las tareas que tiene que hacer el operario y éste las va confirmando según las ejecuta.

¿Está la radiofrecuencia de voz ya muy implantada en España?

Sí, Atos ya tiene 46 instalaciones de este tipo funcionando, con un parque de más de 1.000 terminales, dando cobertura a 1.900 usuarios. Comenzamos con esta tecnología en el año 2004 mediante una prueba piloto con dos compañías de la base instalada de Sislog (Gadisa y Sabeco) y luego fueron implementándola firmas de la talla de Condis, Día, Eroski, Dinosol, Supermercados Lupa y otras compañías del Grupo IFA como un elemento clave para la gestión de sus almacenes.

¿Qué actividades propias de un almacén pueden integrarse dentro de un sistema como  Sislog?

Sislog contempla todas las actividades que se pueden gestionar en un almacén (gestión de parking, recepciones, ubicaciones, crossdocking, picking, manipulación, carga de camión,..), incluyendo también  la integración con los diversos subsistemas automáticos como los ‘miniloads’, los ‘paternosters’, los armarios rotativos,…. cada vez más presentes en los diversos sectores de actividad.

foto
Cuando las empresas pasan de trabajar con tecnología de radiofrecuencia convencional a radiofrecuencia por voz, la reducción de costes puede ser de hasta el 20%.

¿En qué se puede avanzar aún más a nivel tecnológico dentro de la gestión de almacenes?

La introducción de la radiofrecuencia a finales de los 80 y principios de los 90, supuso una gran revolución en la gestión de los almacenes, que ha tenido su continuidad desde hace siete años con la aparición de la radiofrecuencia por voz.

También ha supuesto un gran avance la incorporación de la denominada RFID (Radio Frequency Identification), que hasta ahora quizás no ha tenido una implantación tan generalizada por el coste de los tags o dispositivos de almacenaje de la información. En circuitos cerrados de almacenaje como los relacionados con materias primas o la reutilización de contenedores, sí que resulta una alternativa interesante, pero no en productos de bajo coste que tienden a morir en la casa del consumidor.

¿En qué sectores se ha logrado una mayor implantación hasta la fecha con el sistema de gestión Sislog?

Yo los resumiría en cuatro. En primer lugar, el sector de los operadores logísticos, que durante los últimos años ha movido mucho negocio. Muchas de sus empresas eran especialistas de transporte, que apenas contaban con tecnología y que han ido evolucionando hasta ser operadores logísticos.

También está el sector ‘retail’, que es con el que comenzamos y donde más referencias tenemos actualmente, con clientes de la talla de Mercadona, Sabeco, Eroski, Condis, Gadisa, Día, Supermercados Mas, Miquel Alimentació…

En el sector de ‘pharma’ contamos igualmente con grandes referencias como Esteve, Santiveri, Johnson, Bayer, el ya mencionado Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla... Es un mercado que ha apostado fuerte por la tecnología adoptando muchos automatismos en sus procesos.

Y por último, destacaría el ‘manufacturing CPG’ (Consumer Packaged Goods), donde también hemos realizado importantes operaciones.

¿Cuál destacaría Ud. como la implantación más exitosa de Sislog Almacén?

Nuestro cliente más significativo podría ser Mercadona, una compañía que desde inicios de los años 90 confió en la solución tecnológica que teníamos por aquel entonces, y que en el año 96, con la llegada de los sistemas abiertos, se convirtió en la primera en emplear en España Sislog como producto. Desde entonces ha implementado nuestra solución en todas sus plataformas e incluso combinada con los otros sistemas que tiene en el almacén de Ciempozuelos, considerado uno de los almacenes más automatizados del mundo.

¿Qué nivel de modularidad ofrece el Sislog Almacén? ¿Es sencillo ajustarlo a las peculiaridades de las empresas?

Otro aspecto importante de Sislog es que hemos ido desarrollándolo en base a los requerimientos de nuestros clientes y dotándolo de un catálogo funcional con el que adaptarse al mundo de un ‘retailer’, de un operador logístico, de una farmacéutica o de una empresa de alimentación. Eso se ha hecho mediante una capa de integración con nuestros clientes que permite configurarlo a su medida. Cada almacén tiene sus peculiaridades y para dar soluciones a las mismas contamos con un equipo de más de 80 personas.

¿Qué tiempo de implantación tiene Sislog Almacén?

En un almacén estándar, de unos 10.000 metros cuadrados y unos 15-20 operarios, estamos hablando de tres o cuatro meses, incluyendo el estudio previo y la sincronización de todos los sistemas que tenga esa compañía. De todas formas, en ese aspecto, dependemos del tiempo que nos dedique el cliente.

Aprovechando que estamos en el SIMO network… ¿Están entrando bien las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el sector Logístico: wifi, bluetooth, etc.?

La tecnología wifi está ya muy implantada y el bluetooth se está empleando sobre todo como una solución adicional. Por ejemplo, nosotros lo estamos utilizando para conectar los auriculares a los terminales de voz sin tener que recurrir a cables.

Estamos en SIMO network con nuestro partner Movilges, con el que colaboramos en temas de distribución, de equipamiento de movilidad y radiofrecuencia. Nuestra intención en la feria es dar a conocer la nueva marca e imagen de Atos.

foto
Sislog Almacén se ha ido desarrollando en base a los requerimientos de los clientes.

¿Le gustaría añadir alguna cosa más antes de terminar esta entrevista?

Recalcar que Atos sigue apostando fuerte por la evolución tecnológica y funcional del aplicativo, y que para nosotros el servicio al cliente es un punto fundamental. Contamos con un equipo de 15 personas que se dedican exclusivamente a dar soporte y mantenimiento a nuestros clientes una vez implementado el sistema. Sabemos que un almacén no puede quedarse parado, por lo que somos totalmente flexibles a la hora de ofrecer nuestros servicios: hasta un soporte de 24/7… En la división de Logística, contamos ya con estructura propia en Madrid, Barcelona, Bilbao y Bogotá, esta última para dar cobertura a nuestros clientes de Sudamérica.

Beneficios de Sislog Almacén

- Eficacia avalada por más de 300 instalaciones desde 1.000 a 300.000 m2 en compañías de diversos sectores (distribución comercial, operadores logísticos, alimentación, congelados, productos cárnicos, farmacia, electrónica…).

- Rentabilidad traducida en la reducción de explotación debida a la mejora de los procesos logísticos y a la calidad del servicio.

- Innovación garantizada por la inversión en I+D y la constante evolución tecnológica que se anticipa a las necesidades, mediante la más avanzada tecnología (radiofrecuencia, identificación mediante código de barras y RFID, operativas por voz, entorno web…) y las técnicas logísticas más actuales (trazabilidad, control en tiempo real, cross-docking, repartos, agrupaciones, etc.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS