Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Logística, almacenaje y transporte
ASTI optimiza la manipulación de productos en la compañía aeronáutica Aciturri

Un carro de transbordo y un VGA, las nuevas soluciones para Aresa

Redacción Interempresas18/05/2011

18 de mayo de 2011

En muchas ocasiones se invierte demasiado tiempo y esfuerzo en trasladar un producto de un lugar a otro a lo largo de los distintos estadios en el proceso de producción. Toda esta manipulación lleva asociado un coste que incrementa los totales de fabricación, a pesar de que estas actividades no aumentan el valor del producto. Es por esto que ASTI ha desarrollado e instalado para Aries Estructuras Aeroespaciales (Aresa), factoría de Aciturri en Valladolid, dos soluciones a medida que facilitan la manipulación de cargas, garantizando la seguridad de trabajadores e instalaciones sin perder los estrictos estándares de calidad fijados para las compañías del sector.
Para el transporte de materiales entre las mesas de trabajo y las de conformado, la empresa ha desarrollado un carro de transbordo a la medida de las necesidades concretas de Aresa y un AGV (vehículo de guiado automático) capaz de cumplir todos los condicionantes impuestos por los métodos de producción de la empresa, en el caso de la carga autoclave.
foto
El carro alcanza los 6 m de largo y cuenta con una mesa de rodillos libres para facilitar la transferencia de materiales.

El carro de transbordo

Este carro, que alcanza los 6 metros de largo, cuenta con una mesa de rodillos libres para facilitar la transferencia de materiales como si de un transportador de rodillos convencional se tratase. Los rodillos se distribuyen en 5 ramales, dejando áreas libres y así poder utilizar carretillas para la carga y descarga directa de producto. Dado que las mesas de trabajo y las de termoconformado se encuentran a distinta altura, se le ha dotado con un sistema de ascenso y descenso para poder ponerse a ambas alturas y conservar el mismo nivel en los traspasos que se convierte en requisito fundamental para evitar golpes y garantizar la integridad de la pieza. El carro de transbordo está diseñado para poder transportar cargas hasta 3.000 kilogramos pudiendo ser éstas, en ocasiones puntuales, de dimensiones mayores que las del propio carro. El sistema instalado, ahorra movimientos y energía a los operarios para el desarrollo de sus funciones ya que el carro se encarga de acercar los materiales y facilitarle el traspaso, mejorando significativamente la ergonomía de los puestos de trabajo y así con ello la eficiencia del proceso.
foto
El funcionamiento del carro transbordador es muy sencillo, ya que las instrucciones a seguir se lanzan mediante mando de control externo de fácil manejo, que evita largas formaciones.

AGV con triple sistema de guiado

Lo primero que llama la atención es su medida anómala de 11 metros de longitud, que le permite transportar los útiles entre las distintas estaciones con gran seguridad. Pero si bien estas medidas son necesarias, representan ciertos hándicaps, como por ejemplo el realizar giros con ruedas convencionales, que implica la necesidad de una amplia superficie de maniobra que no siempre se encuentra disponible, por eso para optimizar el uso de planta, se ha instalado unas ruedas omnidireccionales, capaces de moverse 360º, que reducen significativamente el espacio necesario de maniobra y evitan la desestabilización de la carga en la realización de maniobras.
Este sistema de guiado no es muy eficiente para los trayectos dentro del autoclave o la recogida de útiles, ya que es necesaria una mayor precisión de la que este sistema ofrece. Por eso se ha instalado el segundo sistema de guiado, el guiado por contornos, que es el más adecuado para trayectos que transcurren por lugares estrechos. El sistema consiste en la instalación de un escáner láser que al rotar emite un haz de luz que choca contra las paredes y rebota obteniendo de estos reflejos información de la distancia y el ángulo, que sirven para determinar la localización del vehículo con una precisión de 2 a 5 milímetros.
Otra peculiaridad de este AGV, reside en su triple sistema de guiado, que es necesario para guiar al vehículo a lo largo de una ruta prefijada ya que ésta pasa por múltiples espacios. En zonas abiertas y en concreto el área previa a la entrada del autoclave, se utiliza un guiado por banda magnética, de esta forma el AGV se va alineando para su entrada al autoclave, condición necesaria por su longitud. Este sistema consiste en la instalación de una banda magnética en el suelo y en un cabezal de guiado instalado en el AGV que la detectara y la sigue.
Pero para garantizar una mayor precisión en la entrada del autoclave y en la recogida del útil, se ha instalado un tercer sistema de guiado a través de punteros láser, que sirven para corregir la posición del vehículo lateralmente. Así mediante los punteros láser se conoce con exactitud la distancia a la parte interna del útil o del autoclave, evitando cualquier colisión y garantizando una perfecta recogida y depósito del material.
foto
Estos vehículos están especialmente diseñados para el manipulado seguro de cargas, evitando accidentes y deterioros en los materiales, lo que hace que desaparezcan los costes de no calidad.
Estos tres sistemas de guiado funcionan de manera combinada entrando en funcionamiento automáticamente al cambiar de zonas o de actividad. El vehículo reconoce estos cambios a través de un sistema RFId, que identifica las distintas zonas y con ellas las instrucciones a seguir. Estos marcadores también sirven para hacer que el vehículo adecúe la altura de transporte de carga. Así cuando va a entrar dentro del autoclave, aumentará la altura de la carga para poder depositarla sobre el soporte instalado a ambos lados del autoclave y del mismo modo disminuirá la altura tras detectar el tag de salida. Otra propiedad, característica de los AGV de ASTI, está en la capacidad de poder ser utilizados tanto en automático como en manual, pudiendo desarrollar otro tipo de transporte fuera del trazado programado. Para su manejo en manual cuenta con un mando a distancia desde donde se pueden controlar todos los modos de funcionamiento del vehículo. El display que incorpora sirve para que el usuario conozca en todo momento el modo de trabajo bajo el que está funcionando.

AGV, empresa y trabajadores

Con el objetivo de garantizar la convivencia segura del AGV con las instalaciones y trabajadores, cuenta con múltiples sistemas de seguridad, los láseres además de servirle para el guiado, son capaces de detectar cualquier obstáculo que se interponga en su camino, reduciendo la velocidad hasta la total detección al encontrarse a una distancia corta. Estas distancias son totalmente configurables en función de la velocidad que vaya a desarrollar el vehículo. De igual manera los punteros láser evitan las colisiones laterales al detectar los obstáculos dispuestos longitudinalmente y, también, el vehículo está equipado con señales de aviso, tanto acústicas como luminosas y de pulsadores de parada de emergencia que tras su accionamiento detienen al vehículo indicando dicha parada y en el mando a distancia se encuentra otro botón de parada de emergencia para detener el vehículo sin tener que accionar los botones del propio AGV.