Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El siglo XXI debe ser, y será, el siglo de la sostenibilidad

La industria sostenible

Annal Llobet Prat. Administradora de Ecoestudis Territorio y Medio Ambiente. Lda. en Ciencias Químicas, Ingeniero Técnico Industrial y Master en Ingeniería y Gestión Ambiental09/09/2010
El camino iniciado hacia la sostenibilidad es un camino irreversible. Es necesario que todos vayamos incorporando en nuestro día a día productos, procesos o comportamientos, entre otro, cada vez más respetuosos con el entorno, también en el campo industrial. El diseño, las materias primas, los procesos industriales, los medios de transporte... cada día son más sostenibles, pero también tienen que serlo las instalaciones industriales donde tienen lugar estos procesos de fabricación y almacenaje.
foto

En el ciclo de vida de un producto se contabiliza todo, desde la materia prima a la producción, el transporte, el consumo y su eliminación. Por lo tanto, el proceso industrial también es muy decisivo. Para que una instalación industrial (ya sea una fábrica, un almacén o cualquier otra instalación o equipamiento) sea sostenible, hay que tener en cuenta muchos parámetros.

  • El emplazamiento
Es necesario elegir una ubicación donde el impacto ambiental sea mínimo. Un emplazamiento donde no se vean afectados valores ambientales como acuíferos, la flora y fauna, el patrimonio arqueológico, y que el impacto posible sobre la población también sea el menor posible.
  • Edificaciones e instalaciones
Se requieren unas edificaciones e instalaciones respetuosas con el entorno. Las construcciones y demás instalaciones deben ser respetuosas con este entorno, tanto en su diseño como en la construcción. Hay que elegir además el diseño que interaccione menos con el entorno y el paisaje y optar por materiales que tengan ACV favorables y procesos constructivos también respetuosos, con una correcta gestión de los residuos generados y la minimización de los impactos en cuanto a polvo, ruidos, entre otras consideraciones.
  • Procesos productivos
Es necesario dotar a los procesos productivos de todas las mejores técnicas disponibles. El buen diseño de un proceso productivo puede mejorar considerablemente su impacto sobre el medio y, además, puede minimizar costes y consumos.
Una gestión sostenible de la industria crea múltiples ventajas como el ahorro económico y una buena imagen empresarial

La figura del técnico responsable de los aspectos medioambientales cada día se hace imprescindible. Es necesario contar con un ingeniero que vele por el correcto desarrollo ambiental de cada una de las anteriores etapas y realice un seguimiento de su desarrollo futuro, puesto que van surgiendo mejores técnicas que pueden ayudar al día a día ambiental de la empresa. Herramientas como la ISO 14001 o EMAS pueden ser muy útiles.

foto
En la imagen, el Parque de la Innovación de Terrassa (Barcelona).

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS