Fetransa se opone frontalmente al Proyecto que modifica el régimen de autorizaciones de transporte

10/02/2014

10 de febrero de 2014

El Ministerio de Fomento ha redactado un Proyecto de orden ministerial por la que se modifica el actual régimen jurídico de las autorizaciones de transporte de mercancías por carretera, limitando, más si cabe, la posibilidad de transmitir la tarjeta de transporte, ya que el adquirente deberá disponer de un mínimo de tres vehículos para poder adquirir la autorización, incluso en el caso de los herederos forzosos.

Precisamente el requisito de tres vehículos es el que venía establecido para poder adquirir una autorización de transporte sin ningún tipo de limitación (antiguamente conocidas como ‘tarjetas de pesado’), el cual se sigue manteniendo, pero exigir este requisito para poder transmitir la autorización de transporte supone una gravísimo perjuicio para los transportistas autónomos, ya que se suma a los requisitos de la antigüedad de 10 años de la autorización, de no haber reducido flota en los dos años anteriores y al de que el adquirente disponga del título de competencia profesional, lo que supone una patente discriminación al transportista autónomo, ya que las sociedades mercantiles pueden eludir estos requisitos mediante una simple transmisión de las participaciones sociales. De hecho Fetransa ha propuesto al Ministerio de Fomento que se flexibilicen los requisitos existentes para que cualquier transportista pueda transmitir más fácilmente su autorización de transporte.

El Ministerio de Fomento, con el apoyo de las grandes patronales del sector, ha llevado a cabo en los últimos años de forma descarada una política en contra de la figura del transportista autónomo, cuando precisamente gracias al gran número de autónomos que existen en nuestro sector gozamos de uno de los transportes más competitivos en Europa. Se pretende instaurar un modelo de mercado con empresas como en Alemania o Francia, lo cual es un error, ya que si disponemos del mismo modelo empresarial que estos países serán sus empresas y no las españolas las que realicen el transporte en Europa dada su ubicación geográfica. España ha hecho algo diferente que ha funcionado ya que tiene una de las mayores cuotas de mercado en el ámbito europeo, y ahora ese sistema se quiere eliminar.

Por ello, Fetransa está totalmente en contra de la nueva regulación que de la transmisibilidad de la autorización de transporte se pretende imponer desde la Administración, ya que la transmisión de la tarjeta de transporte hasta ahora también ha servido como una herramienta útil de reestructuración del sector y de abandono de la actividad de los transportistas autónomos, cuyas ayudas al abandono se han venido reduciendo de forma considerable, desde los 120 millones de euros que se destinaron en 2009 hasta los escasos 9.850.000 euros que se han aprobado para el 2014.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS