Posicionamos su web SEO / SEM
“Invertir en jardinería, es invertir en bienestar ciudadano”

Entrevista a Félix Moral, presidente de la AEPJP

David Pozo04/05/2011

4 de mayo de 2011

En el último Congreso PARJAP los asistentes tuvieron la oportunidad de debatir sobre la situación actual de nuestra jardinería pública, además de conocer en profundidad la riqueza de la flora canaria. Félix del Moral, ingeniero técnico en obras públicas y presidente de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (AEPJP), analiza para Interempresas las principales conclusiones debatidas en territorio canario y cómo la situación económica de los consistorios está afectando actualmente a la conservación de nuestros espacios verdes.
foto
Félix Moral, presidente de la AEPJP.

Entre las conclusiones presentadas en el pasado congreso de Las Palmas de Gran Canaria se pusieron de manifiesto cómo los factores humanos, climáticos y económicos revierten sobre las diferentes fases de la jardinería pública. ¿Cuál de ellos tiene a día de hoy un mayor peso?

Evidentemente los tres son factores condicionantes en la jardinería pública, y además en todas sus fases de realización: concepción, construcción y conservación. Todos los factores afectan tanto al diseño y a la planificación de la obra, a una segunda fase que es su ejecución, y a una tercera que es su posterior mantenimiento. El factor humano es totalmente relevante, el climático es condicionante, y por supuesto, el factor económico resulta fundamental. Si la pregunta la ceñimos a cuál tiene más peso hoy en día, la respuesta parece clara, el factor económico es el que condiciona en mayor medida este tipo de realizaciones.

Se puso el ejemplo de los Royal Parks de Londres, parques con millones de visitantes anuales y que requieren cada uno sus propios modelos de gestión. ¿Tal y como están hoy las arcas de muchos de nuestros consistorios, la privatización podría ser la solución para la supervivencia de algunos parques y jardines públicos de nuestras ciudades?

La privatización no es una solución, porque en el momento que hablamos de privatizar dejan de ser públicos. Lo que se expuso en concreto de los Royal Parks londinenses era privatizar determinados servicios, y en concreto de los servicios de conservación y mantenimiento. Esto es algo que en España estamos acostumbrados a ver, pero no es una solución económica, sino que en muchos casos ha aportado quizás una gestión más efectiva de estas zonas.

No obstante sí existen unas vías que se están llevando a cabo para que la conservación de parques y jardines repercuta menos en las arcas municipales, y es sacar algún tipo de beneficio económico de los propios parques a través de la explotación de determinados servicios, como pueden ser algunos elementos de diversión, cafeterías, etc. De tal forma que lo que se recapte en ese concepto se revierta en la conservación.

“En Canarias hemos tenido la oportunidad de apreciar la riqueza de su flora canaria, repleta de endemismos, y que para la jardinería pública tiene un gran valor ornamental”

¿El Parc Güell barcelonés podría ser un ejemplo?

Efectivamente, un parque de este tipo es un caso clarísimo de como para un lugar con atractivo especial el público podría llegar a pagar, y con ello ese parque podría llegar a autogestionarse. Bien podría ser mediante el pago de una entrada, la explotación de algunos servicios (por ejemplo, de servicios de cafetería), o a través del alquiler del parque para realizar algún tipo de eventos o rodaje de películas. Todo ello genera una serie de beneficios que puede revertir en la gestión propia del parque.

Y manteniéndonos en el terreno económico, ¿de qué forma está afectando la crisis económica no tan solo al mantenimiento, sino también a la proyección de nuevos espacios verdes en las ciudades españolas?

La actual situación económica a nivel global ha hecho que todos los países, incluido el nuestro, hayan tenido que tomar determinadas medidas, y ello por lógica ha revertido en nuestros parques y jardines, con una reducción de presupuestos tanto de inversión como de gasto corriente. La consecuencia ha sido que los gestores de este patrimonio verde, tanto de la administración como de las entidades privadas, tengan que hacer verdaderos malabarismos para hacer su trabajo con los medios disponibles. Puestos a extraer una enseñanza positiva de esta situación, quizás sería de un lado la necesidad que ha habido de agudizar el ingenio y la imaginación, y de otro, la conciencia general que se está generando de la necesidad de tener en cuenta criterios de sostenibilidad: desde el diseño hasta el mantenimiento de las zonas verdes.

¿Se acaba recortando en jardinería porque es más fácil que hacerlo en otras partidas?

Básicamente el dinero que las administraciones hacen llegar a las zonas verdes sería de dos tipos: el propio de inversión, para la creación de nuevos espacios, y una segunda partida –de gasto corriente– para su mantenimiento y conservación. Es precisamente en esta última partida donde las administraciones están pensando cuando empiezan a ver que tienen que reducir su déficit. Los políticos consideran que pueden recortar gastos en las labores de mantenimiento, simplemente porque muchas veces no entienden que esos parques y arbolado en las ciudades representan un auténtico patrimonio verde, es decir, un patrimonio, que como cualquier otro, debemos conservar.

El Congreso se dio cita en Canarias, una de las zonas españolas que destaca por la diversidad de su flora, tan distinta a la de la Península Ibérica. ¿Qué tuvieron la oportunidad de apreciar los asistentes?

Lo que hemos podido apreciar es la riqueza de la flora canaria, muy rica, repleta de endemismos, y que para la jardinería pública tiene un gran valor ornamental. Lo que ocurre es que como todas las floras específicas, hemos visto que tiene una gran debilidad en su protección. A lo largo de las jornadas tuvimos ocasión de ver esa flora: las zonas verdes de Las Palmas, de visitar el jardín botánico Viera y Clavijo, que es espectacular, y por último visitar y observar los diferentes ecosistemas de la isla, algo que te da una visión diferente del paisaje.

foto
Félix Moral, en el centro, durante el pasado Congreso PARJAP en Las Palmas de Gran Canaria.

¿Se está cambiando la filosofía en nuestras ciudades y se está dejando de ver la jardinería pública y la instalación de nuevas zonas verdes como adorno, para plantearlas como espacios funcionales?

Es innegable que la evolución de las zonas verdes en España ha tenido un crecimiento constante, sobre todo, ligado al buen momento de nuestra economía. Hemos de ser conscientes que invertir en jardinería, es invertir en bienestar ciudadano, mejorando tanto la estética de nuestras urbes como también la calidad de vida de quienes viven en ellas. Son espacios que juegan un papel fundamental para su salud, tanto física como mental. La idea que hemos de extraer, es que se trata de espacios, además de buenos medioambientalmente, también de encuentro para el ciudadano, de socialización de las ciudades y que deben responder a un concepto de bienestar fomentando los valores lúdicos y culturales. En los últimos años se está intentando hacer espacios que sean útiles para el ciudadano, no sólo porque sean bonitos, sino para que también puedan ser usados.

“En los últimos años se está intentando hacer espacios que sean útiles para el ciudadano, no sólo porque sean bonitos, sino para que también puedan ser usados”

En el congreso también se trató el tema de la accesibilidad de nuestros parques y jardines. Según los datos que maneja la AEPJP, ¿qué porcentaje aproximado de nuestros parques municipales está totalmente adaptado? ¿Qué retos nos quedan aún por cumplir en este terreno?

La accesibilidad es uno de los temas que más se ha olvidado o que más tarde ha llegado a las prioridades de muchos de nuestros consistorios. Desde hace unos años, todos los proyectos nuevos contemplan la accesibilidad de las zonas verdes y los espacios libres, pero no así en proyectos anteriores. Aunque no tenemos datos estadísticos, sabemos que se está ganando en accesibilidad en muchos espacios antiguos que se están remodelando y que el concepto también está cada vez más presente en la conciencia de los diseñadores, con tal que la mayoría de nuestros parques sean totalmente accesibles en un futuro no muy lejano.

Para la edición de 2013 se ha elegido como ciudad anfitriona del Congreso PARJAP a Málaga. ¿En qué se ha basado la asamblea para tomar esta decisión?

En la asamblea se presentan varias candidaturas de ciudades para realizar el congreso, y en este caso, Málaga realizó una presentación fantástica de lo que puede proporcionar a una cita como la nuestra. Además, la capital de la Costa del Sol ha avanzado mucho en los últimos años en la creación de espacios verdes en el centro de la ciudad, y pensó la asamblea que, coincidiendo con el 40 aniversario de la creación de la AEPJP, Málaga podía ser el lugar ideal para celebrarlo.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Parques y Jardines Públicos

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS