Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Entrevista a Ramón Plaza, gerente de Los Castaños

“La xerojardinería es una alternativa a tener en cuenta”

Ricard Arís09/02/2011

09 de febrero de 2011

En los tiempos que corren, mantener un jardín tradicional puede salirnos por un ojo de la cara. El agua necesaria para mantener el césped y algunas variedades de plantas lo hacen inviable para algunos bolsillos, por lo que otros métodos como la xerojardinería están ganando posiciones en el podio de las preferencias de los clientes. Ramón Plaza, gerente de Los Castaños (servicios de jardinería y mantenimiento), nos explica a continuación cómo construir un xerojardín en sólo siete pasos. 
foto
Ramón Plaza, gerente de Los Castaños.

¿Qué es la xerojardinería y cuál es el terreno más adecuado para realizarla?

La xerojardinería, es una técnica basada en obtener la máxima eficacia del medio. Si analizamos la palabra xerojardinería, distinguimos “xeros” que en griego significa seco, más o menos sería “jardinería seca”. Toda esta forma de ver la jardinería comenzó en Estados Unidos, por las sequías y se presentaron dos posibilidades, o renunciar a tener un jardín o buscar la forma de tener jardín con menos recursos.

No es una jardinería radical basada en no usar nada de agua para las plantas, sino que se trata de buscar la planta adecuada para cada lugar, dejando el uso de exóticas y plantas alóctonas, pero con una menor aportación de agua a éstas. El lugar al que aplicar las técnicas de la xerojardinería es cualquier espacio, simplemente hay que estudiar la orientación, las zonas de sombra, las de mayor exposición al sol, el lugar donde estamos (mejor plantas nativas) y, de esa forma, se puede realizar un xerojardín.

¿Cuáles son los principios básicos de la xerojardinería?

Los podemos dividir en siete. El primero es planificación y diseño. El segundo sería realizar un estudio de la zona y el suelo, y seguidamente, un estudio y elección de las plantas adecuadas. En cuarto lugar, debemos aplicar la mayor practicidad posible en las zonas ajardinadas. Los tres últimos principios deberían ser un sistema de riego eficiente, el uso de mulching y acolchados (tratamientos para la tierra) y, obviamente, un mantenimiento adecuado de nuestro jardín.

¿Qué ventajas tiene sobre la jardinería tradicional? ¿Y qué desventajas?

La principal ventaja es el ahorro, muy notable, de agua. Además, el mantenimiento de estos jardines es menos costoso que el tradicional, en cambio es más caro construir un jardín utilizando estas técnicas. En ambos jardines hay que abonar, echar productos fitosanitarios, la diferencia de la xerojardinería respecto de la jardinería tradicional es que aprovecha más los recursos que hay en el medio.

foto

La xerojardinería, comparada con la jardinería tradicional, aprovecha mejor los recursos de que dispone. Foto: Garden Petr Vins.

¿Es un tipo de jardinería más sostenible? ¿De ser así, a qué se debe?

Una no es mejor que la otra, ni mucho menos. Si hablamos de sostenibilidad con el medio, la xerojardinería aprovecha más los recursos, pero porque usamos las plantas adecuadas a ese hábitat. En cambio en la jardinería tradicional ponemos las plantas que más nos gustan, miramos que se adapten al medio, pero sobre todo que nos gusten.

¿Cómo encaja el césped en la xerojardinería? ¿Se utiliza en menor proporción?

El césped encaja perfectamente, pero no en zonas de mucha exposición al sol. En áreas donde haya algo de humedad, podemos crear espacios con sombra mediante árboles de copa…pero también con rocas, arbustos, por ejemplo. Es algo que se utiliza en menor proporción, ya que el césped gasta mucha agua.

“La principal ventaja de la xerojardinería es un ahorro muy notable de agua”

¿Debemos utilizar un césped especial?

No, el césped que se quiera utilizar en xerojardinería, es el que utilizaríamos en función de la zona. Si vivimos en un área de muchísimo calor, yo no pondría césped, ya que el consumo de agua es continuo. Además, continuamente tendríamos que rellenar las calvas que se pudieran formar. Como he dicho antes, la xerojardinería aprovecha los recursos, no los desgasta.

Para sustituir el césped, la xerojardinería ofrece muchas alternativas, ¿cuáles son las más destacables? ¿Y las más económicas?

Cada planta se utiliza de una manera, el césped da mucho juego, pero hay alternativas. Si queremos cubrir una zona podemos usar plantas tapizantes, gravas, cortezas… texturas diferentes, que dan una nota de color….hay muchos elementos que nos ofrecerían muchas posibilidades. Este tipo de jardinería es económica en el mantenimiento, aunque quizás un poco más costosa en la construcción.

En cuanto al riego, ¿el sistema es diferente al de la jardinería tradicional? ¿Cuáles  son los más utilizados en este tipo de jardinería?

El riego que se utiliza principalmente es por goteo, muy habitual también en la jardinería tradicional, ya que reparte el agua donde se necesita. Por lo tanto, no lo distribuye a toda una zona. Al concentrar el riego en una planta, el ahorro de agua es cuantioso.

¿Quiere añadir algo más que no se haya comentado en la entrevista?

La xerojardinería es una alternativa a tener en cuenta, ya que últimamente los espacios de disfrute son menores y sentimos la necesidad de tener alguna planta a la que dar cuidados. Podemos crear nuestro xerojardín con nociones básicas que anteriormente cité y dando rienda suelta a la imaginación. Sin embargo, en muchos gardens nos pueden aconsejar sobre plantas y sustratos que irían muy bien.