Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El consumo de agua para uso agrario caerá un 10% en el año 2010

28/10/2009

28 de octubre de 2009

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), Andrés del Campo, ha anunciado que el consumo de agua para uso agrario se reducirá cerca de un 10% durante el año 2010. Ello se debería a los procesos de modernización de regadíos que llevan a cabo los regantes, así como a la plantación de cultivos que demandan menos agua. A lo largo de los últimos 10 años, el consumo de este recurso hídrico para regadío ha disminuido en 20 puntos porcentuales, al pasar del 83% (1999) al 63% actual. Así, en el marco de 'El Gran Debate del Agua 2009', el portavoz de Fenacore matizó que la modernización de regadíos representa un “cambio radical” a la hora de gestionar el agua, ya que los nuevos sistemas permiten ahorrar entre un 10 y un 20% de este recurso. Es decir, unos 1.200 hectómetros cúbicos anuales menos de agua. A pesar de estas buenas noticias, el presidente de los regantes denunció que esta situación “tan positiva” se puede ver “truncada” por la falta de apoyo del Gobierno que está “premiando”el esfuerzo de los productores en sustituir sus riegos de superficie por gravedad a riegos de presión  penalizados con “subidas graduales” de las tarifas eléctricas.

En consecuencia, Del Campo situó el futuro del sector en “serio peligro”, ya que desde hace casi un año y medio soporta constantes encarecimientos de la factura eléctrica. Estas subidas tarifarias han abocado a la agricultura a una “situación límite” a nivel económico. Y, por añadidura, han dificultado la transformación de más de un millón de hectáreas contempladas en la segunda fase del Plan de Modernización de Regadíos, arriesgando la viabilidad económica de las modernizaciones ya efectuadas. El portavoz de los regantes hizo referencia al incremento de dos puntos del IVA general a partir de julio de 2010, junto con el incremento del 30% hecho público a comienzos de año y el 60% experimentado en julio de 2008 tras la eliminación de las tarifas especiales para regadío. Como colofón, el pasado mes de julio creció en un 30% adicional el coste fijo del término de potencia y en otro 30% la parte regulada del gasto energético. En opinión de Del Campo, se avecina un “otoño caliente” con movilizaciones generalizadas en toda España, si el ejecutivo no accede a la aplicación de un IVA reducido para suministro eléctrico en el regadío. También, insistió en la importancia de que los usuarios paguen únicamente por la potencia utilizada en lugar de la contratada. Finalmente, el presidente de Fenacore añadió que el futuro del sector agrario se “empaña” al no tener el agua garantizada para regar los cultivos en caso de sequía, debido a la falta de infraestructuras hidráulicas. Esta insuficiencia dificulta, aún más, la posibilidad de rentabilizar la inversión derivada de la modernización de regadíos. Como alternativa a esta carencia, Del Campo insistió en la necesidad de avanzar en la construcción sostenible de embalses y trasvases intercuencas, así como en otras medidas complementarias de la gestión de la demanda. Por ejemplo, la cesión de derechos al uso privativo del agua, la desalación, la administración conjunta de aguas superficiales y subterráneas, la recarga de acuíferos o la reutilización de aguas regeneradas urbanas.


TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS