VI Congreso de la Asociación Española de Ingeniería del Paisaje (AEIP) y II Congreso SPV

La bioingeniería aplicada al territorio y al paisaje se da cita en Girona

Redacción Interempresas05/10/2009
La aplicación de la Bioingeniería en relación al Territorio y al Paisaje fue el tema central del VI Congreso de la Asociación Española de Ingeniería del Paisaje (AEIP) y II Congreso SPV, que tuvo lugar los pasados días 17 y 18 de septiembre, organizado conjuntamente por la AEIP con Fira de Girona y la Associació de Viveristes de Girona, al que asistieron cerca de doscientas personas procedentes de todo el Estado. El congreso contó con el patrocinio de Bombas Espa y con la financiación del Departament de Medi Ambient i Habitatge, el de Obres Públiques i Paissatge de la Generalitat de Catalunya, y la Diputación de Girona.

La ingeniería biológica o bioingeniería es una disciplina constructiva que emplea material vegetal (plantas o partes de plantas) como elementos de construcción para: restauración de infraestructuras (carreteras, autopistas, ferrocarriles…); estabilización de taludes y control de la erosión; regeneración de cursos de agua, marismas y espacios litorales; recuperación de terrenos afectados por actividades extractivas (graveras, canteras, minas…); y restauración de espacios degradados (vertederos, escombreras…).

En la mesa inaugural intervinieron, junto a Paola Sangalli, presidenta de la AEIP, la alcaldesa de Girona, Anna Pagans, y el conseller de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat de Catalunya, Joaquim Nadal, quien inauguró el congreso.

foto
Más de 200 personas de todo el Estado se dieron cita en Fira de Girona.

La cita estuvo dividida en cinco sesiones, de las que reseñamos las ponencias más significativas:

- Zúrich o el ‘BachKonzept’: El proyecto que se presentó constituye un ejemplo de gestión racional del agua en la que las técnicas de bioingeniería han tenido un claro protagonismo. La ciudad de Zúrich es la mayor ciudad de Suiza, con una población de 380.000 habitantes y un área metropolitana cercana al millón. En el año 1980 sólo discurrían en superficie 60 de los 160 kilómetros que tiene la red fluvial de Zúrich, en 1998 y dentro del denominado ‘Bachkonzept’, se comenzó a abrir los canales soterrados y a regenerar mediante técnicas de bioingeniería los arroyos de su cuenca. Con este sistema el agua limpia llega directamente al lago de Zúrich, pero además ha acercado los arroyos a los habitantes, introduciendo naturaleza y aumentando la biodiversidad dentro del entorno urbano. Se trata por tanto de un ejemplo de solución sostenible aplicada a un problema de gestión del agua.

- La gestión hidrológico-forestal o el caso de Torino y los JJ OO 2006: Desde hace veinte años, la región italiana del Piemonte ha adoptado las técnicas de bioingeniería como herramientas para la gestión hidrológico-forestal de sus cuencas. La región del Piemonte, situada en el norte de Italia, es una región con grandes contrastes, la zona norte es una zona alpina de valles estrechos y de grandes pendientes, llegando en pocos kilómetros a las zonas llanas donde se localizan grandes ciudades.

Las técnicas de bioingeniería han supuesto una herramienta resolutiva para la conservación del territorio y ha sido adoptada tanto a nivel normativo como técnico en la gestión hidrológico-forestal.

Un ejemplo de esta aportación lo constituye la profusión de obras realizadas con motivo de la celebración en la provincia de Torino de las Olimpiadas de Invierno. Paolo Gallo y Guido Blanchart, los proyectistas, mostraron numerosos trabajos en las nuevas pistas habilitadas para dicho evento.

- La restauración fluvial a escala de cuenca: La conservación y restauración de los ecosistemas fluviales es, sin lugar a dudas, uno de los grandes retos ambientales actuales y que precisa un estudio integrado que comienza por analizar el estado de la cuenca. Bernard Lachat es un profesional que lleva más de treinta años dedicado a la difusión, realización de proyectos y ejecución de obras de rehabilitación fluvial, trabajando sobre todo en Suiza y en Francia, donde ha tenido numerosas intervenciones en los grandes ríos como el Loira o el Ródano. Aprovechando su intervención en el congreso, explicó sus nociones de hidrología e hidráulica aplicadas a la bioingeniería, así como las técnicas más empleadas en este ámbito.

- La bioingeniería en lugares geológicamente complicados, el ejemplo del Volcán Vesubio: Durante diez años, el ingeniero Gino Menegazzi ha realizado una amplia labor de consolidación de senderos y caminos mediante técnicas de estabilización y como experto en geotecnia ha propuesto incluso dos nuevas técnicas, el enrejado Vesubio y el entramado Vesubio, que son adaptaciones a terrenos muy poco cohesivos y que deben el nombre al lugar de su inspiración y de primera ejecución.

Actividades a pie de campo

Joao Paulo Fernandes, en representación de la EFIB expuso el trabajo que se está llevando a cabo desde la Federación Europea en la revisión de las directrices de aplicación de las técnicas de bioingeniería, así como la revisión de la normativa existente en cada país con objeto de unificar criterios y contribuir como herramienta en la gestión y planificación territorial. La aplicación de la bioingeniería en el ámbito mediterráneo ofrece siempre mayores dificultades que en otros ámbitos. Paolo Cornelini y Giuliano Sauli, de la Aipin, presentaron el resultado de sus últimas investigaciones y aplicaciones en medio mediterráneo, así como las posibilidades en cuanto a especies, nuevas técnicas y en cuanto a la protección de los problemas erosivos causados por el fuego.

Al tratarse de un congreso organizado conjuntamente con la Associació de Viveristes de Girona, y pensando en este colectivo, estuvo como invitado a Renato Ferretti, de la Regione Pistoia, quien abordó el tema de la gestión sostenible en la producción de planta y la contribución de éstos ante un problema cuya existencia no se debe olvidar y que necesita de aportación desde toda actividad, aunque con la crisis parece estar más diluido y menos presente: el cambio climático.

Además de las ponencias, el comité científico creado para este fin, seleccionó doce comunicaciones que completaron el programa de intervenciones y que dieron una visión de cuál es la situación de la Ingeniería Biológica en nuestro país, demostrando que la labor llevada a cabo por la AEIP desde hace quince años, comienza a dar sus frutos, con numerosas intervenciones a todos los niveles. La mesa redonda con la que se clausuró el congreso fue presidida por João Paulo Fernández de la Universidad de Évora (Portugal) y presidente de Apena, y contó con la participación de Jaume Busquets (subdirector general de Paisatge i Acció Territorial de la Generalitat de Catalunya), Antonio Vizcaíno (director del Parque de la Devesa de El Saler), Fernando Magdaleno (Cedex), y Xavier Fàbregas (Universitat Politécnica de Catalunya). Parte de las conclusiones de dicha mesa se incluyeron en las conclusiones finales.

Como actividad dentro del congreso se ofreció a los asistentes una visita técnica guiada con Martirià Figueras y Albert Sorolla, en la que entre otros lugares, se visitó Besalú, con su particular casco medieval, donde las técnicas se han aplicado recientemente en el río Fluvià. Durante la visita, además de conocer el proyecto de regeneración realizado junto a las murallas, el ayuntamiento ofreció una visita guiada a los puntos emblemáticos de la ciudad.

foto
Visita guiada en Besalú (Girona).

Conclusiones generales

Las técnicas de Bioingeniería proponen soluciones a problemas puntuales de estabilización o de control de erosión, aunque su aplicación debe hacerse siempre tras un estudio de las características del territorio de referencia en el que se aplican, alcanzando entonces dimensión ecológica, técnica, social y paisajística. A pesar de la eficacia demostrada por estas técnicas, su aplicación todavía no está generalizada, principalmente porque sus soluciones implican un cierto cambio de cultura desde el proyecto y desde la ejecución.

Con objeto de unificar los principios como los criterios de utilización, desde la Federación Europea de Ingeniería Biológica, federación a la que pertenece la AEIP se está trabajando en las directrices generales de bioingeniería. En ellas se establece que el correcto empleo de las técnicas de bioingeniería parte de un correcto análisis territorial, por lo que su aplicación no es un fin en sí mismo. La información de partida se encuentra en el territorio y en su percepción, el paisaje.

Sesión 1: Ámbito fluvial, lacustre y costero

- La recuperación de los espacios fluviales debe realizarse bajo el principio de menor intervención y el mayor grado de auto regeneración, preferiblemente a escala de cuenca, con programas de seguimiento para poder evaluar el cumplimiento de los objetivos y con la mayor implicación social.

- En el ámbito hidráulico urbano se han presentado diversos proyectos que implican tanto la resolución de aspectos de saneamiento y ambientales como la mejora de la habitabilidad y calidad de vida de las personas. Tal y como se ha visto en el ambicioso y novedoso proyecto del ‘Bachkonzept’ de la ciudad de Zurich, en el que junto con la recuperación de arroyos urbanos, consigue la introducción de la naturaleza en la ciudad y la eficacia del funcionamiento de la red de saneamiento.

Sesión 2: Actividades extractivas

La restauración de grandes superficies de terrenos altamente degradados se consigue a través de la vegetación y de sistemas novedosos para favorecer la colonización de diferentes poblaciones faunísticas. En este sentido, investigaciones, como las realizadas en Sicilia, ponen de relieve la adaptación de diversas especies a situaciones extremas y su idoneidad para llevar a cabo dichas recuperaciones.

Sesión 3: Medio natural y alta montaña

- La intervención en espacios naturales es siempre posible a través del análisis y la lectura del territorio y de su percepción, el paisaje, lo que implica la utilización de materiales

- Las técnicas de bioingeniería se muestran especialmente idóneas en la restauración hidrológica forestal y en la recuperación de zonas de alta montaña, como los trabajos presentados con ocasión de las olimpiadas de Torino.

- En cuanto a la restauración de zonas incendiadas, juega un papel importantísimo la utilización de material vegetal residual, con el que construir empalizadas, fajinas, etc., que controlan la erosión del suelo y ayudan a la reimplantación de la vegetación. La inmediata intervención en la restauración tras el incendio forestal, mejora sus resultados y abarata los costes de la misma.

Sesión 4: Estabilización de laderas e infraestructuras

-La innovación y el avance en las técnicas de bioingeniería, proceden de un profundo conocimiento del lugar y de las técnicas empleadas en el pasado, de la experiencia adquirida in situ y de la adaptación a las condiciones, tal y como se ha podido comprobar en los trabajos del Vesubio o en las adaptaciones al medio mediterráneo.

-Las técnicas de bioingeniería de estabilización y mixtas se demuestran idóneas para la integración paisajística y ambiental de las infraestructuras lineales.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS