El ayuntamiento barcelonés ha invertido nueve meses y 2,16 millones de euros

La tecnología devuelve a los jardines del Teatre Grec su aspecto de hace 80 años

Anna León30/09/2009

30 de septiembre de 2009

El tiempo se ha detenido en los jardines del Teatre Grec de Barcelona. Tras nueve meses de trabajo y un presupuesto de 2,16 millones de euros, el consistorio barcelonés, ha devuelto a esta zona ajardinada su aspecto original. Obra del ingeniero Jean-Claude Nicolas Forestier, al igual que otros espacios verdes de la montaña de Montjuïc, se construyó en el año 1929 y ahora ha recuperado el esplendor perdido con los años. La remodelación de este jardín también afecta a las infraestructuras e instalaciones de la zona, donde se han aplicado tecnologías como riego automatizado, iluminación y circuito hídrico en fuentes ornamentales. Así se optimiza el mantenimiento de esta área verde sin renunciar al encanto de épocas pasadas.
Barcelona, 1929. Con motivo de la Exposición Internacional, el paisajista Jean-Claude Nicolas Forestier recibe el encargo de urbanizar la montaña de Montjuïc. Los palacios colindantes a la muestra internacional deben estar rodeados de jardines 'mediterráneos'. Unos 80 años después, y como si de un homenaje al pasado se tratara, la zona verde que acoge el Teatre Grec barcelonés ha experimentado un 'lifting' que le ha devuelto su aspecto original. Tras nueve meses de trabajo, la aplicación de nuevas tecnologías dota a este jardín, casi centenario, de un mantenimiento y conservación más sostenibles.
foto
Los jardines del Teatre Grec, un guiño al pasado sin renunciar a las prestaciones de las nuevas tecnologías. Foto: archivo ayuntamiento de Barcelona.

Innovaciones como el riego automatizado y técnicas para evitar la evaporación del agua

Nueve meses de trabajo han sido necesarios para concluir la puesta a punto de esta zona ajardinada, de casi 15.000 metros cuadrados. El proyecto, cuyo coste se eleva a unos 2,16 millones de euros, se inició con una fase de investigación. Durante este periodo, se consultaron planos y fotografías de la época. El propósito era recuperar el diseño inicial y las especies vegetales ya utilizadas en 1924. Tras la Guerra Civil y el paso de los años, el espacio había sufrido algunos  retoques, pero ninguno de ellos le había devuelto su apariencia inicial. Por ejemplo, el jardín Amargós y su  rosaleda habían experimentado pérdidas y reducción de la vegetación por diferentes motivos. Actualmente, la remodelación de estos jardines conserva su vínculo con el pasado e implanta nuevas tecnologías como riego automatizado y circuito hídrico de recirculación en fuentes ornamentales. Junto a la pérgola de madera, se han colocado 22 discretos focos de leds que consumen un tercio de las lámparas de sodio de alta presión. Con esta iluminación, se ahorra la energía equivalente al gasto anual de una familia barcelonesa.

Las plantas de los jardines del Grec también se benefician del uso de nuevas técnicas de jardinería. Por ejemplo, bajo arbustos y flores, y tras una fina capa de tierra, se esconde una malla de plástico que mantiene la tierra blanda y evita la evaporación del agua. Con ello, especies como los rosales se mantienen más frescas. Con la  llegada del verano, el jardín recibe una afluencia ingente de público aficionado a los espectáculos teatrales que se celebran desde el año 1977.

La remodelación de estos jardines conserva su vínculo con el pasado e implanta nuevas tecnologías como riego automatizado y circuito hídrico de recirculación en fuentes ornamentales
foto
Nuevas especies vegetales se suman a los ya clásicos cipreses que enmarcan estos jardines. Foto: archivo ayuntamiento de Barcelona.
Un paseo por los jardines del Grec

Este espacio verde de 1,6 hectáreas nació como rosaleda, bautizada Amargós en honor al padre de las avenidas de la montaña de Montjuïc. En la zona existía una antigua pedrera que hizo posible la construcción de un anfiteatro, sede de la mayoría de las obras del Festival Grec de Barcelona. En conjunto, es un área soleada, estructurada en parterres geométricos y con pérgolas y terrazas que ofrecen sugerentes vistas al visitante, que accede a esta zona verde a través de una escalinata imperial de piedra. Situado en el paseo de Santa Madrona, el ciudadano ya contempla algunos de los elementos característicos de este espacio verde: la pérgola, el antiguo pabellón y una serie de cercados vegetales que recortan una pendiente tras la que se hallan algunos árboles. De estructura geométrica, los jardines del Grec están 'poblados' de un conjunto de especies vegetales que determinan los límites de su distribución. Por ejemplo, en la gran terraza superior resaltan los fresnos (Fraxinus berlandierana), que fijan el extremo más próximo a los jardines laribal, y los cipreses (Cupressus sempervirens), algunos de gran altura, en forma de aguja que marcan espacios y definen senderos. Un semicírculo de espesas encinas (Quercus ilex), con la copa en forma de cilindro, enmarca la zona superior del anfiteatro y lo separa del resto del jardín. Pequeños cercados vegetales de boj (Buxus sempervirens) delimitan los parterres geométricos. Por su parte, la hiedra (Hedera helix) rellena la hilera de parterres bajo la sombra de la pérgola, y diversos espacios de  rosales que decoran los parterres que dan color a la explanada.

En la terraza rectangular, cercana al paseo de Santa Madrona, los parterres de lavanda (Lavandula angustifolia) 'conviven' con los  naranjos amargos (Citrus aurantium) y los agapantos (Agapanthus africanus) a un lado y, en el otro, con las clivias (Clivia nobilis), situadas en un parterre de extremo a extremo de la terraza. Allí, se erige una de las pocas palmeras de los jardines, una washingtonia (Washingtonia robusta). Al llegar a los jardines, destaca una gran buganvilla (Bougainvillea sp) que 'invade' el muro de acceso principal. En la pérgola que precede a la terraza superior, el visitante descubre varios ejemplares vegetales como los jazmines (Jasminus azoricum y Jasminum officinale) y los rosales trepadores (Rosa banksiae). A destacar, los tres árboles de estos jardines incluídos en el Catálogo de Árboles de Interés Local de Barcelona. A la derecha del acceso, en la terraza que da paso al anfiteatro, se alza un pino piñonero  centenario, y a la izquierda del anfiteatro, se halla un ejemplar de Lagunaria patersonii, especie conocida como 'pica-pica' por la pelusa urticante de sus semillas. En el sendero que comunica esta zona verde con los jardines Laribal se yergue un ejemplar de árbol de coral (Erythrina lysistemon).



Un viaje hacia atrás en el tiempo, gracias a la jardinería

En síntesis, el proyecto desarrollado por el consistorio barcelonés abarca la restauración de los jardines así como la remodelación de todas las infraestructuras e instalaciones. Además del empleo de nuevas tecnologías, el 'lifting' de esta zona verde ha desarrollado trabajos de jardinería tales como poda de árboles, limpieza y trasplantes, preparación del suelo, suministro de vegetales y apertura de agujeros de plantación. Según fuentes del ayuntamiento, todos los  arbustos plantados son nuevos y se ha rehecho todo el trazado compositivo original de los parterres. Además se han repuesto 69 maceteros que ejercían como elementos ornamentales claves de la composición original. En los jardines se ha regularizado la  geometría de los parterres, en sintonía con el diseño inicial: estos últimos se han limitado con bordillos de acero semi ocultos, que rememoran otros tiempos, cuando estos parterres se trazaban con vegetación. En este caso, se ha introducido un elemento separador entre las  zonas verdes y el pavimento de sauló.

Como colofón, a la nueva vegetación arbustiva se han plantado cientos de rosales, entre los que destaca la clase 'Fairy': se caracterizan por sus largos ramos de pequeñas flores dobles de color rosa fresco. Estos rosales reflorecen desde el mes de junio hasta las primeras heladas. De fondo, los árboles y otras especies ya clásicas de la zona. Como los cipreses, vestigios de una composición paisajística ya histórica.


En el proyecto se han desarrollado trabajos de jardinería como poda de árboles, limpieza y trasplantes, preparación del suelo, suministro de vegetales y apertura de agujeros de plantación
foto
El 'lifting' de los jardines del Grec contempla tareas de jardinería y renovación de infraestructuras. Foto: archivo ayuntamiento de Barcelona.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS