Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“La oferta de planta para jardín que tiene Iberflora, la hace la más importante a nivel europeo”

Entrevista a Esteban Cuesta, director de Iberflora

David Pozo24/09/2009

24 de septiembre de 2009

Es su cuarta edición al frente de Iberflora, pero Esteban Cuesta ya conoce todos los entresijos de unas de las citas fundamentales del panorama europeo en cuanto a la planta para el jardín se refiere. En esta entrevista con Interempresas, Cuesta apuesta por una feria, que marcada por la difícil situación económica, arrime el hombro para facilitar al máximo el trabajo de los expositores, y apunta una tendencia, la posibilidad de abrir algún día de nuevo las ferias profesionales al gran público.
foto
Esteban Cuesta, director de Iberflora.

¿Qué novedades presenta Iberflora en esta edición?

La novedad más importante es un planteamiento novedoso desde la organización del certamen de cara a las empresas, es decir, nos hemos puesto en la feria a colaborar y a contribuir en la organización del certamen con la empresa. Estamos ayudándole y contribuyendo a la decoración de los stands, a la gestión de sus viajes, a la gestión de las reuniones y comidas, y a la gestión de sus actividades lúdicas. En definitiva, es el momento, más que nunca, de estar al lado de las empresas e intentar, sobre todo para aquellas que siguen apostando por las ferias como un elemento de marketing, de hacérselo más fácil. De hecho es el momento que las empresas apuesten por las ferias, nos olvidemos de las grandes magnitudes de los metros y que la feria arrime el hombro en una situación en que su cliente está pasando por un momento delicado económicamente.

Edición tras edición, Iberflora ha ido ganando prestigio. ¿Qué lugar ocupa en este momento en el panorama europeo del sector?

La oferta de planta para jardín que tiene Iberflora, la hace la más importante a nivel europeo. Con las fortalezas que tenía inicialmente la feria, que era tener una gran oferta de planta y de flor, se ha conseguido concentrar el mayor número de empresas expositoras de lo que sería planta para jardín. También tiene una influencia el hecho que España sea un país que en estos últimos años haya tenido un despegue importante en el sector inmobiliario y turístico, y ello ha llevado consigo un despegue del mundo de la jardinería y de los complementos del jardín. Además han aumentado muchísimo el número de segundas residencias, muchas de ellas ocupadas durante largas épocas del año por otros europeos aficionados al mundo de la jardinería, y también porque en nuestro país en estos últimos años ha progresado mucho la vivienda residencial, lo que tiene que hacer que poco a poco haya una mayor aproximación a los centros de jardinería y la gente se aficione al mundo del jardín.

“Iberflora es una feria que desde el punto de vista de su posicionamiento es madura y se encuentra consolidada”

¿Qué labor se está realizando para promocionar Iberflora fuera de nuestras fronteras?

Es verdad que Iberflora es una feria que desde el punto de vista de su posicionamiento es madura y se encuentra consolidada, y por tanto las acciones cada vez más son específicas para capturar nuevos mercados y nuevos ámbitos de negocio que nuestros expositores así nos demandan. Desde un punto de vista internacional, es verdad que Centroeuropa sigue siendo a donde se produce la mayor parte de las exportaciones de planta, y que nuestro mercado sigue teniendo un papel relevante en el mundo del jardín y de la jardinería pública, pero no es menos cierto que donde más énfasis estamos poniendo en estas últimas ediciones es en nuevos mercados. Países del ámbito mediterráneo como Libia o Turquía, u otros como los Emiratos Árabes son mercados en los que abundan acciones conjuntas con nuestros expositores para intentar atraer futuros compradores de planta a nuestro país y a nuestra feria.

En esta edición también habrá un hueco para las mascotas. ¿Se trata de un argumento más para atraer al visitante?

Se trata de un argumento más, pero también de la constatación de una realidad. La evolución comercial en los puntos de venta del mundo del jardín es que va incorporando nuevos ámbitos. Hoy en día, cuando uno entra en un centro de jardinería se puede encontrar comida para animales de compañía, collares o incluso a los propios animales. Por ello desde Iberflora no podemos dejar de lado algo que es una realidad comercial. Nosotros queremos acentuar de esta forma un recorrido expositivo, de tal manera que si esa realidad está en los centros y los comercios, la feria como elemento de reflejo apueste por ese tipo de empresas y les ofrezca la oportunidad de exponer en nuestro marco.

¿Cuántos visitantes se espera para la presente edición?

No hay duda que esta edición venía marcada por la incertidumbre, pero poco a poco según se iba aproximando la fecha de inicio de la feria se fue concretando una cifra muy aceptable. Aunque el número de visitantes profesionales rondará entre los 20 y 25 mil, es verdad que en el último mes se han recibido masivamente solicitudes de inscripción.

Paralelamente se organizan jornadas en las que se hablará de la gestión privada del monte público. ¿Se trata de un modelo en auge?

Lo que hace la feria es introducir ámbitos de debate que tengan una clara traducción comercial. Una feria tiene que introducir jornadas muy vinculadas al negocio de las empresas y no meramente de debate. Es lo que Iberflora está intentando hacer y la gestión del monte público es una de las realidades que sin ninguna duda abren un futuro planteamiento de negocio, ya que las administraciones están planteándose en ámbitos de territorio dar acceso a empresas privadas a la gestión de esos espacios en beneficio de todos. En definitiva en el ámbito de la feria, empresas que se dedican a la reforestación o al mundo del paisaje tienen una oportunidad más de negocio.

Una feria con un largo recorrido

Esta será la 38ª edición de Iberflora. ¿En qué ha evolucionado la feria, sobre todo en los últimos años? ¿Existe un expositor más especializado, un visitante más profesional, ...?

Iberflora nació en la ciudad de Valencia como una feria abierta para todos los ciudadanos, y la mayor evolución que ha tenido este certamen ha sido precisamente convertirse en una cita meramente profesional. Iberflora no deja de ser preguntada año tras año por parte del ciudadano de a pie por la posibilidad de verla y visitarla, y eso ya no es posible.

“Si las empresas expositoras exhiben productos dirigidos al consumidor final, por qué no ha de poder verlo el particular de alguna manera”

¿Precisamente en la profesionalización está el futuro de las ferias de jardinería en nuestro país?

Sí, pero también está llegando un nuevo debate al mundo ferial. Si antes eran públicas y pasaron a ser profesionales o eran profesionales y permitían entrar al público, en los últimos años prácticamente todas se han convertido únicamente en profesionales. Pero ahora estamos entrando de nuevo en el debate de por qué el gran público no. Si las empresas expositoras exhiben productos dirigidos al consumidor final (una planta, una maceta o una pérgola), por qué no ha de poder verlo el particular de alguna manera.

De cara al futuro, ¿qué mensaje lanzaría a las empresas fieles edición tras edición a Iberflora?

El primer mensaje sería que sigue siendo muy importante estar presente en la feria porque sigue siendo una herramienta de marketing inigualable. Es verdad que las empresas se gastan una cantidad importante de dinero en un breve espacio de tiempo, pero no hay ningún sitio donde se saque rédito en tan corto periodo. Cuesta mucho más dinero hacer acciones puntuales en las que se obtengan retornos como las que se obtienen en una feria. Por otro lado, sigo pensando que en nuestro país tiene que seguir habiendo ferias de referencia, y por ello las empresas tienen que conocer y decidir cuál es su feria de referencia. Y finalmente, y así lo decía antes, desde las ferias tenemos que sacar todo nuestro músculo para apoyar a las empresas. En el caso de Iberflora el negocio de las plantas de la jardinería y el tiempo, más allá de la coyuntura económica actual, es una cuestión de calidad de vida y por lo tanto, las actividades deben ir encaminadas a mostrar esa forma de la jardinería como un hecho dentro de una sociedad puntera como la española.

El sector de la jardinería en España

¿Cómo ve actualmente el sector de la jardinería en España?

Haciendo un paréntesis de la actual situación económica, se trata de un momento de oportunidades. Cuando hayamos pasado esta crisis, nuestro país seguirá teniendo una climatología extraordinaria, con muchísimos visitantes de fuera de nuestras fronteras y continuará evolucionando un tipo de vida que comienza a alejarse de las grandes urbes. Además las administraciones se han dado cuenta de la importancia que los jardines tienen para los ciudadanos, el hecho de que este sector crece en importancia, es una auténtica realidad.

Continuamente estamos hablando de I+D, ¿se puede innovar en jardinería?

La innovación más relevante en el mundo de la jardinería está en saber hacer jardines teniendo en cuenta el habitat y el lugar donde estará ese jardín, al margen de lo que puedan significar avances a nivel profesional o tecnológico. Pero la novedad más importante es que el que haga un jardín en Bilbao o Almería tenga en cuenta el lugar en que se encuentra para hacer los jardines más adecuados a la zona, pensando en las necesidades hídricas o las especies autóctonas más adecuadas para el lugar.

Desde el punto de vista de los complementos y accesorios estamos en un momento en que la facilidad y los nuevos materiales son los que están moviendo nuestro sector. Antes poníamos una mesa de piedra en el jardín y ahora ponemos una mesa ligera que podamos trasladar en el jardín de un lado a otro.

Empresas o entidades relacionadas

Iberflora - Feria de Valencia

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS