Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
DuPont contribuye al crecimiento y conservación de las plantas tropicales del Jardín Botánico de Berlín

Vidrios laminados de seguridad con ‘efecto paraguas’

Ana León03/07/2009

3 de julio de 2009

La remodelación que se efectúa en el jardín botánico alemán facilita la conservación y el crecimiento natural de las plantas tropicales del Gran Pabellón, construido en 1906. El secreto reside en la instalación de pequeños paneles interiores de doble acristalamiento fabricados con vidrio de seguridad laminado que utiliza los intercalarios DuPont SentryGlas. Objetivo: garantizar la supervivencia de una de las colecciones tropicales más significativas del planeta. Las obras finalizarán el próximo otoño.

Cuando ciencia y arquitectura se alían surgen proyectos como la reforma de este pabellón, considerado uno de los mayores invernaderos auto soportados del mundo. El Große Tropenhaus, provisto de 60 metros de largo, 29 de ancho y 26,5 de alto, alberga algunas especies tropicales únicas como los bambúes gigantes, que alcanzan los 25 metros. El recinto precisa unas condiciones ambientales específicas: temperaturas elevadas y atmósfera cargada de humedad. Cuando la carcasa transparente del pabellón se volvió mate y presentó una serie de fugas se hizo evidente una reconstrucción del espacio. Esta carcasa, vinculada a la estructura de apoyo, posee un área total de 4.500 metros cuadrados, de los que casi el 60% configuran el techo. A finales del 2005, la Administración de la ciudad berlinesa asignó, según información publicada en prensa, unos 16 millones de euros que se destinarían a la reparación del invernadero.

foto
El Gran Pabellón del Jardín Botánico de Berlín tras la remodelación con su fachada de vidrio aislante. Foto: M. Krebs.

A la búsqueda de un vidrio versátil

Los trabajos de reforma implicaron la sustitución de toda la fachada. Entre los principales requisitos se incluía la búsqueda de un material versátil, que facilitara seguridad, protección, aislamiento de calor y no impidiera la transmisión de luz solar a las plantas, incluida parte de los rayos UV. Un material que desarrollara un “efecto paraguas”. Se trataba de una experiencia pionera, ya que el diseño de una fachada de vidrio versátil no se había planteado con anterioridad en ningún lugar del mundo. Junto con la Universidad Libre de Berlín, en el proyecto trabajó la oficina de HAAS Architekten BDA y diversos fabricantes como Glas Trösch (Suiza y Alemania) y DuPont, como productor de capas intermedias de vidrio laminado que se utilizan en proyectos arquitectónicos. “En un principio, tuvimos dificultades para encontrar un vidrio laminado que fuera transparente a los UV. Las capas intermedias de vidrio de seguridad laminado tradicional están hechas con butiral de polivinilo (PVB), que contiene un filtro que bloquea los UV y evita que el intercalario amarillee así como la decoloración de muebles y obras de arte”, explica el arquitecto Friedhelm Haas. “Los botánicos -continúa-, pedían que la luz penetrara en niveles lo más cercanos posible a los UV naturales para evitar un crecimiento artificial de la planta, controlar la proliferación de plagas y facilitar la inducción de la floración”.

Entre los principales requisitos se incluía la búsqueda de un material versátil, que facilitara seguridad, protección, aislamiento de calor y no impidiera la transmisión de luz solar a las plantas, incluida parte de los rayos UV. Un material que desarrollara un “efecto paraguas”

“Cuando buscábamos alternativas, leímos acerca de la adopción de capas intermedias cristalinas SentryGlas de DuPont para el techo plano de una exposición sobre la selva amazónica en Barcelona en el año 2004. Entonces, por primera vez en Europa, se utilizó un intercalario sin estabilizador UV”. Los paneles interiores de doble acristalamiento del techo se fabrican con vidrio de seguridad laminado que utiliza los intercalarios DuPont SentryGlas. Por primera vez en Alemania, tras su “aprobación para aislamientos”, se usa un grado especial “trans-UV” de SentryGlas para esta aplicación. De esta manera, la luz natural llega a las especies vegetales a través de cientos de pequeños paneles aislantes para la conservación del calor que, aún así, son muy permeables a la misma. En las secciones del techo, el doble acristalamiento multi funcional consiste en un panel externo de un solo vidrio de seguridad pre-tensionado térmicamente, y de un panel interior de vidrio de seguridad laminado. Para cada panel, se eligió Eurowhite de Glas Trösch, un vidrio flotado suministrado con un recubrimiento anti-reflejos Luxar en la segunda superficie que preserva el calor.

La luz natural llega a las especies vegetales a través de cientos de pequeños paneles aislantes para la conservación del calor que, aún así, son muy permeables a la misma
foto
Vista interior del Gran Pabellón del Jardín Botánico de Berlín. Foto: M. Krebs.

Materiales a prueba de huracanes

Con una medida de 85 x 65 centímetros, las ventanas independientes conservadoras del calor poseen doble acristalamiento. El uso, por primera vez en el país alemán, de un tipo de capa intermedia SentryGlas transmisora de UV en la producción de vidrio de seguridad laminado para el panel interior del techo, permite el paso de parte de los rayos UV-A y –B. Ello influye, de manera beneficiosa, en el crecimiento natural de las plantas tropicales del invernadero. En consecuencia, SentryGlas de elevada transmisión UV consiste en un polímero estable a rayos UV, por lo que no precisa un estabilizador UV para su propia protección. Se trata de un producto fabricado por Du Pont para vidrios en zonas afectadas por catástrofes naturales, como por ejemplo huracanes. Cabe destacar las propiedades mecánicas de estas capas intermedias: dotadas de resistencia superior a la del PVB y una rigidez casi 100 veces superior. Como colofón, en caso de rotura el vidrio de seguridad laminado producido con intercalarios SentryGlas ofrece unas prestaciones elevadas de seguridad y protección.

foto
Vista del panel interior de doble acristalamiento utilizado en la zona del techo. Foto: M. Krebs.

Un jardín botánico con algunas de las especies más raras del Globo

Con una extensión de 43 hectáreas, el berlinés está considerado uno de los jardines botánicos de mayor envergadura. Construido a finales del siglo XIX, este jardín se caracteriza por las especies vegetales que alberga, algunas en peligro de extinción. Cabe destacar ejemplares singulares como una conífera Wollemia nobilis, de aproximadamente dos metros de altura o una Welwitschia de unos 20 años de edad. En conjunto, el jardín botánico cuenta con más de 22.000 ejemplares vegetales. Entre sus instalaciones cabe citar el invernadero de mayores dimensiones del mundo, una biblioteca especializada, y un museo botánico.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS