Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Consejos de Digebis para optimizar jardines

Jardines bonitos con borduras

Redacción Interempresas15/05/2019
Contemplar y disfrutar de un jardín cuidado es todo un placer. Incluso existen estudios científicos que aseguran que disfrutar de los jardines mejora nuestra salud. Veámos como las borduras, también conocidas como bordillos para jardín, nos ayudan a diseñar y mantener nuestro jardín.
foto
Borduras para jardines.

Las borduras para jardines, bordillos o perfiles divisores, son un elemento reciente y todavía no muy conocido para el aficionado a la jardinería. La razón es que quedan ocultos en la tierra del jardín si están bien instaladas y permanecen invisibles e integradas.

El uso de las borduras en jardinería siempre ha contado con el mismo objetivo: Delimitar áreas y facilitar su mantenimiento. Los primeros utensilios fueron elementos muy simples y rudimentarios como ramas o piedras, pero gradualmente se fueron introduciendo tochos, maderas cortadas o fibras naturales trenzadas. Ya a finales del siglo XVIII y en el XIX, aparecen los primeros elementos diseñados expresamente para separar áreas o especies vegetales en el jardín. Elementos de barro cocido, cemento u hormigón eran soluciones más duraderas y eficientes.

foto
Jardín con bordillos.

¿Por qué utilizar borduras?

Podemos englobar el uso de borduras según tres objetivos:

  1. Conservar el diseño original del proyecto paisajístico: A diferencia de un proyecto de arquitectura, que se mantiene inamovible a lo largo del tiempo, el diseño de jardines o paisajes cuenta con mantenimiento continuo. Por ejemplo, si diseñamos un parterre sin bordura, cada cierto tiempo tendremos que dedicar tiempo a su mantenimiento, ya que debido a factores meteorológicos (lluvia, viento…) y al crecimiento de las plantas, poco a poco se irán difuminando sus límites.
  2. Delimitar zonas: Gracias a las borduras podemos delimitar y marcar líneas o áreas a el jardín. De esta manera, las borduras otorgan un aspecto ordenado y bonito, respetando siempre el diseño original.
  3. Ahorrar en mantenimiento: Las borduras trabajan como barrera entre distintos materiales o vegetales: zonas césped, gravilla, áridos, etc. Además, evitan la invasión de las raíces. Con su uso logramos mantener a raya la mezcla de áridos; hecho que nos permite no tener que dedicar tanto tiempo al mantenimiento del jardín.
foto
Borduras en un proyecto de paisajismo.

Tipologías y materiales para bordillos de jardín

En el mercado encontramos muchos tipos de borduras diferentes, las cuales están fabricadas con materiales diversos. Los principales son: plástico, madera técnica, aluminio y acero inoxidable.

Las características principales de cada material para bordillos de jardín son:

Borduras de plástico

Las borduras para jardín fabricadas con plástico son una solución económica para limitar parterres o caminos, ya sean proyectos de cualquier tipo o estilo. Son muy flexibles permitiendo cualquier diseño curvo. Además, las borduras de plástico no se astillan, no se pudren y son resistentes a los insectos y parásitos. Su instalación es muy sencilla, ya que son muy fáciles de manipular al ser ligeras y flexibles; asimismo, para su colocación no necesitas ninguna herramienta especial.

Borduras de madera

Los bordillos de madera, concretamente, son de composite (80% plástico/20% fibra de madera); también denominado madera técnica. Se caracterizan por un aspecto natural y se integran a la perfección en cualquier entorno y jardín. También son borduras de gran flexibilidad y durabilidad, que permiten realizar formas rectas y curvas. Ligeras y fáciles de manipular.

Bordillos de aluminio

Durabilidad y permanencia son las características de las borduras de aluminio. Este material es muy flexible y ligero; además, es reciclable, muy resistente, no se oxida ni se agrieta, requiere poco mantenimiento y es resiste a todo tipo de condiciones climatológicas, incluso extremas y ambientes salinos.

Borduras de acero

Estas borduras son muy resistentes (más que las de plástico o las de madera) y duraderas. También trazan límites limpios y nítidos y son de gran estabilidad. Sin embargo, dependiendo de su grosor serán más o menos flexibles; aunque las más finas son ideales, ya que permiten todo tipo de diseños y formas: parterres, zonas ornamentales, agrupaciones florales, separar áridos, etc.

Así, en el mercado se encuentran múltiples soluciones para los proyectos de paisajismo. Gracias a las borduras permanecerán inalterables a pesar del paso del tiempo, hecho que ahorra dedicación y horas de trabajo de mantenimiento.

Como última recomendación, aconsejamos que cuando se adquieran borduras para jardines, se confirme su calidad para asegurarse la buena marcha de los proyectos. Si la empresa que las comercializa tiene experiencia, cuenta con los mejores materiales y, además es fabricante, dará una seguridad extra a la hora de afrontar los retos profesionales.

foto
Bordillo curvo en un jardín.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.