Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Retos y novedades protagonizan un evento creado por y para sector hortofrutícola

La XV Jornada Técnica de Poscosecha centra su atención en la competitividad del sector

Nina Jareño25/05/2016
Las empresas necesitan optimizar los costes de producción y ofrecer un producto de calidad pero, en ocasiones, cuentan con recursos insuficientes para hacerlo. Por ello, es necesario un firme compromiso entre el sector, las instituciones, las organizaciones y los centros de investigación para trabajar de forma coordinada y ofrecer alternativas técnicas que puedan solucionar los problemas actuales. Ejemplo de ello ha sido la celebración de la XV Jornada técnica de Poscosecha, organizada por el IRTA en Lleida el pasado 19 de mayo.

La XV Jornada técnica de Poscosecha reunió alrededor de un centenar de profesionales que asistieron a las ponencias y actividades comerciales que se celebraron durante el evento. Se trataron temas de vital importancia para la competitividad del sector como los protocolos de exportación, la situación actual de las atmósferas modificadas o las principales incidencias de la pasada campaña.

La exportación de fruta fresca, un aliado al que controlar

Pau Oromí, especialista en peritaciones y tasaciones de naturaleza agraria, alimentaria y medioambiental, habló sobre los problemas e incidencias más comunes en la exportación de fruta fresca, destacando las podredumbres, los frutos blandos por sobremadurez y las fisiopatías.

foto
Pau Oromí, especialista en peritaciones y tasaciones de naturaleza agraria, alimentaria y medioambiental, durante su intervención.

“Cuando aparece podredumbre significa que hay agentes fúngicos surgidos por factores de manejo, ambientales o de transporte. Los factores de manejo pueden darse durante la recolección, al hacerse en un momento inadecuado o por condiciones climáticas adversas, por el tipo de envase utilizado o por un tratamiento preventivo ineficaz, ya sea en campo o en cámara”, indicó el experto. “En cuanto a los factores ambientales, la temperatura calculada con el termógrafo, la humedad relativa con el higrómetro y la ventilación con densidad de carga correcta deben tenerse muy en cuenta”. En referencia al transporte, Oromí señaló que en ocasiones, los defectos surgen por la duración del trayecto: “A veces la fruta está más días de los esperados transportándose y surgen daños irreparables”.

¿De quién es la responsabilidad cuando aparecen problemas? “Las compañías buscan culpables y sólo hay dos opciones: origen (productor, mayorista o exportador) y transporte”. Según Oromí, “el perito siempre es honesto y no puede omitir ningún detalle importante, tal y como indica la ley”. Las actuaciones periciales funcionan por encargo de la compañía de seguros o del comisario de averías, que puede subencargar los detalles más técnicos a profesionales especialistas. La documentación de partida necesaria para la primera evaluación es el informe del perito en destino y la documentación para el expediente: certificado de seguros, fitosanitarios, de conformidad con las normas de comercialización, facturas y documentos de transporte. “Es muy importante que el productor nos dé toda la documentación para que no le culpen de algo que no puede demostrar”. A esto le sigue la inspección visual in situ para la toma de fotografías “siempre que sea posible”, la valoración económica, la determinación de la causa y la responsabilidad y el informe final, “que en ocasiones debe defenderse en un juicio”.

Principales incidencias en la campaña 2015

Otra de las temáticas destacadas durante el evento fueron las problemáticas más destacadas de la pasada campaña, presentadas por la doctora Elena Costa, del programa de Poscosecha del IRTA. “En 2015 hubo dos aspectos fundamentales que marcaron la campaña, la bajada de producción provocada por el granizo y la ola de calor, que alcanzó temperaturas extremas que rompieron records y dejaron un producto muy estresado”.

En fruta de hueso, la doctora destacó la aparición de Rhizopus, Monilina (con mucha virulencia) y Geotrichum. “A partir de la primera semana de agosto el riesgo de Monilina incrementó de forma que al final de campaña más del 40% de las muestras tenían un riesgo medio-alto de sufrir la enfermedad. Hemos detectado una menor eficacia de las estrategias fúngicas utilizadas por un incremento de la virulencia del hongo, aunque el uso de Scholar en poscosecha disminuyó el riesgo y más del 80% de las muestras que llegaron al cliente no tuvieron riesgos”.

foto
Elena Costa, del programa de Poscosecha del IRTA, resolvió gran cantidad de dudas sobre las problemas de la pasada campaña.

Costa quiso recalcar la importancia de la lucha contra este hongo en toda la cadena: “No debemos esperar a la poscosecha para eliminar la Monilina puesto que afecta a todos los eslabones. Un mal manejo en campo incrementa la presión del hongo y las pérdidas en cosecha. Este hongo puede reproducirse en frío y generar mermas en la cámara y problemas en el destrío durante la confección. Un mal manejo de la aplicación en poscosecha incrementa la merma en el lineal de venta”.

En fruta de pepita, la variedad de pera Blanquilla se ha visto muy afectada por una descomposición interna, “el mayor problema de la campaña”, una maduración acelerada, la sensibilidad al escaldado y varios problemas de hongos (Alternaria y Botrytis) en cámara. En la variedad Conference, el pardeamiento interno, la deshidratación en cámaras y la aparición de hongos saprofitos han sido las mayores incidencias. Por último, “en manzanas Gala el pardeamiento interno en la zona de Girona ha sido muy destacado”. En Golden, el escaldado de senescencia, los problemas de coloración y problemas dérmicos han resaltado por encima de otras dolencias.

“El calentamiento global hará que ésta no sea la última campaña con un clima tan extremo, de modo que debemos estar preparados para frenar la senescencia de los frutos una vez en cámara mejorando las herramientas para detectar la madurez fisiológica del fruto, utilizar estrategias de poscosecha que permitan frenar la maduración y el escaldado y realizar un mayor seguimiento en conservación”, sentenció Elena Costa.

Sistemas de atmósfera dinámica, ¿qué está pasando en Europa?

El investigador del Grupo holandés de Tecnología de Poscosecha de Wageningen, Matthijs Montsma, hizo una radiografía de los nuevos sistemas interactivos de atmósfera dinámica (DCA) desarrollados en distintos países europeos. “Los sistemas DCA nos permiten reducir desordenes en la fruta, retener su firmeza y controlar las características de maduración. Además, suponen un ahorro energético y consiguen reducir pérdidas en los alimentos y potenciar su calidad”, explicó.

Montsma habló de 7 sistemas europeos implantados en distintas zonas agrícolas. “Storex, muy conocido en España, está dando grandes resultados en Holanda, así como el sistema Fruit Observer de Besseling Group, que mide la actividad mediante la fluorescencia de la clorofila. El sistema ACR (Advanced Control of Respiration), de Van Amerongen, basa su control en la concentración del oxígeno”.

foto
Durante la jornada se hicieron presentaciones prácticas de difrentes sistemas. En la foto, el pulsómetro Storex DCS.

Por otro lado, el investigador destacó las aplicaciones italianas. Una de ellas es Swinglos de Fruitcontrol, que basa su estrategia en la repetición de ciclos de la fase de estrés inicial de oxígeno seguida por la fase ULO, prestando atención a los cambios en las concentraciones de CO2. HarvestWatch, de Isolcell, –que también basa su actividad en la fluorescencia– fue otra de las aplicaciones destacadas, así como ILOS-Plus, desarrollado por Isofred conjuntamente con la firma italiana Marvil.

Por último, el holandés anunció el sistema ApplePam de Frigotec, empresa alemana, que estará disponible en el mercado en 2017.

Aplicaciones prácticas

Durante la tarde se realizaron 4 presentaciones que permitieron profundizar y conocer nuevas tecnologías aplicables en poscosecha, como el pulsómetro Storex DCS para fruta mediante atmósfera dinámica controlada con lectura directa y automatizada de etanol. Iberpol Europa presentó su sistem Accu-Tab para prolongar la vida útil de las líneas de irrigación y evitar el exceso de cloratos en el lavado de frutas y hortalizas; Syngenta dio a conocer su nuevo fungicida de aplicación foliar Geoxe; y Tecnidex mostró las novedades en su fungicida de contacto y de amplio espectro a base de fludioxonil Scholar.

foto
El equipo de Tecnidex mostró la solución Scholar.

Empresas o entidades relacionadas

Institut Recerca i Tecnologia Agroalimentaria - IRTA

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Pedro LLimpe Sanchez
14/06/2016 17:08:48
Quisiera informarme mas hacerca de mataderos en la comunidad europea y condicionamientos de equipos para mataderos . gracais. atte Pedro LLimpe

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Eurofruit, Lleida 2017, del 28 de setembre al 1 d'octubreCon Nakar el tiempo ya no importa, insecticida natural sin plazos de seguridad, residuos cero, Seipasa

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Ana Feliu y Santiago Sáez, de Plymag

"La agricultura ecológica es un movimiento que trata de evitar los productos químicos de síntesis en la producción agrícola, con el fin de evitar la contaminación que afecta a la futura disponibilidad de recursos, su sobreexplotación y la ruptura del equilibrio ecológico"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS