Las bebidas, gran oportunidad de desarrollo de la marca propia según Trace One

28/04/2014

28 de abril de 2014

El auge de la marca propia no es igual en todos los sectores ni encuentra las mismas barreras ni condicionantes en los distintos nichos de mercado. El sector de las bebidas es un terreno tradicional de la marca de fabricante con potentes y populares marcas como Coca Cola, Pepsi o Cadbury Schweppes.

En España, según datos de Kantar Worldpanel, la marca propia en bebidas representó el 23,2 % del mercado en 2013 (datos del primer semestre del año) y fue sobre todo gracias a Mercadona, que tiene una cuota de mercado en valor en este segmento del 33 %.

Si excluimos a Mercadona, el porcentaje de la MDD en el sector de bebidas solo alcanza el 15,5 %. Esto indica que, sobre todo para el resto de los grandes distribuidores el margen de crecimiento es todavía muy amplio.

Trace One ha constatado un creciente interés de los distribuidores europeos por este nicho de mercado en el que actualmente los fabricantes controlan el 78% del mercado.

Según Mickael Devena, director regional para Latinoamérica e Iberia de Trace One “el segmento de bebidas ofrece buenas oportunidades para los distribuidores siempre que apuesten por dos conceptos tan de moda actualmente como son la salud y el placer”.

Los distribuidores tienen que luchar con la tendencia tradicional que apunta a que en este sector los consumidores llevan muchos años consumiendo las mismas marcas que además han ido adaptando su oferta a los nuevos tiempos, ofreciendo promociones y productos de extra cantidad a precios más ajustados.

En un sector muy heterogéneo con distintos segmentos como las aguas envasadas, bebidas alcohólicas, zumos, refrescos y cervezas la propuesta de Mercadona y sobre todo de su marca Hacendado es la más sólida con más de un 30% del mercado en valor. Otros operadores como DIA, Lidl y Carrefour siguen su estela con una cuota de mercado del 19,6, 15,4 y 9,5% respectivamente.