Posicionamos su web SEO / SEM
¿Es la impresión textil digital una buena opción para ampliar negocio?

Impresión directa sobre tejidos, un mercado en auge

Víctor Comas28/03/2012
Interempresas Industria Gráfica + Impresión Digital inicia en esta edición una nueva sección en la que bajo la cabecera genérica de 'Dr. Digital Printing al habla', se intentará dar respuesta, como si de un consultorio médico se tratará, a una gran variedad de temas que generan inquietud a los profesionales de las artes gráficas que han incorporado a su oferta de servicios la impresión digital. Se abre el consultorio con una cuestión de máximo interés: ¿Es la impresión textil digital una buena opción para ampliar negocio?

La respuesta, de entrada, es sí. La tecnología digital está cada vez más presente en todos los ámbitos de la industria, y el textil no es ajeno a ello. Para este mercado, en el que prevalecen técnicas tradicionales, se están imponiendo soluciones como las impresoras inkjet para la impresión directa sobre prendas (DTG –Direct to Garment), que ofrecen muchas más ventajas en comparación con los sistemas analógicos.

foto
La introducción de la tecnología digital ha facilitado mucho la impresión sobre tejidos.

A lo largo de los últimos años una serie de informes han vaticinado el crecimiento dinámico del mercado de impresión textil digital. Uno de ellos, realizado conjuntamente por la consultora Pira Internacional y FESPA, preveía un incremento, entre 2009 y 2014, de 114,6 millones de euros a cerca de 1 millardo. Según el informe, en 2014 habrá unas 52.800 impresoras textiles instaladas (un incremento del 23,1%). Por su parte, un informe realizado por IT Strategies sobre el mercado de la decoración de prendas de vestir, estimaba que el valor (venta al detalle) de las prendas decoradas mediante impresión digital sería de 12 millardos este año, gracias, mayoritariamente, a la adopción generalizada de impresoras inkjet DTG.

“La tecnología digital ya ha transformado la impresión sobre papel y ahora promete hacer lo mismo sobre textiles”

Las ventajas del digital

La tecnología digital ya ha transformado la impresión en gran formato con tinta sobre papel y ahora promete hacer lo mismo sobre textiles. El digital es perfecto para tiradas cortas y entregas rápidas, los principales condicionantes de las cadenas de suministro ‘Just in time’ en la actualidad, y también permite comprobar la reacción del mercado ante nuevas ideas, promoviendo la creatividad. Y satisface las cada vez mayores expectativas de los consumidores en cuanto a la personalización de productos y a su rápida obtención vía Internet.

foto
Las impresoras inkjet para la impresión directa sobre prendas ofrecen muchas más ventajas en comparación con los sistemas analógicos.

Telas reciclables

Entretanto, los banners —el sector del textil digital que crece con mayor rapidez— ofrecen cada vez con mayor frecuencia a los vendedores corporativos importantes ventajas estéticas, medioambientales y prácticas. Aumenta la fabricación de telas para impresión digital reciclables que son, además, más fáciles y baratas de transportar.

¿Quién invierte en impresión inkjet directa sobre prendas?

No debe pues sorprendernos que estas ventajas inviten a muchos a explorar su potencial para obtener beneficios de nuevos modelos de negocio. El estudio de IT Strategies, que se citaba anterormente, sobre la decoración de prendas de ropa, por ejemplo, ve a tres tipos de empresa invertir en impresión inkjet directa sobre prendas: serígrafos y bordadores que operan ya en el sector de la impresión directa; impresores de camisetas que utilizan habitualmente la transferencia térmica o impresoras y copiadoras láser a color y empresas totalmente nuevas en el mercado, como detallistas y fotógrafos que operan a través de Internet. Otros potenciales nuevos miembros del sector podrían ser los detallistas tradicionales, que podrían considerar la incorporación de quioscos a su establecimiento.

Una opinión cualificada

Estas consideraciones son compartidas por Yael Cooper (Kornit Digital), que estima que la impresión inkjet directa sobre prendas ha penetrado un 6% en el mercado de la decoración de prendas, con unas 10.000 unidades instaladas. “Bordadores y revendedores de prendas están invirtiendo en DTG para poder ofrecer soluciones propias en lugar de recurrir a terceros”. Yael añade que otro impulsor de la decoración digital de prendas es la tendencia de la moda hacia impresiones de alta resolución, impresiones en toda la superficie de la prenda y sobre las costuras, todo lo cual resulta más fácil con la tecnología DTG.

Matizaciones al rotundo “sí” inicial

A primera vista, estas predicciones sugieren que la tecnología digital se impondrá de manera imparable en el ámbito de la impresión textil. No obstante, en realidad las cosas no son tan simples ya que existen diferencias significativas entre la industria de impresión sobre papel y el mundo textil. En el caso del textil nos encontramos con dos sectores muy distintos: por un lado los centros de impresión que suministran banners, gráficos y (algunas veces) prendas para utilizar en innumerables lugares, desde centros comerciales a exposiciones y museos, salas de conciertos y teatros. Por otra parte, no hay impresores, o son muy pocos, que cubran los mercados de consumo de moda y telas decorativas, que ofrezcan a los clientes los servicios especializados capaces de satisfacer las exigentes necesidades del comercio detallista en cuanto a la respuesta de las prendas al lavado, luz y resistencia de la impresión al roce.

foto
La impresión digital de banners, roll-ups y otras aplicaciones de carácter promocional sobre soportes textiles es ya un importante negocio para muchos centros de impresión.
“La diferencia de velocidad de impresión entre inkjet (digital) y serigrafía (tradicional) va acortándose”

El sector de impresión textil difiere del de la impresión digital de gran formato en la variedad de procesos utilizados, cada uno de los cuales ofrece un equilibrio de pros y contras. La impresión serigráfica (analógica) tradicional sigue siendo la mejor opción para imprimir artículos textiles de la más alta calidad en grandes volúmenes; no es la más indicada, sin embargo, para tiradas cortas (el volumen de producción en el que ni se gana ni pierde está entre las 48 y 72 unidades).

La sublimación da alta calidad permite las tiradas cortas si bien, en general, funciona mejor con telas con alto porcentaje de poliéster y requiere tintas translúcidas para imprimir sobre telas blancas o de colores claros.

foto
La impresión digital va entrando poco a poco en el mundo de la moda.

¿Dónde se obtienen los mejores resultados?

Las impresoras inkjet para impresión directa sobre prendas (DTG) dan buenos resultados sobre algodón 100% y 50/50%, de modo que los impresores textiles de moda pueden imprimir prendas más baratas y competir con la impresión serigráfica con volúmenes de trabajo más altos, especialmente en un momento en que la diferencia de velocidad entre inkjet y serigrafía va acortándose. Otros atractivos son la posibilidad de imprimir sedas, mezclas y otras telas y, gracias a la disponibilidad de tinta blanca, imprimir sobre tejidos oscuros.

Conclusión

Hablar ahora de ampliar negocio, en plena recesión económica, es una apuesta arriesgada. Como hemos visto la impresión textil digital tiene un amplio abanico de posibilidades y mucho camino por recorrer. Hay servicios con una demanda real en el mercado que cualquier centro de impresión puede ofrecer ya con una inversión relativamente ajustada a los presupuestos que pueden moverse en la actualidad y que podrían generar un mayor volumen de ingresos. Si existe en el entorno de mi negocio una cartera de clientes susceptible de precisar servicios que requieran impresión textil, es una apuesta segura invertir en ello.

Múltiples aplicaciones

Las aplicaciones de la impresión textil digital son infinitas: desde banderas, cuadros Texframe, expositores, pop-ups, mostradores, fondos de escenario, truss, fundas para hinchables, decoración de stands, interiorismo, escaparatismo, estructuras colgantes, cortinas, etc. y por supuesto, pequeñas y grandes tiradas de estampación textil personalizadas para forrar o decorar cualquier elemento que se nos ocurra, como por ejemplo sofás, sillas, banquetas, cojines, puff, etc.

foto