Ventajas y oportunidades de negocio

Cómo sacar el máximo partido a la inversión en sistemas de impresión digital

Kodak27/03/2012

27 de marzo de 2012

Hay personas de nuestro sector que hablan de la impresión digital como una tecnología “madura”. Si esta percepción es correcta, está claro que hemos sido testigos de un impresionante impulso de crecimiento en un proceso que comenzó apenas hace 20 años. De hecho, la impresión digital ha madurado, explica Kodak en este reportaje, pero no debido a ningún hito o ralentización de su desarrollo técnico. Más bien al contrario: las plataformas siguen evolucionando y mejorando a un ritmo incesante.

Donde la madurez es más patente es en la confianza del mercado de la impresión en la adopción de esta tecnología, que se está produciendo en un periodo de tiempo notablemente corto. En las plantas de impresión, departamentos reprográficos y centros de datos de todo el mundo en los que ya trabajan cientos de miles de dispositivos de impresión digital, la aceptación de esta tecnología como solución de producción tiene ya prácticamente un carácter universal.

Desde el punto de vista empresarial, significa que la impresión digital representa en la actualidad una oportunidad de generación de beneficios en todo tipo de negocios de impresión, independientemente de su tamaño o especialidad. Es más, cada empresa puede aprovechar esta oportunidad de una manera propia, con una inversión en capacidades de impresión digital que tiene todo el sentido para los tipos de trabajo que realizan y la base de clientes a la que sirven.

foto

La solución correcta en el momento perfecto

Hasta el momento, la mayoría de los impresores comprenden los fundamentos de la impresión digital. Existen diversos procesos de impresión que encajan en esta definición, pero los dos más importantes son la electrofotografía (EP) basada en tóner y la inyección de tinta. ¿Qué se esconde detrás de la cálida bienvenida que el sector ha dado a estas tecnologías? Es simple: la preferencia del cliente. Cada vez son más los clientes finales que optan por la impresión digital porque les permite:

  • Imprimir pequeñas cantidades de una forma rentable
  • Abordar públicos de destino específicos con contenidos personalizados y unipersonales
  • Crear múltiples versiones de sus materiales impresos
  • Actualizar sus materiales fácilmente
  • Eliminar la sobreproducción y los derechos al pasarse a la adquisición de impresión a demanda
  • Explorar nuevas oportunidades de mercado en la edición independiente, agregación de contenidos y productos especializados que presentan un potencial comercial de 'cola larga'.

En todo el mundo, las empresas de impresión digital —así como muchas plantas convencionales que han instalado sistemas de impresión digital— dan servicio a clientes muy centrados en lo digital a través de documentos transpromocionales, correo directo, materiales promocionales, etiquetas, artículos de punto de venta (PDV), artículos fotográficos (libros, álbumes, calendarios, etc.), publicaciones versionadas, libros a demanda, periódicos y otras publicaciones periódicas con tirada corta y packaging de tirada corta/versionado. Con un número menguante de excepciones, si hay algo que puede imprimirse con otro proceso, también puede imprimirse —y probablemente debería imprimirse— en un sistema de impresión digital electrofotográfico o de inyección de tinta.

Estos nuevos patrones de demanda están transformando el panorama del sector de la impresión en su conjunto. Los procesos de impresión convencional seguirán teniendo amplios usos en todo el mundo, pero la distribución del trabajo está cambiando dado que las ventas de los procesos más antiguos se están reduciendo prácticamente al mismo ritmo que aumenta la venta de impresiones digitales. Los mercados de equipos también reflejan esta tendencia y se prevé que las ventas mundiales combinadas de sistemas de impresión de inyección de tinta y electrofotográficos superarán en pocos años a las de máquinas convencionales por pliegos.

Bienvenidos a lo 'nuevo normal'

Por todas partes se hace evidente que las tiradas cortas, las entregas a demanda, las compras web-to-print (W2P) y la impresión de datos variables son lo 'nuevo normal' en el sector de la impresión. Sea cual sea su ubicación, las empresas de impresión que no dispongan de capacidades digitales tendrán cada vez más dificultades para suministrar los tipos de productos y servicios que sus clientes desean adquirir.

La buena noticia es que sigue existiendo un potencial de beneficios saludable en la impresión para quienes hayan aceptado el hecho de que esta actividad ha cambiado definitivamente. Otra gran noticia es que la variedad de plataformas y capacidades de impresión digital es hoy más atractiva que nunca para las empresas de impresión de todo tipo que estén dispuestas a introducirse en este campo. Cada imprenta tendrá su propio conjunto de motivos para elegir un sistema de impresión digital frente a otro, pero todas las decisiones de inversión están sujetas sin duda a las siguientes consideraciones:

  • El mercado de la impresión está cambiando rápidamente y si un sistema de impresión digital adquirido hoy sigue siendo exactamente igual (en términos de capacidad) dentro de un año, habrá perdido una gran parte de su utilidad. Esto significa que la modularidad —la capacidad para actualizar y adaptar continuamente una plataforma existente para potenciar su rendimiento— está entre los primeros atributos inexcusables de todo sistema de impresión digital.
  • En la mayoría de las aplicaciones, la distinción entre la calidad de impresión del offset y la de la impresión digital ha desaparecido y los compradores de materiales impresos esperan los mismos resultados de la máxima calidad con ambos procesos. Los sistemas de impresión digital deben tener la misma gama de colores ampliada y los efectos especiales de valor añadido que los compradores están dispuestos a pagar.
  • Para maximizar la disponibilidad productiva, el sistema de impresión digital debe ofrecer un ciclo de carga robusto, un canal de actualización simple y muchos componentes y sistemas que puedan ser mantenidos y/o sustituidos por los operadores.
foto

Usted puede comprarlo. Pero, ¿puede implementarlo?

Sin embargo, no se trata simplemente de adquirir el sistema de impresión y enchufarlo. Si no se construye un modelo de negocio viable —autosuficiente, rentable y capaz de crecer— a su alrededor, la inversión no proporcionará los resultados deseados. Por eso no hay nada que pueda sustituir a una respuesta sincera a las siguientes preguntas preliminares:

  • Si adquiere capacidades de impresión digital, ¿está en posición de implementarlas? ¿Comprende su departamento de marketing como posicionarlas de cara a los clientes actuales y potenciales? ¿Están preparados sus presupuestadores para asignarles un precio? ¿Están preparados sus vendedores para comercializarlas? ¿Sabrá su departamento de facturación como facturarlas?
  • ¿Cuenta usted con la infraestructura digital —capacidad de almacenamiento de datos, el software de consola de control y flujo de trabajo, la estructura central de MIS— de la que depende la producción de impresión digital?
  • Si está adquiriendo un sistema de impresión digital para una aplicación determinada —por ejemplo para tiradas cortas de libros—, ¿será capaz de avanzar con el tiempo hacia proyectos más complejos controlados por datos?
  • ¿Hasta qué punto comprende usted la tecnología de impresión en la que se basa el sistema que está pensando adquirir? ¿Se encuentra al principio, en el centro o al final de su vida a útil tecnológica en términos de 'techo' (expansibilidad)? ¿Puede crecer a medida que surgen más oportunidades en la impresión digital?
  • ¿Y en cuanto a la compañía que le ofrece el sistema de impresión? ¿Tiene ya experiencia en la construcción de equipos para entornos de impresión industrial como en el que usted opera? ¿Conoce esa compañía los mercados a los que usted destinará el sistema de impresión?

Profundas raíces en el sector

Las raíces de Kodak en el sector de las comunicaciones gráficas son profundas, al igual que su comprensión de las necesidades de los proveedores de servicios básicos. Kodak ofrece toda una gama de plataformas avanzadas de impresión electrofotográfica y de inyección de tinta con la calidad de imagen, flexibilidad modular, disponibilidad fiable y capacidad de alto volumen que se requieren para triunfar en la impresión digital. Kodak también ofrece la tecnología de impresión de datos en línea que puede convertir una máquina offset convencional en un rentable sistema de impresión híbrida de datos variables. Entre las soluciones Unified Workflow de Kodak están las herramientas de color, datos y producción idóneas para optimizar la productividad digital e integrar su gestión en las operaciones convencionales de la planta.

A pesar del carácter transformador que ha tenido la impresión digital, no supone una ruptura total con el pasado: es la nueva oportunidad de los impresores para promover el valor de los servicios de reproducción gráfica entre sus clientes. También es una potente luz verde para reforzar los ingresos. Los impresores de todo mundo han visto la luz y los más adelantados ya se están equipando adecuadamente.