Los empresarios madrileños del sector reciben documentación sobre PRL elaborada por AGM, que también la ha colgado en la red

El sector gráfico y la prevención de riesgos laborales

Olimpia Fernández Valverde, departamento de PRL de AGM26/01/2012

26 de enero de 2012

El marcado carácter competitivo del sector gráfico hace especialmente relevante el control sobre la prevención de riesgos laborales (PRL). Estas tareas preventivas deben comprender desde la concepción y diseño de una actividad empresarial hasta la puesta en el mercado del producto que desarrolla. A todo ello se refiere el siguiente artículo elaborado por la Asociación de Empresarios de Artes Gráficas de Madrid (AGM), que ha confeccionado una serie de documentos sobre PRL que han llegado a empresas del sector en la comunidad. Dicha información puede consultarse también en la web de la entidad (www.infoagm.com – Información y Publicaciones – Publicaciones).

La prevención de riesgos laborales trata fundamentalmente de proteger la seguridad y salud de los trabajadores en el ejercicio de su actividad profesional, evitando los riesgos derivados de las condiciones laborales que puedan implicar accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

foto
La OMS distingue varios niveles en materia preventiva, siendo la Prevención Primaria la más eficaz y eficiente.

En la legislación social la prevención de riesgos laborales empieza a estar presente, en una forma rudimentaria y como consecuencia de los efectos de la llamada Revolución Industrial, en los últimos años del siglo XIX y primeros del siglo XX, en lo que podríamos denominar primeras manifestación de intervencionismo estatal en el campo de la prevención y reparación del riesgos del trabajo, con las lógicas diferencias cronológicas en los distintos países. Esta normativa va evolucionando hasta que, en la actualidad se consolida dentro del ordenamiento doctrinal y legislativo como una disciplina jurídica autónoma. Así, dentro de la naturaleza del contrato de trabajo, y como algo intrínseco al mismo, el empleador tiene la obligación de velar y proveer por la seguridad y la salud laboral del trabajador en la medida que las distintas normas lo van estableciendo.

La responsabilidad empresarial en PRL

Con el tiempo, los cuerpos legislativos han dictado disposiciones de mayor y más amplio contenido que velan por el trabajador, responsabilizando cada vez más a los empresarios y que han llevado en el nivel nacional a la vigente Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Entre las obligaciones que esta Ley de PRL impone a las empresas destaca principalmente la de llevar a cabo la evaluación inicial y periódica de los riesgos laborales y la planificación de la acción preventiva en función de los resultados obtenidos en dicha evaluación. Cualquiera que sea la dimensión de la empresa, esta está obligada a realizar la prevención de riesgos mediante la adopción de cuantas medidas sean necesarias con el fin de garantizar una protección eficaz de la seguridad y salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.

foto
Olimpia Fernández.

Es decir, las condiciones de trabajo no deben provocar ni favorecer la aparición de accidentes y enfermedades o patologías. Igualmente, tampoco deben perturbar la buena marcha del sistema productivo ni ser fuente de errores, pérdidas, retrasos, defectos, etc., que correspondan a una mala gestión de la empresa y que, finalmente, lleven a una baja productividad o a una calidad defectuosa del producto.

Al ser el sector gráfico tan marcadamente competitivo, la calidad y la seguridad laboral deben ser imprescindibles para la supervivencia y desarrollos de las empresas, alcanzándose a través de la coherencia entre todas las funciones que se ejercen en la organización de la empresa y en todas las fases del sistema productivo: desde la fase inicial de concepción y diseño, la adquisición de equipos, materiales y materias primas de calidad adecuada, la implantación, mantenimiento y control de instalaciones y equipos, en la gestión de la empresa y en el producto final, incluida su puesta en el mercado.

Prevención primaria

Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se distinguen varios niveles en materia preventiva, siendo la Prevención Primaria la más eficaz y eficiente y que implica acciones de distinto tipo:

Prevención en el diseño: implica que ya en la concepción y diseño de instalaciones, equipos o herramientas hay que tener en cuenta los principios de prevención y, en primer término, tratar de evitar los riesgos.

Prevención en el origen: en el caso de riesgos inevitables, deben combatirse en el origen del foco, mediante técnicas o medidas adecuadas como, por ejemplo, el aislamiento o la sustitución de lo peligroso por algo que entrañe un menor o ningún riesgo.

Prevención en el medio de transición: evitar la exposición al riesgo interponiendo barreras entre el origen y las personas, tales como respaldos, dispositivos de seguridad e incluso mediante el alejamiento o sistemas de alarma.

Prevención sobre la propia persona: no solo mediante los equipos de protección individual o epi’s, sino también a través de la educación, la información, la formación, la vigilancia de la salud, etc.

Por esto es fundamental partir del convencimiento de que hay que diseñar, mantener y controlar unas buenas condiciones de trabajo en las que la gestión de la prevención de riesgos laborales esté integrada en la gestión global de la empresa gráfica, formando parte de los objetivos de calidad, lo que significa integrar la máxima de que el entorno del lugar de trabajo no tiene por qué ser agresivo ni peligroso.

foto

AGM ha contado con la colaboración de la Confederación Empresarial de Madrid-Ceoe (Ceim) y del gobierno autonómico para elaborar el material sobre prevención de riesgos en el ámbito laboral.

Al objeto de fomentar esta cultura preventiva en las empresas del sector de artes gráficas, desde la Asociación de Empresarios de Artes Gráficas de Madrid-AGM se han venido realizado diversos proyectos gracias a los cuales se ha dotado a las empresas gráficas de distintas herramientas que suponen no solo información conceptual sino también útil para el desarrollo real y la aplicación en las tareas preventivas de una empresa del sector.

Así, se han publicado desde guías dirigidas al sector de artes gráficas, en las que se explican los conceptos básicos en prevención y las técnicas y medidas prioritarias a adoptar en la empresa, pasando por un mapa ocupacional con el que los empresarios y los trabajadores pueden comprobar los riesgos a los que se exponen de acuerdo a su puesto y, por tanto, la formación que necesitan y epi’s de los que deben disponer, hasta documentos para la selección más adecuada del servicio de prevención que tenga en cuenta tanto las características específicas de la empresa concreta como las propias del sector.

Con todo ello, AGM pretende fomentar la cultura preventiva en los recursos humanos del sector, promoviendo por una parte que el empresariado de artes gráficas conozca y cumpla las obligaciones en esta materia y, por otra, que los delegados de prevención y los trabajadores del sector cuenten con instrumentos que les ayuden a reconocer las principales medidas y los riesgos que, en general, se pueden producir en sus puestos de trabajo.

Sobre la autora

Mª Olimpia Fernández Valverde es técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales y licenciada en Economía por la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado actividades en materia de prevención de asistencia técnica, informes y análisis de información. Asimismo, ha desarrollado contenidos divulgativos y de sensibilización y  gestionado proyectos de innovación e I+D+i.

Empresas o entidades relacionadas

Neobis (Asociación de la Comunicación Gráfica)