Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Vamos hacia un sector de tiradas cortas”

Entrevista a Francesc Navarro, director comercial de OPQ Systems

Ricard Arís14/06/2011

14 de junio de 2011

Está claro que los últimos años han supuesto para el sector de artes gráficas un cambio en la forma de impresión y encuadernación. La crisis y el cambio tecnológico se han retroalimentado y han hecho que el sector dé un vuelco que requiere un análisis que, con la ayuda de Francesc Navarro de OPQ Systems, intentaremos reflejar en esta entrevista.

Dígame, ¿ha cambiado mucho la encuadernación en los últimos años?

La encuadernación ha cambiado mucho en los últimos años. Estamos asistiendo a una auténtica revolución. La tendencia del mercado es la reducción de las tiradas. Salvo excepciones, cada vez se está imprimiendo y encuadernando un número menor de ejemplares. La aparición de la tecnología PUR ha contribuido de forma notable a esta revolución. Ya no es necesario el cosido de los cuadernillos para encuadernar.

¿Cuáles son las técnicas más innovadoras en encuadernación hoy en día?

Hasta no hace demasiado tiempo, el proceso de encuadernación era la impresión en offset y el encuadernado se realizaba en grandes trenes de encuadernación con cambios de formatos lentos y complicados. Con la aparición de la tecnología de impresión digital y el cambio tecnológico, se vio la necesidad de que los equipos de encuadernación tenían que ser fáciles de usar y con cambios rápidos para así poder atender las necesidades del mercado.

Ahora es posible encuadernar libros de medidas diferentes, en tiradas de libro a libro con sólo tres segundos de cambio de formato. La aparición de la cola PUR ha revolucionado el mundo de la encuadernación. Esta tecnología permite eliminar el lento y costoso proceso del cosido de los cuadernillos antes de aplicar la cola. Con esta tecnología es posible encuadernar cualquier tipo de soporte: offset, couché, acetatos, papel fotográfico, etc.

Horizon, nuestra mayor representada, fabrica encuadernadoras, con cola PUR para todos los segmentos de producción. Desde la máquina de una mordaza con producciones de 100 libros hora, hasta los trenes de encuadernación con producciones de 6.000 libros/hora, todo ello, con cambios automáticos para facilitar la tarea de los cambios de formato.

foto
Francesc Navarro, director comercial de OPQ.

Por lo tanto, ¿cuáles cree que van a ser las tendencias para los próximos años?

En mi opinión, la tecnología de impresión digital, está ganando terreno al offset. La calidad de impresión de uno y otro sistema cada vez son más parecidas, siendo ya difícil discernir si una portada de un libro está impresa en una u otra tecnología. También el umbral de rentabilidad de la impresión digital versus offset se va acortando cada vez más.

En estos últimos años han aparecido y se han consolidado en el mercado muchas empresas de impresión y encuadernación de libros y revistas bajo demanda. Éstas imprimen en tecnología digital y disponen de un taller propio de encuadernación completo. Unos talleres imprimen en hoja suelta y otros en bobina. La encuadernación en PUR irá tomando peso con respecto a la encuadernación en EVA. Esta tendencia ya la estamos presenciando al instalar más máquinas con PUR que con EVA.

foto

¿Pero eso no significa la desaparición del offset, verdad?

No, seguro que no. Las dos tecnologías convivirán durante muchos años. La elección de una u otra forma de impresión es una cuestión de rentabilidad. Existe un umbral de rentabilidad que es el que marca la frontera entre las dos tecnologías.

“Cada vez es más complicado saber si una portada ha sido impresa con digital o con offset”

¿Qué tipo de maquinaria para encuadernación puede proporcionar OPQ a un taller de impresión que empiece mañana?

OPQ Systems dispone de un amplio catálogo de equipos para post-impresión. Dentro de cada categoría de producto disponemos de varios modelos, desde los más pequeños de sobremesa, hasta los equipos de muy alta producción. La tendencia actual es que los talleres de impresión dispongan de equipos para poder darse servicio a ellas mismas, aunque en algunos casos puedan subcontratar estos servicios de encuadernación a talleres especializados en uno u otros procesos. 

La relación de equipos que un taller deberia poseer sería: una guillotina de formato de acuerdo con el formato máximo de impresión, una laminadora, una encuadernadora, una trilateral, una confeccionadora de revistas, equipos de encuadernación de wire-o y espiral, así como una plegadora.

foto

¿Cómo han afectado las novedades de los últimos años en técnicas en impresión?

Mucho, esta reducción del número de ejemplares ha provocado que muchos talleres de encuadernado hayan tenido que cerrar. Esto ha sido así debido a que tenían la maquinaria adaptada a grandes producciones. Los talleres de impresión han ido progresivamente adquiriendo equipos de impresión digital y también de acabados con objeto de adaptarse a los nuevos tiempos.

¿En qué medida ha afectado al sector que las tiradas sean más cortas desde hace un par o tres de años?

Mucho, sobre todo por el número de talleres de encuadernación que han cerrado en los dos o tres últimos años, que son muchos. Eso es porque tenían una maquinaria adaptada al modelo antiguo, para altas producciones y con un cambio de formato que se penalizaba mucho, por eso se quedaron sin trabajo y tuvieron que cerrar. Por eso las empresas han montado en sus instalaciones una máquina B.470, que dispone de cuatro mordazas, que puede producir entre 780 y 800 libros a la hora.

¿Cómo ve al sector en los próximos años?

Díficil saberlo.... Mi percepción es que aún nos queda camino por recorrer, asistiremos a alguna fusión más en el mercado nacional. Lamentablemente, algunas empresas cerraran y aquellos talleres de encuadernación que se adapten a los nuevos tiempos sobrevivirán. Aun así, creo que las imprentas van a disponer de toda la maquinaria de acabados que necesitan para así poder ofrecer a sus clientes un servicio integral rápido, aunque el acabado de tiradas largas se externalice.