Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Impresión y sostenibilidad

Joe Czyszczewski, director de Sostenibilidad de InfoPrint Solutions 11/04/2011
foto

11 de abril de 2011

La preocupación por el entorno y la conservación del medio ambiente se está convirtiendo en un fenómeno cada vez más extendido, que no sólo la sociedad debe poner en práctica, sino que debe expandirse al sector empresarial. Todo el proceso, desde la creación del producto hasta la llegada al usuario final, requiere un compromiso de sostenibilidad, eficiencia y máxima productividad, que poco a poco se está convirtiendo en una realidad.

Green TI es el nuevo término por el que son conocidas las tecnologías sostenibles o ‘verdes’, es decir, aquellas sensibilizadas con el medio ambiente y cuyo objetivo es reducir el impacto medioambiental. Bajo esta concepción de modelo de negocio, las empresas comienzan a adaptar su proceso productivo a las nuevas exigencias medioambientales. Ésta es una preocupación de todas las organizaciones, tanto públicas como privadas, que en los últimos años han empezado a adoptar medidas como ahorro energético, reciclaje o reutilización, siempre bajo el supuesto de máxima productividad y reducción de costes.

El sistema de impresión, puede que sea uno de los procesos que implican un mayor consumo energético por la utilización de tintas, tóneres y grandes cantidades de papel. Si bien es cierto, que en la sociedad actual se va reduciendo la cantidad de material impreso, por la libertad de movimientos que nos ofrecen las nuevas tecnologías, éste es un elemento imprescindible de lectura y presentación, que las pantallas y monitores no pueden ofrecer. Del mismo modo, que los periódicos no desaparecen por el uso de Internet, la impresión no puede dejar de existir, es el elemento palpable del contenido digital.

En este caso, el objetivo principal es que el impacto medioambiental quede reducido al mínimo y ser capaces de adquirir la mentalización de que es posible, y se debe, actuar en consecuencia. Una idea está clara: si es bueno para el medio ambiente es bueno para nosotros. En este contexto, nuestra producción se basa en la estrategia que denominamos ‘Beneficio Mutuo’, lo que puede traducirse en mostrar a las organizaciones las posibilidades y mejoras que ofrecen las soluciones de sostenibilidad en su propia empresa, para posteriormente extrapolarlo al objetivo primordial: hacer que día a día modifiquen su conducta en pro del entorno medioambiental.

El proceso ecológico de impresión y diseño sostenible no debe quedarse en una simple actitud sino que tendría que entrar a formar parte de todo el sistema de producción

Compromiso sostenible

El proceso ecológico de impresión y diseño sostenible no debe quedarse en una simple actitud sino que tendría que entrar a formar parte de todo el sistema de producción, desde su inicio, desde la misma concepción del producto y su fabricación; la idea es que la productividad no esté reñida con la eficiencia energética. Teniendo en cuenta que el estado de la técnica actual permite reciclar el papel dos veces, hay que plantearse el objetivo de poder reutilizar el papel múltiples veces, y para ello, es imprescindible utilizar tintas o tóneres que puedan separarse fácilmente del papel para que no afecte al proceso de reutilización del mismo. Esta estrategia aumentaría la vida útil del papel y crearía un entorno de impresión más ecológico. De igual manera la mayoría de los cartuchos utilizados hoy en día son reutilizables, y por ello cobra una importancia vital llevar un control efectivo de las existencias disponibles.

Si hace unos años utilizar papel reciclado, imprimir en blanco y negro o utilizar la doble cara se hacía en documentos tipo “borrador”, hoy en día esta práctica se generaliza en las empresas como medida de sostenibilidad y ahorro de costes. Esto no hace sino reflejar que la mentalidad está cambiando, y no solo la del empresario, también la del trabajador que desde hace tiempo imprime solo lo necesario y en impresoras comunes, desapareciendo en última instancia las impresoras individuales.

La racionalización de la cantidad total de trabajos a imprimir mediante herramientas de gestión, nos permiten ver, seguir y controlar cada documento que se imprime. Es la mejor forma para reducir el número de errores y la necesidad de reimpresiones. Además, mediante el aprovechamiento del espacio en cada comunicado impreso de carácter comercial, como extractos, recibos o facturas e incorporando la información promocional directamente en el documento –servicios transpromo- conseguimos reducir la cantidad de impresiones y correo necesario para comunicarse. Según la organización www.41pounds.org, cada adulto recibe un promedio de más de 18 kilos de correo basura al año, y aproximadamente el 44% es eliminado sin haber sido abierto.

Hoy por hoy, los equipos de impresión ya se fabrican bajo códigos de eficiencia energética, lo que implica un menor consumo, sin pérdida de productividad. Esta garantía se muestra bajo el símbolo de Energy Star, la mejor opción para expandir el sistema de impresión ecológico. De igual modo, pequeños gestos como minimizar las impresiones innecesarias, mantener las impresoras en modo de bajo consumo, incrementar el uso de productos reutilizables o reducir las emisiones de ozono, polvo, tóner o ruido contribuirán a que el impacto medioambiental quede reducido al máximo.

De todo esto es posible deducir algo muy importante: al margen de cumbres internacionales o leyes institucionales, la conservación del medio ambiente comienza en nuestra mesa de trabajo.

ENLACES DESTACADOS

Premios letraC!PrintAspack

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS