Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Publicación de libros: ¿offset o bajo demanda?

Alicia Cifré, Channel Director Commercial Printing & PCRD Iberia de Canon España

19/11/2018
foto
Alicia Cifré, Channel Director Commercial Printing & PCRD Iberia de Canon España.
Al contrario de las predicciones que realizaban sesudos expertos sobre la contracción de la industria del libro, la realidad hoy en día es muy diferente. Esta industria, a nivel global, genera ingresos que alcanzan los 151.000 millones de dólares. Este tamaño es el triple del tamaño de la industria musical y un 15% mayor que la industria del cine. Es más, Europa es uno de los principales jugadores en este sector. En 2016, los editores de libros europeos obtuvieron unas ventas totales que alcanzaron los 22.300 millones de Euros. Se publicaron unos 575.000 títulos nuevos que se añadieron a los 22 millones ya existentes. El sector en Europa emplea a más de 150.000 personas o 700.000 si incluimos a las empresas y los servicios auxiliares.

Se espera que el sector editorial crezca a un ritmo del 3,4% de aquí a 2026, una predicción basada en las preferencias sostenidas de los jóvenes lectores por el libro impreso frente a e-books y tabletas.

Como resultado de estas previsiones tan optimistas, tanto los editores como la industria de la impresión tienen una presión adicional para mejorar sus procesos y volverse más eficientes en cuanto a costes, reducción de devoluciones y stocks, y de los tiempos de entrega. La personalización también juega un papel importante en esta “reinvención” de la industria, pudiendo realizar tiradas de un solo ejemplar, lo que llamamos en Canon ‘smart books’.

Las tecnologías digitales llevan ya décadas implantadas, pero algunos impresores aún son “dependientes” de sus antiguos sistemas offset. Aunque estos equipos funcionen correctamente, no resultan lo suficientemente flexibles como para responder a las necesidades cada vez más cambiantes de los lectores de hoy… y de mañana.

La digitalización permite cumplir con lo que espera el cliente en cuanto a contenidos, permite a los impresores ampliar su capacidad y mejorar todo el proceso de producción. La tecnología digital abre un nuevo capítulo en la historia del libro.

El caso de la impresión en blanco y negro

Mientras que muchos impresores están migrando hacia equipos de impresión en color, la optimización de la impresión en blanco y negro debe continuar siendo una prioridad para las empresas del sector.

Los libros son la única aplicación en la que hay una tendencia clara de crecimiento en el segmento de blanco y negro. Al igual que en la impresión en color, los libros empresariales, para el sector de la educación o los religiosos están generando un gran crecimiento. Según Infotrends, el segmento editorial supone el 28% de todo lo que se imprime en b/n. Únicamente la impresión de folletos promocionales y correo directo se acercan a estas cifras. La demanda de equipos de producción en blanco y negro no parece que esté disminuyendo, es más, aún tienden a venderse más equipos de este tipo para aplicaciones del sector editorial que impresoras en color.

Los beneficios de la impresión de producción en blanco y negro son, fundamentalmente, una mayor velocidad con unos costes reducidos, opciones avanzadas de impresión a doble cara, la optimización del papel y del uso de los equipos. Tecnologías como la que incorpora la gama VarioPrint 6000 Titan de Canon ofrecen un registro perfecto a doble cara, trabajar con los papeles más finos y la máxima fiabilidad en trabajos repetidos como la impresión de titulares, numeración de páginas y otros elementos del diseño de página.

La flexibilidad resulta fundamental

La producción de libros, tanto en blanco y negro como en color es un segmento de Mercado que se espera que crezca alrededor de un 15% CAGR hasta el año 2022, cuando el volumen total de páginas impresos en digital alcanzará la cifra de 100.000 millones.

Para aprovechar todas las ventajas de la producción digital, los impresores de libros deben disponer de soluciones flexibles que les permita transformar sus páginas en blanco en productos de alta calidad. Las tecnologías de impresión digital les permite un modelo de negocio ‘bajo demanda’ que elimina los stocks físicos. Esto repercute en una reducción del capital inmovilizado en material y libros sin vender. Además, los editores e impresores pueden aprovechar áreas de negocio nicho como la venta bajo demanda de títulos descatalogados. La gama VarioPrint i-series de inyección de tinta, por ejemplo, permite cambiar la impresión de páginas en blanco y negro a color con un solo sistema. Esta ventaja hace que los impresores sean más eficientes y automaticen sus procesos sin necesidad de tener varios equipos o tener que realizar labores de postproducción de inserciones en color.

foto
Impresora de papel continuo Océ ColorStream.

Rentabilidad en la impresión de libros bajo demanda

Hunter Books & Mail es un cliente de Canon en Alemania y ha demostrado claramente que el cambio de modelo de negocio es posible gracias a la tecnología de producción de Canon. La compañía ha pasado de ser un especialista del segmento de la encuadernación a posicionarse como una empresa de servicios globales de impresión de libros. Tras incorporar un sistema de impresión color Canon ImagePress C10000VP y dos impresoras Océ VarioPrint 6000 de producción en blanco y negro, Hunter Books and Mail ha incrementado su productividad gracias al negocio de impresión bajo demanda a un precio competitivo y con una calidad similar a la del offset. Este cambio le ha supuesto multiplicar su negocio por diez en tan solo un año.

El impresor sueco Holmbergs, por su parte, también estaba buscando una tecnología que le permitiera afrontar las necesidades de sus clientes en impresión bajo demanda. La personalización era otro de los requisitos, por lo que instaló una solución completa con el software Océ PrismaProduction en el centro de todo e incorporó una impresora de papel continuo Océ ColorStream y un sistema de acabado Tecnau LaserMax. Así creó su nuevo modelo de negocio basado en “tiradas de un solo libro”, con una solución completa desde el envío del trabajo a la entrega.

Livonia Print, de Letonia, por su parte, es un ejemplo de impresor de libros que implementó una estrategia de transformación digital para ofrecer un servicio de tienda online “web-to-print”. Junto a la impresora de inyección de tinta Océ ColorStream, instaló dos equipos Océ VarioPrint i300 de hoja suelta y una ImagePress C10000VP con tecnología de tóner. Además, incorporó un equipo de acabado digital del partner de Canon Müller Martini, lo que convirtió a su empresa en una pequeña “fábrica” que procesaba desde el pdf que le llegaba desde la web hasta el libro impreso y acabado. Esta solución, además de reducir sus stocks y ahorrar en producción, automatizó sus procesos agilizándolos y haciéndolos más rentables.

Conclusión

Una estrategia consistente de apuesta por las tecnologías digitales permite cubrir áreas en las que los impresores de libros se pueden adaptar a un mercado en continua evolución. Gracias a la innovación continua en las tecnologías de producción digital, la historia del libro aún se sigue escribiendo…

Empresas o entidades relacionadas

Canon España, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.