Doing business in Spain? Interempresas Media is the keySáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Diseño y pre-impresión desde el punto de vista de la impresión digital

David Izquierdo, jefe de Producto Production Printing de Konica Minolta05/09/2014
foto

Dentro de todo el proceso gráfico, el diseño y la pre-impresión son puntos de apoyo fuertes para la impresión digital.

En este ámbito, es muy fácil ver la diferencia de la impresión digital con la impresión tradicional, ya que los números y los tiempos lo demuestran de manera fácil y rápida.

Empecemos diciendo que pre impresión es el conjunto de procesos de preparación de un producto gráfico hasta que es impreso, y el diseño es el paso anterior a la pre impresión donde se genera el producto a ser impreso, desde que lo pide el cliente hasta que se manda a pre impresión.

El diseño consta de maquetación e inclusión de imágenes, gráficos y textos, y la pre impresión incluye el tratamiento de las imágenes y textos, la recopilación de todos los originales, generar la imposición, el envío a filmación o CTP para para hacer las planchas de la máquina donde se imprimirá y el envío a máquina.

Todos estos procesos se deben amortizar con el trabajo impreso, y generar el margen de beneficios de la tirada impresa, pero ¿qué pasa si la tirada es tan corta que no podemos ni siquiera amortizar toda la pre impresión y el diseño?, ¿qué podemos hacer si el cliente nos pide un plazo de entrega inmediato?

Todos sabemos que las tiradas se reducen cada vez más, y que incluso en tiradas largas, se necesitan avances o reposiciones, que no amortizarían el arranque de una máquina de offset.

Y si ya tenemos un trabajo en máquina, sabemos que no podemos pararlo para realizar otro trabajo que nos haya venido con urgencia, hay que esperar a la finalización del trabajo para generar de nuevo todo el proceso de pre impresión de este nuevo trabajo y volver a meterlo en máquina.

Vamos a imaginar un trabajo real de una revista o folleto de, pongamos, por ejemplo, 76 páginas de 21x29 a cuatro colores.

Primero hay que diseñarlo, y ver los resultados impresos de nuestro diseño, pero verlos de la manera más fidedigna posible, es decir, utilizando los mismos parámetros y materiales en los que irá el resultado final y para poder ver posibles errores de maquetación y diseño.

Luego debemos imponer el archivo para poner todas las páginas en su orden correspondiente sobre las planchas, y antes de mandar a imprimir, debemos sacar una prueba para ver la imposición, la maquetación, posibles errores de tipos, etc., es decir, debemos hacer un ferro, pero si además queremos una prueba de color y ver el resultado final, incluyendo además de lo ya mencionado todos los parámetros de colorimetría, tenemos que imprimir un ejemplar.

Y la mejor forma de hacerlo, es utilizar el mismo papel y el mismo espacio de color para que el resultado de la prueba sea lo más fiel al resultado final, hacer un arte final.

Para estas 76 páginas de nuestro ejemplo, en una máquina de offset de 50x70, tendríamos que generar 19 planchas para cada color, es decir, 76 planchas, con todo su proceso y preparación de máquina.

Ahora bien, si se pudiera imprimir directamente en una máquina de impresión digital sobre el mismo soporte de papel y llevando el espacio de color del equipo a un estándar junto con la máquina de offset, haciendo una desimposición de la plancha para que no existieran modificaciones, sin tener que hacer ningún tipo de preparación de máquina, y de una manera totalmente automatizada, tendríamos en cuestión de segundos una prueba hecha con los mismos materiales que irán en la impresión final, y con un coste de impresión de solamente 19 pliegos a doble cara, es decir, un coste de impresión mínimo y fijo por pliego impreso.

Si además contamos con finalizadores en línea, capaces de hacer plegado y grapado en caballete, tendremos un ejemplar de esta revista lista para entregar.

Uno, o los que queramos, ya que puestos a imaginar, pensemos que el cliente quiere 25 ó 50 ejemplares para ahora mismo, y luego el resto podrá esperar hasta que se impriman en offset, pero necesita un avance inmediatamente, y con la misma calidad con la que tendrá la tirada completa. Con la impresión digital, eso no es un problema, ya que lo único que debemos hacer es pedir 25 ó 50 juegos de este mismo original.

En mi opinión personal, la impresión digital no existe para “retirar” a la impresión tradicional, offset, si no que es un complemento totalmente integrado, una parte más del taller de impresión, una herramienta útil para generar negocio y beneficios en un entorno gráfico, donde las tiradas y el tiempo de entrega se reducen.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.