Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El compromiso de Lecta con la sostenibilidad

Papel ecológico

Lecta

15/05/2014

El papel es en sí un producto ecológico: 100% reciclable y elaborado con materia prima natural y renovable. Más aún, cuando se puede garantizar el origen sostenible de la madera y se fabrica bajo estándares medioambientales normalizados y controlados, que aseguran el empleo de tecnologías limpias. Lecta se enorgullece de fabricar única y exclusivamente papel que reúne todas estas características.

Es importante destacar que un papel reciclado, al igual que uno de fibra virgen, para ser verdaderamente respetuoso con el medio ambiente necesita de un proceso productivo eficiente, ya que los tratamientos de las tintas compuestas por barnices, aceites, disolventes, pigmentos, anilinas y otros compuestos vertidos pueden generar impactos en el medio ambiente.

foto

Bobinas de papel estucado en la fábrica de Lecta en Zaragoza.

La aportación de fibra virgen

Cuando la fibra de celulosa se utiliza por primera vez en la fabricación del papel, se denomina fibra virgen y cuando a través del reciclaje se reutiliza sucesivas veces, se denomina fibra recuperada o reciclada. El ciclo de aprovechamiento de la fibra de celulosa se mantiene vivo y en funcionamiento gracias a la continua aportación de una cierta cantidad de fibra virgen. Esto es necesario porque la fibra de celulosa se va deteriorando con los sucesivos usos (se estima que puede ser reutilizada una media de seis veces) y porque el 19% del papel que utilizamos no puede recuperarse para el reciclaje debido a que simplemente lo guardamos, como ocurre con los libros, documentos o fotografías o porque por su propio uso se destruye o se deteriora, como el papel higiénico o sanitario.

Madera procedente de bosques gestionados de forma sostenible

Lecta ha certificado la Cadena de Custodia de todas sus fábricas según los sistemas de certificación que gozan de un mayor reconocimiento: PEFC y FSC, lo que permite garantizar el origen sostenible de la madera que utiliza como materia prima en la fabricación de todas sus gamas de papel.

Sistemas estrictos de gestión ambiental

Todas las fábricas de Lecta cuentan con la certificación de calidad ISO 9001, de gestión ambiental ISO 14001, el registro ambiental europeo EMAS y la certificación ISO 50001 de eficiencia energética.

Minimizando el impacto en el medio ambiente

  • Uso de agua: -12%
  • Vertidos TSS en los efluentes: -25%
  • Consumo de energía específica: -6%
  • Emisiones específicas de CO2: -10%
  • Vertido de fangos: -29%

(Periodo: 2006-2012)

foto

Bobinas de papel autoadhesivo en la fábrica de Lecta en Almazán.

Compromiso con el entorno

Lecta es una empresa firmemente comprometida con el respeto al medio ambiente y su papel es un claro ejemplo de desarrollo sostenible: se elabora con materia prima natural y renovable, es 100% reciclable y se produce con tecnologías limpias.

Lecta demuestra en su actividad cotidiana y a través de las numerosas iniciativas llevadas a cabo, una clara vocación de liderazgo ambiental:

1. Certificación ISO 14001 y Registro ambiental EMAS de todas las fábricas de Lecta, que atestiguan la mejora continua de su comportamiento ambiental, disponiendo además de una declaración ambiental verificada por parte de una auditoría externa y de difusión pública. 

2. Certificación PEFC y FSC de Cadena de Custodia de todas las gamas de producto de Lecta. Uno de los principales ejes de la actuación ambiental de Lecta consiste en la certificación de la Cadena de Custodia de sus actividades, que garantiza el origen sostenible de la madera utilizada en el proceso de fabricación de la celulosa y del papel.

3. Eliminación del uso de fuel-oil en todas sus fábricas, siendo sustituido por gas natural y contribuyendo así a la reducción de emisiones de CO2.

4. Reducción de sus emisiones específicas de CO2 un 10% desde 2006, como consecuencia de la adopción de diversos proyectos de ahorro energético, entre los que destacan la puesta en marcha de nuevas plantas de cogeneración, la implementación de mejoras en los procesos de fabricación, la actualización de los equipos, la eliminación del uso de fuel oil y el uso preferente del transporte ferroviario frente al transporte por carretera.

5. Reducción de un 12% en la cantidad de agua necesaria para la producción de papel en los últimos cinco años. El proceso de reducción del uso de agua es un camino iniciado con la implantación de medidas internas para evitar pérdidas de agua del proceso y completado con inversiones en ampliación de equipos y sistemas que mejoran la cantidad de agua reutilizada.

6. Mejora sustancial de la calidad de los efluentes de agua devuelta al medio, resultado de importantes inversiones en nuevos procesos de depuración de aguas en las fábricas del grupo. Desde 2001, el 100% de la celulosa fabricada por Lecta es ECF (Elementary Chlorine Free). Suprimiendo el gas de cloro en la secuencia de blanqueo de la celulosa se eliminan las dioxinas de los efluentes y se reduce drásticamente la concentración de AOX mejorando sustancialmente la calidad del vertido de agua.

7. Lecta ha conseguido una reducción significativa del consumo específico de energía en los últimos años. La implantación de un sistema de gestión energética certificado según el estándar ISO 50001 en todas las fábricas del grupo implica un exhaustivo análisis de los puntos del proceso de fabricación susceptibles de ahorro energético y la puesta en marcha de las consiguientes medidas para conseguir un uso eficiente y sostenible de la energía, lo que ha hecho posible una importante reducción del consumo energético.

8. Lecta ha puesto en marcha en todas sus fábricas medidas concretas encaminadas a disminuir los residuos generados durante el proceso de fabricación del papel y a la valorización de los mismos. La recuperación de las aguas de estucadora y de los residuos de la depuración ciclónica, reintroduciéndolos en los procesos de fabricación, ha permitido a Lecta reducir la emisión de fangos secos cerca de un 29% desde 2006. Cabe destacar que todos los fangos papeleros generados han sido analizados y clasificados como no peligrosos.

9. Lecta ha conseguido valorizar más del 86% de los fangos generados durante el proceso productivo en 2012 a través de la búsqueda de nuevos usos tales como el compostaje agrícola o su aplicación como material de construcción que permiten el aprovechamiento de los residuos que previamente se destinaban a vertedero.

10. La comunicación transparente así como la reducción del impacto ambiental, son ejes fundamentales de la política ambiental de Lecta. Como muestra de ello, pone a disposición de sus clientes la declaración ‘Paper Profile’ para todos sus papeles, donde recoge la información ambiental más importante de sus productos: su composición, los parámetros ambientales claves y las certificaciones de gestión ambiental y de procedencia de la madera.

Más información en www.lectasustainability.com

Empresas o entidades relacionadas

Torraspapel, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.