Océ y el pensamiento colectivo en I+D

17/01/2013

17 enero de 2013

Océ anuncia su apuesta por la relevancia del pensamiento colectivo para el desarrollo de nuevos e innovadores productos. Guido Stompff, diseñador Senior de Océ, ha destacado la importancia del pensamiento colectivo y del papel de los diseñadores en los proyectos de desarrollo de nuevos productos como tema de su tesis doctoral, que defendió en la Delft University of Technology.

Esta investigación subraya el valor que la compañía otorga al conocimiento y optimización de los procesos multidisciplinares a través de los cuales se desarrollan y comercializan los nuevos productos, caracterizados por su complejidad.

foto

Los equipos necesitan ‘pensar colectivamente’

“Tradicionalmente, el énfasis en los proyectos de desarrollo de nuevos productos se ha puesto en aspectos como la comunicación, el conocimiento compartido y el uso de un lenguaje común”, explica Stompff. “Mi investigación indica que estos equipos necesitan ir mucho más lejos de estos aspectos aislados. Los miembros del equipo deben aprender a pensar colectivamente, un proceso al que yo denomino ‘cognición en equipo’. Este es el mecanismo mediante el que las actividades del equipo pueden ser alineadas y coordinadas en un conjunto total: el producto. Así es como los miembros del equipo interactúan y manejan los inevitables cambios que se producen a lo largo del proyecto”.

Tender puentes multidisciplinares

Los diseñadores pueden –con frecuencia, sin saberlo- ayudar a traspasar los límites multidisciplinares que normalmente forman una barrera para transferir el conocimiento y las ideas. Estas barreras, que normalmente dificultan a los miembros del equipo el poder comprender el lenguaje y prácticas de los demás, existen en las áreas de hardware y software, y entre marketing e I+D. A través de su lenguaje expresivo, comprensible para todos, los diseñadores pueden ayudar a interpretar el trabajo de los demás y traducirlo al resultado esperado del proyecto.

La importancia de interactuar con objetos tangibles

Guido Stompff ofrece numerosas recomendaciones para las organizaciones implicadas en proyectos multidisciplinares de desarrollo de productos en la industria tecnológica. “Por encima de todo, la innovación es a menudo un nuevo concepto. La innovación normalmente surge de la interacción entre especialistas, debido a que, cuando su conocimiento se combina, aparecen nuevas ideas que nadie había pensado antes”.

Permitir un pensamiento colectivo eficaz es, por tanto, vital para las organizaciones tecnológicas. Al unir ámbitos que normalmente separan a los distintos especialistas, se crea una fuente de innovación constante y valiosa que puede cambiar las reglas del juego. Para generar resultados óptimos, especialmente cuando los miembros delequipo están dispersos por todo el mundo, es vital establecer mecanismos para que puedan colaborar eficazmente.

Desarrollar imágenes atractivas y expresivas

“La mayoría de nosotros tiende a creer que la comunicación es clave para alinear y coordinar lo que hacemos”, afirma Stompff. “Sin menospreciar la importancia de la comunicación, el aspecto crucial es desarrollar una práctica conjunta. Se trata, por ejemplo, de disponer de prototipos accesibles para todos o de establecer las pruebas de usabilidad como un esfuerzo de equipo. El valor de los objetos tangibles está subestimado, a pesar de que la creatividad que generan enciende las ideas no convencionales. Asimismo, los diseñadores juegan un importante papel al facilitar y dar soporte en todo el proceso de desarrollo de productos, creando representaciones atractivas y expresivas que ayuden a otros miembros del equipo a ‘ver’ el resultado del proyecto pretendido”, concluye.

Empresas o entidades relacionadas

Canon España, S.A.