Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Impresión 3D - Fabricación aditiva
La empresa fundada en 2011 y con sede en Granada ha sido pionera en la realización de casos clínicos basados en el uso de la impresión 3D

BRECA Health Care renueva su licencia de fabricante europeo de productos sanitarios a medida por impresión 3D hasta 2025

Redacción Interempresas08/11/2019
La impresión 3D está revolucionando diferentes sectores debido a la capacidad de producir geometrías complejas con gran facilidad y en un tiempo relativamente bajo. Desde implantes de titanio hasta modelos anatómicos de los pacientes están siendo utilizados en diferentes centros hospitalarios. La implantación de estas tecnologías está aumentando mucho en los últimos años por toda la geografía española siendo ya raro el hospital que no cuente con alguna impresora 3D de bajo coste y resolución.
El proceso de reconstrucción se inicia a partir del TAC de un paciente, realizando ingeniería inversa para obtener la geometría a reconstruir y permite tanto la fabricación de modelos anatómicos como la impresión del instrumental quirúrgico y la prótesis e implante a utilizar. Tratamientos más personalizados, más específicos, y con mejores resultados que ayudarán a aumenta la calidad de vida de los pacientes, a la vez que se reducen tiempos y costes de técnicas quirúrgicas en el sistema sanitario español.
foto
Proceso de reconstrucción de una lesión del cráneo.

La empresa BRECA Health Care es pionera en este tipo de tratamientos. Fundada en 2011 y con sede en Granada, ha realizado centenares de casos en España, Portugal, Colombia, México, Bélgica y Arabia Saudí y es la más antigua a nivel nacional utilizando las tecnologías de impresión 3D. Uno de los casos clínicos más impactantes de este año ha sido la reconstrucción de una rodilla de un paciente y la implantación de un hueso semilunar total en titanio. Dentro de los productos más recurrentes de la empresa están las craneoplastias en titanio y PEEK, guías quirúrgicas para reconstrucciones pediátricas, dispositivos para amputados que mejoran la integración de la prótesis con la anatomía del paciente, discos intervertebrales, y diversos tipos de implantes para reconstrucciones maxilofaciales.

La empresa recientemente ha visto renovada su licencia para la fabricación de dispositivos médicos a medida hasta 2025. “Estamos muy contentos por poder seguir haciendo este tipo de reconstrucciones. La primera licencia nos la dieron en 2014 y es necesario renovarla cada 5 años. En 2014 era bastante complicado ya que no había prácticamente información y las comunidades autónomas no tenían un proceso demasiado establecido, ya que se basaban en las licencias que se dan a las ortopedias para personalizar ayudas técnicas y los productos implantables son muy diferentes. Ahora ya el proceso está mucho más definido e incluso los hospitales están intentando obtener esta licencia para poder realizar algunos productos in house” comenta José Manuel Baena, doctor en Biomedicina e Ingeniero Industrial y fundador de BRECA Health Care.

Aprovechando esta oportunidad de mercado, la empresa ha lanzado un servicio de creación de laboratorio de impresión 3D interno en los Hospitales. “Hemos visto mucha voluntad por parte de los centros, haciendo sus pinitos con impresoras 3D low cost, pero también mucha desinformación, en cuanto a las posibilidades que ofrecen estas tecnologías. No se trata de que un hospital adquiera una máquina de impresión de titanio, cuyo precio es elevado, si no de que puedan tener un servicio interno profesionalizado con el cual puedan atender la demanda de modelos para visualización e instrumental. Luego los dispositivos médicos a implantar se pueden fabricar de forma industrial en las diferentes instalaciones certificadas con ISO 13485 disponibles” apunta Baena.

“El rango de aplicaciones es enorme. Se trata de desarrollar soluciones innovadoras que consigan mejorar la calidad de vida de los pacientes y el día a día de los cirujanos. En estos proyectos trabajan los cirujanos junto con ingenieros codo con codo, de forma que intercambian diferentes puntos de vista, y se llega a soluciones muy satisfactorias” apunta Baena.

Además la empresa está preparando una siguiente ronda de financiación para expandirse con su nuevo modelo de laboratorio de impresión 3D intra hospitalario y poder dar el salto a más países. La empresa quiere seguir ampliando el rango de casos clínicos, y los países, y dentro de poco empezarán con los ensayos preclínicos de materiales biodegradables los cuales ya han podido introducir en la ISO. A largo plazo y a través de colaboración con diferentes grupos de investigación y con la empresa Regemat 3D espera poder incluir productos tisulares en su portfolio.