Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio
Entrevista exclusiva con el concejal de Urbanismo de la localidad madrileña

Leganés ha recibido en el último año "20 o 30 solicitudes" para implantar nuevas gasolineras

Revista Estaciones de servicio07/05/2014
foto
Leganes 2150
El Ayuntamiento de Leganés ha recibido “20 o 30” solicitudes para la apertura de nuevas instalaciones de suministro de carburante desde que en febrero del año pasado el Gobierno aprobara el RD-L 4/2013, posteriormente convertido en la Ley 11/2013. La norma, que, entre otras cosas pretende favorecer la puesta en marcha de nuevos puntos de venta como supuesta herramienta para abaratar el precio del combustible supuso que el Consistorio leganense recibiera “una verdadera avalancha” de peticiones para abrir nuevas gasolineras en el municipio.

Así lo ha explicado el concejal de Urbanismo de la localidad madrileña, Miguel Ángel Recuenco, quien en una entrevista telefónica concedida a Estaciones de Servicio ha afirmado que el alud de solicitudes fue tal que el pasado mes de julio el equipo de Gobierno local impulsó una moratoria en el otorgamiento de licencias urbanísticas (tanto en trámite como futuras) en un plazo de 12 meses.

Esta suspensión cautelar, que fue aprobada por unanimidad en el Pleno municipal, tenía como objetivo la paralización de la concesión de licencias mientras el Ayuntamiento de Leganés se ponía manos a la obra para elaborar “una normativa municipal que regule qué criterios deben cumplir las nuevas instalaciones de suministro de carburantes” que algunos operadores independientes tenían previsto abrir en el municipio.

“Es carburante, no Chupa Chups
Y es que, tal y como subraya Recuenco, “Leganés quiere que aparezcan nuevas estaciones de servicio, pero quiere que se haga de manera ordenada. A veces con los procesos de liberalización aparecen piratas y eso no podemos permitirlo”, afirma el concejal, quien hace hincapié además en que la distribución de carburante “es una actividad peligrosa, no estamos hablando de vender Chupa Chups.

Por eso, en palabras del concejal de Urbanismo, el Consistorio decidió elaborar la citada normativa municipal con el objetivo de evitar que se instalaran “unidades de suministro en la acera delante de un mercado o al lado de un colegio”. Según Recuenco, su departamento recibió incluso alguna solicitud para abrir gasolineras “en suelo rústico”.

El concejal leganense de Urbanismo está convencido de que el Pleno de la localidad actuó de la mejor manera cuando decidió suspender cautelarmente la concesión de licencias urbanísticas. “Yo no voy a permitir que surja cualquier cosa en mi pueblo”, subraya.

Tirón de orejas de la CNMC
Sin embargo, la aprobación de la moratoria ha provocado que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) diera un tirón de orejas público al Ayuntamiento de la localidad madrileña, a quien en un informe de supervisión de la distribución de carburantes en el municipio, conminó a sentar las bases que fomentaran la apertura de nuevas gasolineras independientes.

Recuenco ya se ha puesto en contacto con la CNMC para trasladarle su opinión con respecto al informe elaborado por el organismo supervisor y tiene previsto enviar próximamente una comunicación oficial al ente que vela por la competencia para explicar los motivos que le empujaron a impulsar la moratoria.

El Ayuntamiento de Leganés ha constituido una mesa de trabajo que en estos momentos ultima la redacción definitiva de la normativa municipal que regulará la instalación de nuevos puntos de suministro en la localidad madrileña.