“La principal ventaja del contenedor de superficie reside en sus menores costes”

Entrevista a Jesús Juan Richart, responsable comercial de Rototank

David Muñoz28/06/2012

28 de junio de 2012

Los contenedores de superficie y los soterrados se han consolidado, con sus respectivas ventajas y desventajas, en dos opciones igual de válidas en el segmento de la recogida de residuos. Durante la celebración de la feria Tecma, profundizamos en este tema con la empresa alicantina Rototank, quien nos aporta su visión como fabricante especializado en soluciones plásticas desarrolladas mediante sistema de moldeo rotacional.

¿Qué ventajas aporta, a su juicio, el contenedor de superficie sobre el soterrado?

La principal ventaja reside en sus menores costes, tanto de instalación como de mantenimiento. El contenedor de superficie resulta una opción mucho más versátil, ya que puedes cambiar su ubicación cuando lo necesites, y además, a diferencia del soterrado, para su implantación, no se requiere excavar en superficie, evitando de esta forma encontrarte durante estos trabajos con canalizaciones eléctricas, de agua, gas o telecomunicaciones, así como con restos arqueológicos, algo muy habitual en los cascos antiguos de los municipios. En cambio, el contenedor tradicional se coloca encima o al borde de la acera, y ya está disponible para los ciudadanos.

foto
Jesús Juan Richart, responsable comercial de Rototank.

¿Considera que está ya familiarizada la sociedad española con el uso de los contenedores soterrados?

Sí, desde mi punto de vista, es una fórmula que ya está implementada en muchas ciudades, grandes y pequeñas. La gente conoce bien su funcionamiento. Y si todavía es mayoritario el empleo de los contenedores de superficie es fundamentalmente por la razón que comentaba anteriormente de diferencia de costes, sobre todo ahora con la situación económica que vive el país. Un contenedor de superficie de carga lateral frente a uno soterrado hidráulico puede ser entre 10 y 12 veces más económico. Y además, la recogida de los residuos se hace de forma mucho más rápida, ya que mientras que un camión de carga lateral puede vaciar los contenedores de superficie únicamente posicionándose a su lado sin necesidad de salir del vehículo, en el caso de los soterrados el operario tiene que bajarse para conectar el latiguillo hidráulico al sistema, activar la bomba hidráulica, elevar los contenedores, etc.

A ello hay que añadir que el mantenimiento de los soterrados es más costoso y que están sujetos a un mayor riesgo de averías, por estar bajo tierra en contacto con humedades.

Tradicionalmente se ha señalado a la estética como uno de los factores que más pueden contribuir a la expansión de los contenedores soterrados, al evitar tener en la calle grandes contenedores.

Efectivamente. Pero para contrarrestarlo, los fabricantes de contenedores de superficie estamos trabajando en mejorar el diseño de los modelos que comercializamos, evitando la imagen de “cacharros de colores llamativos” que ofrecen un contraste negativo con el entorno. Ahora se intenta trabajar con colores neutros cuya diferenciación cromática reside en la boca del contenedor, de tal forma que no llame tanto la atención.

“El contenedor de superficie resulta una opción mucho más versátil, ya que puedes cambiar su ubicación cuando lo necesites”

Imagino que también la propagación de olores es un factor que decanta el uso de uno u otro tipo de estos contenedores, ¿no es así?

Éste es un elemento que sólo influye en el caso de las basuras orgánicas, por lo que si éstas se recogen diariamente, no tiene que jugar un papel decisivo a la hora de elegir entre un contenedor de superficie o uno soterrado. Además, las empresas de recogida cuentan con equipos lavacontenedores que deberían utilizar periódicamente, en conjunto con productos bactericidas, para evitar la propagación de olores.

foto
Capazos de polietileno para la recogida directa de los residuos del suelo.

Por la diferencia de precios entre ambas tipologías de contenedores que señalaba anteriormente y vistas las dificultades económicas por las que atraviesan muchos ayuntamientos en España, ¿aprecian que la tendencia a corto/medio plazo es hacia una mayor demanda de contenedores de superficie en detrimento de los soterrados?

Por supuesto, las restricciones presupuestarias a las que se enfrentan muchos ayuntamientos están provocando que éstos se decanten más por el contenedor de superficie. De todas formas también estamos apreciando otra tendencia y es que la crisis está provocando que cada vez se compren menos contenedores nuevos y que se repare más. De hecho ya hay empresas de recogida y ayuntamientos que están comprando contenedores de segunda mano.

Por último, ¿podría resumirnos la trayectoria de Rototank?

Rototank se creó en el año 1994 especializándose en la fabricación de productos plásticos mediante sistema de moldeo rotacional. Contamos con tres líneas de negocio: 1) desarrollo de una gama de depuración de aguas residuales, urbanas e industriales, con depuradoras compactas de polietileno; 2) depósitos de almacenamiento de productos químicos y agua potable para industria y agricultura; y 3) contenedores para residuos urbanos. Tenemos nuestra sede central en Biar (Alicante) y hemos abierto la vía de la internacionalización  a través de varios acuerdos con empresas de Portugal, Francia e Italia, fundamentalmente.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS