Posicionamos su web SEO / SEM
“El residuo mejor gestionado es el que no se genera”

Entrevista a Ion Olaeta, presidente de FER y miembro del comité organizador de Tecma 2012

Redacción Interempresas05/06/2012

5 de junio de 2012

El próximo 10 de octubre, la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) cumplirá 30 años como la principal asociación del sector de la recuperación de residuos. Creada en 1982 por un grupo de empresarios recuperadores, con el fin de representar, agrupar y defender los intereses de este sector en los diferentes ámbitos económicos y sociales, FER se ha consolidado año tras año como un interlocutor cualificado para conocer la situación que atraviesa este mercado.
foto
Ion Olaeta, presidente de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER).

¿Cuál es nuestra situación en materia de recuperación y reciclaje en comparación con el resto del mundo desarrollado?

Europa se encuentra a la vanguardia a nivel mundial en todo lo tocante a las cifras de reciclaje. Más enfocados en el caso de España, en muchas líneas de materiales estamos a la cabeza en las tasas de reciclaje. Un buen ejemplo lo tendríamos, por ejemplo, en el caso de los Vehículos Fuera de Uso. Un segmento en el que somos pioneros en la creación de una estructura intersectorial, integrando a importadores y fabricantes, a desguaces y a recicladores, asegurando así la correcta gestión de los vehículos al final de su vida y el alcanzar unas tasas muy buenas de reciclaje y valorización. Así, el tándem desguace – fragmentadora consigue hoy en día que cerca del 87% de cada vehículo se recupere y recicle, frente al 85% de valorización (75% de reciclaje) que exige la directiva europea.

¿Debería ser la prevención de residuos el primer paso en todo el proceso del reciclaje?

Sin duda, el residuo mejor gestionado es el que no se genera, al igual que la energía más verde es la que no se consume. Una sociedad que aspire a ser sostenible debe tener clara la jerarquía de la gestión de los residuos de manera que, primero, reduzca la generación de residuos; en segundo lugar, reutilice aquello que pueda y, en tercer lugar, recicle el resto de manera que se aprovechen las materias primas contenidas en los residuos que, en casos como el acero supone el 80% de las materias primas de la siderurgia española.

No obstante, por desgracia, la tecnología actual no permite reciclar el 100% de los residuos no reutilizables y una parte de los mismos deben ser gestionados por otras vías como la valorización energética. En la FER, estamos embarcados, por ejemplo, en una serie de proyectos de I+D+i para conseguir que el 13% que aún no se recicla de los vehículos fuera de uso no acaben en un vertedero de inertes, sino que se aproveche el potencial calorífico de esas líneas de residuos. De esta forma, lograremos en 2016 el objetivo del 85% del reciclaje de vehículos y el 95% de valorización.

Como claro objetivo tenemos que ver que el vertedero supone la derrota de todo el sistema de gestión de residuos. Hemos de seguir trabajando, para buscar alternativas a la gestión de residuos en los escalones superiores de la jerarquía de gestión de residuos.

“Las administraciones pueden apoyar el que las empresas tomen conciencia de la necesidad de gestionar correctamente sus residuos”

¿Cuál es la diferencia entre recuperación y reciclaje? ¿Cuál se practica más?

La recuperación hace referencia al origen de los residuos que, de alguna forma, se “recuperan” de la corriente de residuos para ser gestionados en nuestras instalaciones.

El reciclaje hace referencia a la acción de reciclar que se lleva a cabo en las instalaciones de nuestros socios. Consiste básicamente en generar materias primas recicladas, que puedan servir de imput en los procesos productivos sustituyendo de forma directa a las materias primas naturales.

Ambos términos van totalmente unidos, ya que sin recuperación no puede haber reciclaje y de hecho, en algunos momentos ambos pueden confundirse, ya que hay materiales más sencillos de reciclar, en los que el mero proceso de recuperación implica su reciclaje.

foto
Audiencia del Príncipe de Asturias a una representación de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), con motivo de su 30 aniversario.

¿Qué residuos logran recuperarse y/o reciclarse en mayor medida? ¿Y los que menos?

Sin duda, por su reciclabilidad y valor unitario, son los metales tanto férricos como no férricos los que más se reciclan. Los metales (acero, aluminio, cobre, plomo, etc.) tienen una característica que les da unas cualidades especiales para su reciclaje y es que no se degradan al reciclarlo una y otra vez.

En el caso de los metales tenemos en España como ejemplo muy destacado el plomo, ya que su reciclabilidad ilimitada ha permitido que en nuestro país el 100% del plomo que se utiliza (principalmente para las baterías de automoción) sea reciclado. Hace 20 años que cerró la última mina de plomo en España.

Otros materiales como los plásticos o el papel se van degradando a medida que se van reciclando, de manera que el aporte continuo de materiales nuevos es necesario para mantener el ciclo de producción en funcionamiento.

Finalmente tenemos materiales complejos cuyo reciclaje es prácticamente inviable desde un punto de vista económico ya que técnicamente, y si tuviésemos todo el dinero del mundo, en principio todos los materiales serían reciclables. Dentro de este grupo tendríamos algunos plásticos complejos o algunos aceites, disolventes y pinturas.

¿Reciclamos bien los españoles? ¿Y nuestras empresas e industrias?

Esta pregunta se respondería en una doble vertiente. Los españoles y las empresas ayudamos a reciclar pero aún no es suficiente. Se ha avanzado mucho en los últimos 15 años pero aún nos queda mucho por avanzar. Los ciudadanos en su conjunto han de darse cuenta de que los residuos no han aparecido ahí por arte de magia, sino que son el fruto de su consumo de productos y, por esta razón, deben asumir su parte a la hora de asegurar el reciclaje y correcta gestión de los residuos que sus productos generan.

Vamos poco a poco separando los residuos en nuestros domicilios, pero esto se enfoca principalmente a los envases y olvidamos que otros muchos residuos no se gestionan a través de esa vía. Por eso los ciudadanos deben acostumbrarse a llevar regularmente otros residuos como sus electrodomésticos, el aceite de su cocina o la batería de su coche a los puntos limpios. Si los ciudadanos canalizan correctamente los residuos que producen su reciclado está asegurado, si no, su reciclado peligra.

Y en lo tocante a las empresas la lección sería la misma. Deben ser conscientes de los residuos que producen y asegurarse de que los mismos reciben el mejor tratamiento y no sólo el más barato. Hemos avanzado pero hay que seguir avanzando.

¿Qué habría que hacer para que se reciclase más?

En la medida en que simplifiquemos los materiales con los que se fabrican los productos se facilita el reciclaje. Si la palanca del intermitente de un coche tiene cinco tipos distintos de plástico su reciclaje es inviable. Ha de homogeneizarse más la producción y facilitar las labores de desmontaje. También debería penalizarse el vertido, ya que si ésta es la vía más cómoda, fácil y barata, el reciclaje no tendrá oportunidad. Y finalmente el tema más importante: el ciudadano tiene que consumir productos reciclados.

¿Qué datos de reciclaje destacaría?

Podría dar infinidad de datos, pero daré algunos que puedan dar una idea de la envergadura de la tarea que acometemos:

- En España reciclamos 13 millones de toneladas de chatarra férrica, 8 de las cuales son chatarras domésticas procedentes del mercado español.

- El 100% del plomo que se produce en España es reciclado.

- Se gestionan al año 320.000 toneladas de neumáticos fuera de uso.

- El 60% del aluminio y el 50 % del cobre que se produce es reciclado.

- Al año reciclamos 1 millón de vehículos fuera de uso.

- Gracias al sector recuperador en España se reciclan más de 4 kg de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs) por habitante y año.

¿Ha avanzado mucho el sector en los últimos años?

En los últimos 15 años, el sector ha vivido una verdadera revolución. Hemos pasado de un sector tradicional de la recuperación a uno de los sectores más punteros en nuevas técnicas de reciclaje. Ciertamente este cambio se ha visto potenciado y acompañado de un cambio global en la legislación ambiental y en la propia sociedad. La legislación nos ha ido poniendo metas a alcanzar y como sector, hemos ido alcanzándolas.

Por otro lado, la globalización también ha supuesto una apertura de las fronteras y por lo tanto un incremento de la competencia, con lo que el sector del reciclaje se ha visto espoleado para tener una mejora continua. Sin duda, el camino que nos queda por recorrer es aún largo pero hemos avanzado ya un buen trecho.

¿Es adecuada la legislación que rige el sector o habría que endurecerla más para restringir ciertas prácticas?

La legislación es compleja y, de hecho, se ha desarrollado mucho en los últimos 10 años. Buena muestra de ello es la reciente Ley de Residuos y Suelos Contaminados. Por desgracia, el problema de intrusismo que estamos sufriendo en el sector por parte de empresas que se implantan en el sector sin cumplir ninguna norma está creando verdaderos problemas a nuestros asociados.

La solución no consiste en hacer nuevas normas o en endurecer las existentes. Las normas están ahí, el problema es que los “intrusistas” directamente no cumplen las normas. Lo que habría que hacer es tener un mayor control y vigilancia de estos actores externos al sistema, para que no puedan llevar a cabo su actividad sin cumplir norma ambiental alguna. Como se suele decir, no hay que hacer más leyes, hay que aplicarlas.

foto
En España reciclamos 13 millones de toneladas de chatarra férrica, 8 de las cuales son chatarras domésticas procedentes del mercado español.

¿Desde las administraciones se da el apoyo necesario para que empresarios (incluidas pymes) sean conscientes de las medidas que deben tomar?

El actual panorama nacional con 17+1 autoridades ambientales, hace muy complejo el desarrollo de medidas coordinadas de apoyo al reciclaje. En muchos casos las medidas creadas con la mejor intención desde el punto de vista ambiental, limitando por ejemplo el transporte de residuos entre Comunidades Autónomas, lo que logra es precisamente lo contrario, poner barreras al reciclaje al no poder llevarse los residuos al lugar donde está la planta que puede reciclarlos.

Sin duda, las administraciones pueden apoyar el que las empresas tomen conciencia de la necesidad de gestionar correctamente sus residuos. En la medida en que las administraciones presionen a las empresas, éstas deberán buscar soluciones para sus residuos y ahí estará el sector de la recuperación y el reciclaje para tomar el testigo.

“Hemos alcanzado hoy muy buenas cuotas de reciclado, pero de cara al futuro el avance debe continuar teniendo como horizonte el del Residuo Zero”

¿Cuánto cuesta reciclar? ¿Se trata de un proceso que puede ser rentable en más aspectos aparte del medioambiental?

Creo que lo que debería preocuparnos es cuánto nos cuesta no reciclar. Vivimos en un planeta con recursos escasos y con una necesidad creciente de recursos. Si no reciclamos el coste de las materias primas aumentaría de manera exponencial.

El reciclaje es importante económica y ambientalmente. Evidentemente se trata de una actividad empresarial y, como tal, tiene que tener ánimo de lucro, ya que si no las inversiones y el avance serán imposibles.

¿Cuáles son los desafíos más inmediatos en materia de reciclaje en nuestro país?

Si tenemos en cuenta los millones de toneladas de residuos gestionados, cuánto recicla este sector, las materias primas que proporciona y las emisiones de CO2 que evita, creo que la aportación del sector al medio ambiente es hoy en día fundamental.

Ahora bien, de cara al futuro, nuestros objetivos como sector serían básicamente seguir fomentando entre nuestros asociados el intercambio de experiencias y la mejora tecnológica continua, la defensa y difusión de la aportación del sector recuperador al medio ambiente y la lucha contra el intrusismo y la competencia desleal que, en ocasiones, sufrimos por parte de empresas que pretenden obtener beneficios rápidos incumpliendo las normas ambientales.

Hemos alcanzado hoy muy buenas cuotas de reciclado, pero de cara al futuro el avance debe continuar teniendo como horizonte el del Residuo Zero, de manera que seamos capaces de reciclar todo lo que nos llega. Esta meta ya la hemos alcanzado en cuestiones como el reciclaje de baterías de plomo o de los televisores con tubo de rayos catódicos, pero el reto es continuo, ya que cada día salen al mercado nuevos productos y cada uno de ellos supone un desafío para lograr reciclarlo al máximo.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje
Tecma - IFEMA - Feria de Madrid

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS