La ciudad del futuro es inteligente, eficiente, sostenible y más habitable

‘Smart Street’, mejora de la calidad de vida con la optimización de recursos

Laura Sopeña17/02/2012

17 de febrero de 2012

Con la voluntad de convertirse en una ciudad inteligente (Smart City), la localidad de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) ha llevado a cabo la primera calle inteligente integral en Cataluña. La calle Cèsar Martinell ha sido la escogida como la prueba piloto de esta ‘Smart Street’, un escaparate de la innovación y de la aplicación de las TIC en la ciudad, que cuenta con un sistema de gestión integrado que permitirá un mayor ahorro y hacer de la ciudad un lugar más habitable y sostenible.
foto
Identificación ‘Smart Street’ de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

El pasado miércoles 23 de noviembre, a las 19:30h, se puso en marcha la primera calle inteligente de Cataluña, en la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallés. La prueba piloto de la calle de Cèsar Martinell ha empezado a funcionar después de un año del acto de la rúbrica del convenio que se estableció entre el ayuntamiento y las empresas Abertis e Indra. En el proyecto también han participado empresas de tecnología punta y aplicaciones específicas como Worldsensing, Parkhelp, Moba, BibBelly Solar, Bit Carrier y Sinapse.

La tecnología

Los sensores son los objetos estrella de la ‘Smart Street’, ya que mediante sus instalaciones en dispositivos de iluminación, de recogida de escombros, de movilidad viaria y de reciclaje, envían información sobre su estado a la central de datos para poder optimizar cada uno de estos servicios ofrecidos al ciudadano. Un total de siete plataformas tecnológicas conforman y ponen en funcionamiento el concepto de espacio innovador, donde el ciudadano es el centro de interés. Todas las medidas y apuestas tecnológicas llevadas a cabo, se han implantado con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la localidad:

Parkhelp, sistema guiado de aparcamiento. Debido a los sensores establecidos en cada una de las plazas de aparcamiento, el ciudadano conoce de antemano las plazas libres existentes gracias a la información ofrecida en unos paneles, ubicados antes de llegar a la calle. De este modo se ahorra el tráfico de la zona, la contaminación del aire y el tiempo y el coste del trayecto. Y, también, el sistema de aparcamiento Fastpark, que ofrece beneficios ambientales, de tráfico, de tiempo y económicos a la ciudad y a sus habitantes.

foto
Parkhelp, sistema de guiado de aparcamiento.
Sinapse, sistema de control y gestión del alumbrado. Con la implantación del sistema de reducción energética, cuatro farolas del parque Ramon Barnils controlan la intensidad de las luces y regulan la luminosidad dependiendo de la franja horaria. En fase de pruebas se encuentra la viabilidad de la implantación de un sistema de detección de presencia, el cual permitirá regular la intensidad en función de las necesidades del momento, dependiendo de la frecuencia de paso de los viandantes.
foto
Sinapse, sistema de control y gestión del alumbrado.
CitySolver, gestión de flujos de tráfico. Este sistema proporciona una gestión inteligente del tráfico en la ciudad a tiempo real. Con él se detectan las intensidades del tráfico, accidentes y congestiones, y se crea una plataforma de consulta ciudadana, donde se podrá analizar el tiempo del recorrido y escoger las alternativas adecuadas de rutas o transporte.

Urbiotica y Moba, sistema de control ambiental y gestión de residuos. La plataforma de control ambiental contempla sensores de humedad de la tierra que permiten realizar un riego más eficiente. Por otro lado, el sensor de nivel de capacidad de los contenedores permite optimizar el tiempo de recogida y la gestión de las rutas eficientes de los recursos del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallés.

foto
Sensores bajo tierra que permiten realizar un riego inteligente.
Worldsensing, sistema de aparcamiento. Solución integral para la gestión del aparcamiento en la ciudad a tiempo real, a través de un Smart Phone o paneles de visualización, donde se facilita una comunicación sin hilos y de bajo consumo.

BigBelly, sistema de compactación solar sin cables. Reduce los costes operativos, el consumo de combustible y las emisiones de gases invernadero asociados al proceso de recogida de los residuos, hasta un 80 por ciento, gracias a la compactación de los deshechos. El sistema informa, en todo momento, de cómo está de lleno el contenedor, funciona a través de alimentación solar y se puede acceder a todos los datos mediante cualquier navegador.

foto
BigBelly, sistema de compactación solar sin cables.
Con todas estas aplicaciones, la calle dispone de sistemas de captación para medir la realidad en tiempo real, de manera continua, una red de comunicaciones para transmitir la información minuto a minuto y aplicaciones de gestión integrada para analizar la información, tomar decisiones, actuar y analizar los resultados.

Según el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallés, "la ciudad inteligente (Smart City) es aquella que aplica las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a la ciudad para proveerse de una infraestructura que sea garantía de un desarrollo sostenible, de un incremento de la calidad de vida de la ciudadanía, de una mayor eficiencia de sus recursos y de una mayor participación ciudadana".

foto
Jordi Puigneró, teniente alcalde de Governació, Seguretat, Mobilitat i Tecnologia del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès.

Entrevista a Jordi Puigneró, teniente alcalde de Governació, Seguretat, Mobilitat i Tecnologia del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès

¿Cómo y cuándo surgió la idea de la realización del proyecto ‘Smart Street’ en Sant Cugat del Vallès (Barcelona)?

El proyecto arrancó hace un año y medio. La idea surgió debido al momento en el que se encuentran los ayuntamientos, donde se hacen bien presentes las dificultades económicas en todos los sentidos. Esta necesidad hace que tengamos que gestionar mucho mejor lo que disponemos y así poder ahorrar dinero en las grandes facturas que tiene un ayuntamiento. ‘Smart City’ aparece como una oportunidad para gestionar mejor nuestra ciudad, gracias a la introducción de las nuevas tecnologías. Este es un proyecto clave para el futuro de la ciudad. En un futuro muy próximo, todas las ciudades del mundo van a querer ser ‘Smart’ porque la que no lo sea, significará que no estará gestionando correctamente los recursos de los que dispone.

¿Por qué en la localidad de Sant Cugat del Vallès?

En Sant Cugat del Vallès siempre hemos querido destacar por ser una ciudad puntera y que gestione bien, desde el punto de vista tecnológico. Por lo tanto, nos tomamos estos temas con seriedad y prioridad, ante otros. También, existe una voluntad política por parte de la actual alcaldesa. Por eso es un proyecto estratégico de mandato.

¿Existe algún precedente en Europa o EE UU?

Existen muy pocas ciudades en el mundo que estén apostando tan fuerte como nosotros, es por esto que no tenemos un modelo referente. Sí que, por ejemplo, hay ciudades como Yokohama (Japón), que hacen apuestas tecnológicas muy importantes en la gestión de la ciudad. Pero no hay que olvidar que nosotros somos una ciudad a nivel de Cataluña, una ciudad media: y a nivel del mundo, pequeña. Hemos desarrollado el plan estratégico de ‘Smart City’ para nuestra ciudad y a partir de aquí lo estamos desarrollando, pero no tenemos un modelo en el que nos hemos guiado o basado, porque creo que no lo hay.

¿Cómo y en cuánto tiempo se ha llevado a cabo la ejecución e implantación de la tecnología en dicha calle?

A partir de un plan estratégico de ‘Smart City’ en Sant Cugat surgió la prueba piloto de la ‘Smart Street’ dotada de diferentes tipos de tecnología que permiten gestionar mejor los recursos (agua, luz, movilidad, etc). Con el objetivo de ver cómo funciona y qué ahorramos con ella, hemos realizado en una calle lo que deseamos ejecutar en toda la ciudad. La información recibida nos sirve para la posterior gestión de los recursos establecidos y así poder ahorrar en actitudes cotidianas del día a día. Así podremos tener una ciudad más eficaz y más eficiente. En definitiva, hacer que ahorre dinero el contribuyente, como por ejemplo hasta un 20% en la factura del agua.

¿Qué instituciones u organizaciones han hecho posible que la ‘Smart Street’ de Sant Cugat del Vallès viera la luz?

La forma de financiación de este proyecto ha venido dada de una colaboración público-privada. El impulsor del proyecto ha sido el ayuntamiento, que ha trabajado con empresas privadas catalanas que han cedido la tecnología de forma gratuita y nosotros les hemos ofrecido el espacio. De este modo fomentamos la innovación y actividad económica de estas empresas y ha sido todo un éxito, ya que hemos tenido una mayor oferta de empresas para la participación. Por tanto, el proyecto no ha costado nada económicamente, sólo horas de la gente trabajando; y las empresas, colaborando aportando la tecnología. Hemos conseguido la iniciativa del ‘Win Win’ (todos ganamos).

¿Cómo ha reaccionado y reacciona la ciudadanía ante este proyecto?

Mayoritariamente, el mayor número de ciudadanos ha reaccionado de un modo muy positivo, aunque siempre hay gente reacia al cambio tecnológico, actitud que es muy normal, como con cualquier otra novedad.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS