FER y SGS organizan una jornada técnica sobre la aplicación del Reglamento (UE) 333/2011

¿Cuándo la chatarra deja de ser residuo?

Redacción Interempresas20/01/2012

20 de enero de 2012

Hasta ahora no había unos criterios claros que delimitaran cuándo un material deja de ser considerado chatarra para convertirse de nuevo en un producto. Sin embargo, esto ha empezado a cambiar en la Unión Europea para dos metales: el acero y el aluminio. A partir de ahora, cumpliendo ciertas pautas de calidad y determinados requisitos establecidos por el Reglamento (UE) 333/2011, queda claro a partir de qué momento las chatarras de estos materiales dejan de ser consideradas residuo para pasar a ser productos.
foto
Centro de tratamiento de chatarra.

La nueva legislación puede suscitar ciertas dudas a la hora de su aplicación, por ello, en enero se celebró en Madrid una jornada divulgativa en la que se trató este tema desde distintos puntos de vista. El programa de la jornada incluyó ponentes de primer orden.

Así, María Gamo (SGS) y Laura Zamora (PIR) hablaron del fundamento del Reglamento 333/2011 y sus implicaciones (Reach/CLP). A lo largo de su exposición pormenorizaron los requisitos que han de cumplir las chatarras férricas y de aluminio que pretendan ser desclasificadas como residuos. Una de las cuestiones importantes es que se lleve a cabo un control radiológico para asegurar que los materiales no se encuentran contaminados.

foto
De izquierda a derecha: Alicia García-Franco (FER), Emilio García (SGS), María Gamo (SGS) y Laura Zamora (PIR).

Además, como planteaba Gamo, “si la chatarra deja de ser residuo, será producto y por lo tanto, tendrá que estar bajo el control de la normativa Reach (este reglamento regula el registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y los preparados químicos, con el objetivo de garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente, así como la libre circulación de sustancias en el mercado interior)."

Por su parte Zamora explicó en profundidad lo relativo al Reach y al CLP (reglamento europeo sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas químicas). Así planteó que “es necesario conocer bien el origen del material para poder solicitar la exención de aplicación de la normativa Reach”.

foto
Alicia García-Franco, directora general de la Federación Española de Recuperación y Reciclaje (FER)

Requisitos

Alicia García-Franco, directora general de FER (Federación Española de Recuperación y Reciclaje), analizó el tema desde el punto de vista del sector productor/reciclador y las iniciativas que se están poniendo en marcha. Su ponencia fue especialmente clarificadora y tranquilizadora ya que fue explicando en términos comunes del sector qué requisitos hay que cumplir para que las chatarras se desclasifiquen como residuos. En palabras de García-Franco, “en realidad, el sector ya cumple con la mayoría de los requisitos exigidos, dados los altos niveles de calidad de los procesos de recuperación”. Además precisó que “aunque el material se desclasifique como producto, seguirá estando bajo la inversión del sujeto pasivo en todo lo relativo al IVA”.

“FER ha preparado un dossier a disposición de sus socios para demostrar que las chatarras férricas y de aluminio ya han sido registradas, de manera que puedan hacer uso de ella sin coste en caso de que quiera que su chatarra deje de ser residuo”, concluyó García-Franco.

foto
Santiago Oliver, director de Medio Ambiente de Unesid, durante su ponencia.

Y, finalmente, Santiago Oliver, director de Medio Ambiente de Unesid (Unión de Empresas Siderúrgicas) enfocó el asunto desde el punto de vista del sector consumidor. Oliver narró cómo vivió el sector siderúrgico el registro de las sustancias: “el sector siderúrgico decidió jugar con dos raquetas para consumir chatarra tanto si la misma había sido desclasificada como residuo como si mantenía esta consideración”.

Al finalizar la jornada, tuvo lugar un interesante coloquio, en el que los asistentes pudieron realizar preguntas a los ponentes y aclarar sus dudas. Con una nutrida asistencia que superó las 80 personas, esta jornada vino a arrojar luz sobre un tema tan complejo como revolucionario para el sector del reciclado.

foto
Vista general de los asistentes a la jornada técnica.
La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), que en este 2012 celebra su 30 aniversario es una asociación creada con el fin de agrupar y defender los intereses de las empresas dedicadas al reciclaje de residuos en los distintos ámbitos económicos y sociales. La FER, integrada por más de 270 socios, actúa en nombre del sector recuperador (‘lobby’) ante las Administraciones Públicas y los sindicatos, así como ante otras asociaciones empresariales o sectoriales, ya sean autonómicas, nacionales o internacionales.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS