Iniciativa pionera en Murcia para la limpieza urbana y recogida silenciosa de residuos

Un susurro, el nuevo sonido ecológico del aviso de la marcha atrás

Redacción Interempresas11/01/2012

11 de enero de 2012

Cespa aplica en Murcia la última innovación en alarmas de aviso de la marcha atrás BBS a sus vehículos de limpieza y de recogida de residuos. Esta medida sostenible forma parte del plan de renovación y mejora de la flota de vehículos de Cespa en Murcia, empresa adjudicataria de los servicios de limpieza urbana y gestión de residuos de la ciudad. El objetivo de esta acción es la mejora ambiental de la urbe, ya que las nuevas alarmas acústicas BBS emplean un sonido de banda ancha que minimiza la contaminación acústica.

Cespa ha incorporado a su flota de vehículos en Murcia, este nuevo tipo de alarmas de marcha atrás BBS de la empresa vitoriana Prevent-Eurosealand, que emplean un sonido innovador diferente al pitido convencional (beep, beep, beep) que todos conocemos. Las nuevas alarmas suenan más como un susurro (shh, shh, shh), que como un pitido. Resultan más suaves y menos molestas para vecinos y operarios. Aúnan advertencia acústica y respeto medioamiental. Son la solución a la contaminación acústica que producen las alarmas de marcha atrás en las ciudades, ya que muchos vehículos de servicios urbanos han de utilizar, por motivos de seguridad y prevención de atropellos, dispositivos que alerten durante la maniobra de la marcha atrás. Hay que destacar que el recorrido que efectúa la flota de vehículos de Cespa en Murcia al día puede equivaler a 4.000 kilómetros. Con sus paradas y continuas maniobras de marcha atrás, el uso de los nuevos dispositivos acústicos BBS ayuda a reducir considerablemente la carga acústica de la ciudad.

Las alarmas BBS contribuyen a un entorno de trabajo más seguro y a un entorno habitable sin ruidos.
foto
Flota de vehículos de Cespa en Murcia.

La alarma BBS

Estas nuevas alarmas concentran el impacto sonoro en la parte trasera del vehículo donde ha de cumplir la misión de alerta, mientras que en el resto del ambiente se disipa evitando molestias a los vecinos. Es decir, el operario o viandante que pudiera encontrarse detrás del camión de basura o del vehículo de limpieza urbana recibiría el impacto del aviso acústico, pero no los vecinos de los edificios cercanos. Alerta donde ha de advertir. Por tanto, el nuevo sonido shh...shh... de las alarmas bbs-tek es un sonido de banda ancha que destaca por ser direccional lo que las hace más eficaces en prevención de riesgos ya que la fuente del sonido se localiza de forma inmediata, y a la vez, son más respetuosas con el entorno. Este nuevo sonido de la marcha atrás también cuenta con recomendaciones institucionales como la del Ayuntamiento de Londres, New York, o la Comisión de la Lucha contra el Ruido del Gobierno de Holanda, entre otras.

Las alarmas BBS han logrado diversos reconocimientos de carácter internacional tan prestigiosos como el Premio Excelencia Medioambiental en Transporte de la Society of Automotive Engineers-SAE (Sociedad de Ingenieros de la Automoción), o el Premio de Innovación de la Noise Abatement Society, (Sociedad para la Reducción del Ruido), entre otros.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS