Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El 65% de las 153 áreas de juego inspeccionadas por AIJU presentan alguna no conformidad

Estudio y evaluación en la seguridad de las áreas de juego

Encarna Alemañ, AIJU Centro Tecnológico07/11/2011

7 de noviembre de 2011

Los parques infantiles atraen a niños y niñas por su combinación de diversión y riesgo. Asumir riesgos es una característica esencial del juego en todos los entornos en los que los niños pasan un tiempo jugando, pero dichos riesgos deben ser aceptables como parte de un entorno de aprendizaje estimulante, desafiante y controlado. Si un niño puede ser capaz de reconocer un riesgo y puede interpretarlo y reaccionar ante él, entonces el riesgo no llega a ser peligroso. Sin embargo, la gran mayoría de veces, dichos riesgos no son reconocidos por parte de los más pequeños, no son realmente conscientes de los peligros a los que se pueden enfrentar, pudiendo éstos producir en el peor de los casos incapacitación u otras consecuencias fatales.
foto

Debemos tener en cuenta que para que los parques infantiles sean seguros, no sólo es importante el mantenimiento y buen estado de cada elemento de juego, también lo es la educación de los padres y las normas de comportamiento que deben transmitir a sus hijos, ya que algunas veces los accidentes y/o lesiones son producidos por un inadecuado comportamiento o un mal uso de los diferentes equipamientos de juego.

En España no hay una legislación nacional que regule cómo debería ser la seguridad de los parques infantiles en materia de calidad de aparatos y zonas. Tan sólo Andalucía y Galicia han avanzado en esta materia con el desarrollo de decretos basados en la normativa comunitaria vigente: UNE-EN 1176 y 1177 y algunas Administraciones mediante la elaboración de pliegos y prescripciones técnicas. Estas normas técnicas tienen como propósito, primer y principalmente, evitar accidentes con consecuencias fatales, y en segundo lugar, reducir las consecuencias graves derivadas de los posibles contratiempos que inevitablemente se producen por el afán de los niños de aumentar su nivel de competencia, ya sea social, intelectual o físicamente.

Por esta razón, AIJU basándose en la normativa comunitaria vigente (UNE-EN 1176:2008 y 1177:2008) y siendo Entidad de Inspección Acreditada por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) y con 25 años de experiencia en temas de seguridad infantil, estudiar diferentes áreas de juego para poder obtener hasta la fecha actual cuales son las deficiencias encontradas mayoritariamente, así como los riesgos detectados.

Datos Estadísticos de No Conformidades encontradas en las áreas de juego inspeccionadas

De una muestra de 153 áreas de juego inspeccionadas por AIJU, entidad de inspección acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), entre diciembre de 2009 hasta septiembre de 2011, el 65% han presentado alguna no conformidad, siendo solamente el 35% de las áreas las que han resultado conformes a los requisitos de la normativa europea EN 1176.

A continuación se detallan las no conformidades encontradas de mayor relevancia en las 153 áreas de juego inspeccionadas en distintas poblaciones españolas, repartidas por prácticamente toda la geografía.

Atrapamientos

Debido a los problemas de instalación o mantenimiento de los propios equipamientos de juego, existe un porcentaje elevado de posibles atrapamientos de partes del cuerpo de los niños. De las áreas inspeccionadas no conformes, el 47% de ellas presentaban algún tipo de atrapamiento, siendo la anomalía con mayor porcentaje dentro del presente estudio.

Dentro de los atrapamientos podemos distinguir de varios tipos: de cabeza y cuello, dedos, ropa y pelo, cuerpo y pies quedando reflejado el porcentaje en la figura 1.

Los atrapamientos de dedos y de cabeza reflejados en la figura 2 son debidos mayoritariamente a problemas de instalación, aunque no debemos olvidar los problemas de diseños debido a la venta e instalación de productos sin su certificado de homologación debido a la no exigencia por parte de los responsables de compra y mantenimiento de las propias áreas de juego.

foto
Figura 1. Porcentajes de los diferentes atrapamientos durante las inspecciones de las áreas de juego.

Diferentes tipos de atrapamientos según quedan mostrados en las figuras 2 y 3, del mismo modo que se muestran fotografías de algunos de los atrapamientos encontrados en la figura 4.

foto
Figura 2. Atrapamiento de cabeza y cuello generadas por aberturas con unas dimensiones que permiten el paso de éstas.

Superficies en las áreas de juego

Las superficies instaladas en la propia área de juego son responsables de un gran número de no conformidades, ya que presentan el segundo porcentaje mayor dentro del presente estudio. Las no conformidades encontradas han sido mayoritariamente por: baja capacidad de absorción de impactos, sobre todo en aquellos equipamientos de juego que presentan alturas de caída por encima de 1,3 metros; por carencia de superficie dentro de las áreas de impacto de cada equipamiento de juego; y por solapamiento en áreas de impacto en equipamientos de juego con movimiento forzado, esto es, balancines instalados sin respetar sus áreas de impacto necesarias, columpios, toboganes, carruseles y tirolinas cercanos a otros equipamientos de juego.

foto
Figura 3. Atrapamiento de ropa y pelo provocados cuando el usuario se encuentra en movimiento forzado.
foto
Figura 4. Diferentes tipos de atrapamientos encontrados durante la inspección en los parques infantiles.

Los resultados encontrados fueron los siguientes:

Del 65% de las áreas inspeccionadas no conformes el 30% de éstas no cumplían con algún requisito de superficies indicadas en la norma EN 1176-1 y EN 1177 siendo los porcentajes de estas los indicados en la figura 5.

foto
Figura 5. Porcentajes de los no cumplimientos debidos a las superficies de juego.

Otros problemas destacados

De las áreas de juego inspeccionadas, el 14% presentaban falta de mantenimiento, no siendo mayor el porcentaje debido a que muchas de las áreas de juego inspeccionadas eran nuevas y aún se encontraban sin inaugurar. Por parte de las Administraciones Públicas ha habido una mayor sensibilización desde que entró la nueva versión de la norma EN 1176:2008 y EN 1177:2008, pero todavía falta mucho trabajo por hacer. La falta de mantenimiento se traduce en la falta de mano de pintura, partes oxidadas en algunas partes del equipamiento de juego, partes rotas o sueltas, partes astilladas, falta de limpieza y rotura en las superficies de impacto y el graffiti o las pintadas ornamentan el equipamiento de juego. El vandalismo, sin duda, es causa de buena parte de este deterioro.

Otro punto importante dentro de las no conformidades encontradas han sido los problemas de diseño de los equipamientos de juego, en un 9%, ya que algunos aparatos han quedado obsoletos porque no se han adaptado a la nueva normativa o porque no se encuentran homologados con los requisitos que se exigen. Los problemas de diseño también pueden ser debidos a una incorrecta instalación. Si un equipamiento de juego está diseñado para niños más mayores según el fabricante y a continuación no se instala según sus indicaciones, puede provocar que el equipamiento quede destinado para niños menores siendo los medios para la protección en caso de caída incorrectos según norma.

Para finalizar podemos concluir que las no conformidades encontradas mayoritariamente en las áreas inspeccionadas han sido debidas a problemas de instalación de los equipamientos de juego. La mala instalación provoca:

  • Problemas de diseño del propio equipo pudiendo generar aberturas peligrosas y carencia de medios de protección en caso de caída.
  • Solapamiento en las áreas de impacto de los equipamientos de juego sin presentar las distancias de seguridad que requieren.
  • Existencia de obstáculos en las áreas de impacto, debido a la presencia de anclajes por encima de la superficie de impacto.
  • Etc.

Este proyecto se ha realizado con el soporte financiero del Impiva, en su Programa de I+D. Expedientes IMIDIC/2010/65 y IMDEEA/2011/63.

Las no conformidades encontradas mayoritariamente en las áreas inspeccionadas han sido debidas a problemas de instalación de los equipamientos de juego
En España no hay una legislación nacional que regule cómo debería ser la seguridad de los parques infantiles en materia de calidad de aparatos y zonas

Empresas o entidades relacionadas

Instituto Tecnológico del Juguete

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS