Envases para queso fabricados con suero de leche

Entrevista a Miguel Alborch, técnico del departamento de envases de Ainia

Javier García

17/12/2014

Life+ Wheypack es un proyecto europeo cuyo principal objetivo es demostrar que puede fabricarse un nuevo envase para productos lácteos con materiales 100% biodegradables, que permitan un menor impacto ambiental y, por lo tanto, contribuyan a disminuir la huella de carbono de los envases de plásticos tradicionales, procedentes de recursos no renovables como el petróleo. “Se trata de un círculo cerrado: el propio generador del residuo podría obtener un beneficio mediante la valorización de este excedente para la obtención de envases para quesos, diseñados a la medida de las necesidades de su producto, y que además, le resulten rentables económicamente”, explica Miguel Alborch, técnico del departamento de envases de Ainia, centro tecnológico que lidera el proyecto.

foto
Miguel Alborch, técnico del departamento de envases de Ainia

Háblenos del proyecto Life+ Wheypack. ¿Cuáles son sus objetivos?

La gran cantidad de excedente de suero generado por la industria láctea es un problema de desperdicio de alimento para las empresas del sector. Con este proyecto, el propio generador del residuo podría obtener un beneficio, dándole un nuevo valor añadido a este subproducto al convertirlo, a través de un proceso de bioproducción controlada, en un nuevo material para envases de quesos, medioambientalmente sostenibles, viables económicamente y que cumplan las funciones de seguridad, calidad sensorial y vida útil propios de los productos lácteos. En definitiva, el objetivo del proyecto Life+ Wheypack es demostrar los beneficios ambientales y socioeconómicos de un material de envasado de alimentos innovador y 100% biodegradable producido con polihidroxibutirato a partir de lactosuero, un subproducto de la industria quesera.

¿Qué papel desempeña Ainia en el proyecto?

La investigación, que cuenta con el apoyo del programa Life de la Unión Europea, está liderada por Ainia Centro Tecnológico. Además, en este proyecto participan como socios Aimplas (España), Central Quesera Montesinos (España) y Embalnor (Portugal).

¿Cómo se generará el polihidroxibutirato (PHB), que será el material de los envases?

El polihidroxibutirato (PHB) se obtendrá tras un proceso de fermentación de microorganismos a partir del suero de leche. El PHB es un biopolímero perteneciente a la familia de los polihidroxiésteres, que algunos microorganismos sintetizan y acumulan intracelularmente como fuente de energía y de almacenamiento de carbono cuando son sometidas a condiciones de crecimiento desfavorables, como la limitación de la disponibilidad de oxígeno, nitrógeno, fósforo o magnesio, en presencia de un exceso de fuentes de carbono.

¿Cómo es el proceso paso a paso, es decir, desde que se genera ese lactosuero hasta que se desarrolla el envase?

En primer lugar, se caracterizan los tipos de sueros que se producen en la elaboración de los diferentes quesos. Éstos se seleccionan en función de sus aptitudes como medios de cultivo. Seguidamente se someten los sueros al bioproceso fermentativo con microorganismos para la producción de PHB que debe ser extraído y recuperado. A continuación, el PHB es caracterizado, formulado y aditivado para mejorar las propiedades y que pueda ser procesado mediante las mismas tecnologías que los polímeros actuales, en este caso por moldeo por inyección. Posteriormente, se diseña el envase de queso teniendo en cuenta las características de procesabilidad del PHB, la tecnología de producción del envase y la funcionalidad esperada. En una última etapa del proceso, se validará el envase y se demostrará su aplicabilidad en el envasado de queso, llevando a cabo los correspondientes estudios de vida útil del queso envasado.

Y en principio es aplicable a empresas productoras de queso…

El envase que se va a desarrollar se dirigirá inicialmente al sector de producción de queso, concretamente a los envasadores de queso, y será en este producto sobre el que demostrará su aplicación. Posteriormente, esperamos poder hacer extensible su aplicación a un mayor número de alimentos y aplicaciones.

¿Los envases fabricados tendrán a la larga las mismas propiedades de durabilidad que los desarrollados a partir de plástico?

Sí, los envases desarrollados tendrán las mismas funcionalidades que los tradicionales y se demostrará su aplicación en el envasado de queso. El PHB es un biopolímero que tiene propiedades similares al polipropileno y puede ser procesado como un termoplástico convencional gracias a sus buenas propiedades termoplásticas. Además, procede de fuentes renovables, es biocompatible y biodegradable.

Su principal ventaja además de la reducción de la huella de carbono, es la biodegradabilidad una vez el envase ha cumplido su ciclo de vida y es desechado.

Envases de y para zumos

Ainia lleva años trabajando en la búsqueda de materiales más respetuosos con el medio ambiente con los que desarrollar envases más sostenibles y que conserven mejor los alimentos. Un proyecto en el que el centro tecnológico está obteniendo “excelentes resultados” es el proyecto europeo Phbottle.

En concreto, se ha obtenido un biopolímero (PHB) a partir del cual se podrán fabricar envases biodegradables para zumos, aprovechando los azúcares y otros compuestos ricos en carbono, nitrógeno y oxígeno existentes en las aguas residuales de las propias industrias de zumos. Además, el material obtenido, del que se están realizando pruebas para su fabricación a gran escala, podría mejorar las propiedades de los envases como las propiedades barrera y funcionales —como antioxidantes— del envase final, para lograr una mejor conservación y alargar la vida útil del alimento.

En este sentido, gracias a la utilización de PHB obtenido de estos residuos se logra valorizar los desperdicios procedentes de la elaboración de jugos de fruta, aprovechando el agua de limpieza que este tipo de empresas utiliza para limpiar equipos y para el lavado de las frutas; y por otro, se elimina el problema de la gestión y tratamiento de esos residuos.

Otros proyectos

C-Calpe es otro proyecto desarrollado por Ainia en colaboración con Aimplas que ha permitido desarrollar un envase plástico reciclable para fiambres y alimentos preparados como pizzas. En concreto, se ha conseguido un material compuesto por una parte de plástico convencional, al que se ha añadido un material biodegradable soluble en agua, que actúa como barrera y protección del alimento.

Otro proyecto exitoso en esta línea ha sido el lanzamiento al mercado del primer envase biodegradable para cosmética: un biotubo comercializado por la empresa Germaine de Capuccini y en cuyo desarrollo también han participado las empresas Ferro y Petroplast y los centros Aimplas y Ainia.

foto
El nuevo envase tendrá las mismas funcionalidades que los desarrollados con plásticos convencionales.

Cada vez más se demandan materiales renovables que estén en contacto con los alimentos, como es el caso del plástico a partir de maíz, entre otros. ¿Es una tendencia real? Es decir, ¿son soluciones viables? ¿Qué otros proyectos se están desarrollando en este sentido?

Durante los últimos años, el interés del consumidor por los materiales biodegradables ha ido creciendo como consecuencia del aumento de la preocupación por la conservación del medioambiente. Cada vez hay más soluciones viables y es tendencia al alza su desarrollo y aplicación industrial.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la industria del envase para la alimentación hoy en día?

En la actualidad, la demanda del consumidor de alimentos de mayor calidad organoléptica, nutricional, seguridad y vida útil, además de la reducción del impacto ambiental seleccionando productos más respetuosos con el medioambiente, todo esto supone los principales retos a los que intenta dar solución la industria del envase para la alimentación.

Los plásticos derivados de fuentes renovables no pueden reciclarse junto con la corriente ‘normal’ de residuos de envases plásticos. El volumen de plásticos de este tipo tendría que ser mucho mayor para crear un sistema propio de recogida y reciclado. ¿Cómo valora esta situación?

Con este tipo de envases se da una nueva solución a la gestión de residuos plásticos, puesto que al ser biodegradable, al finalizar su vida útil no necesita de un sistema propio de recogida y reciclaje. Estos envases biodegradables deben depositarse tras su uso en el contenedor de la basura orgánica, en vez de en el contenedor amarillo con el resto de residuos de envases plásticos. Será en este punto donde se deberá incidir en la información al consumidor para que sea capaz de diferenciar entre los plásticos biodegradables y los plásticos tradicionales no biodegradables.

El aprovechamiento de los recursos alimenticios

El proyecto Life+ Wheypack busca desarrollar un envase ecológico con el uso de materiales procedentes de fuentes renovables (suero de leche) y aprovechando a su vez subproductos que ahora son tratados como desecho.

En el proceso de producción de una tonelada de queso, por poner un ejemplo, se generan 9 toneladas de suero de leche. Sólo en Europa se estima que se producen anualmente 75 millones de toneladas de suero de leche procedente de los fabricantes de queso. Aunque parte de este subproducto vuelve nuevamente a la cadena alimentaria para la realización de otros productos lácteos, cerca del 40% del suero es desechado y gestionado como residuo en las industrias alimentarias con el desperdicio de alimentos que eso supone. “Debemos poner nuestros esfuerzos en la concienciación de preservar el medio ambiente y avanzar hacia un mayor aprovechamiento de los recursos alimenticios”, sostiene Alborch.

Empresas o entidades relacionadas

Ainia Centro Tecnológico

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS