Posicionamos su web SEO / SEM

La Fundación Renovables califica de suicida la política energética del Gobierno

18/07/2012

18 de julio de 2012

Ante las informaciones y anuncios efectuados por el presidente del Gobierno y el ministro de Industria, Energía y Turismo sobre una nueva fiscalidad energética y la incertidumbre originada por los repetidos anuncios y aplazamientos de medidas que podrían suponer el abandono definitivo y la ruina del modelo de renovables en España, la Fundación Renovables ha hecho público un documento titulado ‘Y, sin embargo, el futuro es renovable’ (http://www.fundacionrenovables.org/wp-content/uploads/2012/07/La-Fundación-Renovables-ante-la-reforma-energética-17-07-12.pdf) en el que advierte que dichas medidas representan “la apuesta por una política energética suicida” y reitera la urgencia y la necesidad de dar un nuevo impulso al desarrollo de las energías renovables como instrumento de reactivación económica, protección del medio ambiente, creación de empleo y mejora de la competitividad.

La Fundación Renovables cree que es el momento del inconformismo ante un modelo energético como el actual, injusto y que hipoteca gravemente a las futuras generaciones y expresa ese inconformismo ante la tasa que se anuncia para las tecnologías renovables por numerosas razones que desarrolla en este análisis de la situación y entre las que cabe destacar las siguientes:

• En lugar de adaptar el sistema a los cambios que se están produciendo, se insiste con obstinación en garantizar los ingresos de las compañías eléctricas a base de parches regulatorios, no más renovables, mantenimiento de privilegios del mix convencional e incrementando no sólo los costes regulados sino también los más costosos déficits del sistema.

• En un país con más del 85% de dependencia energética arruinar y abandonar la única fuente de energía que no debemos importar del exterior es una insensatez.

• En un país con un potencial de ahorro de energía que se aproxima al 50% de todo el consumo energético y un diferencial de intensidad energética con Europa de más del 20%, abandonar las políticas de ahorro y eficiencia energética es un despilfarro.

• En un país cuyo sector energético es el que más ha incrementado sus emisiones de C02, renunciar a las energías limpias es incrementar de manera injustificada nuestra pérdida de competitividad.

• Desmontar el modelo de renovables haciéndolo inviable, tanto a futuro como de manera retroactiva, es una irresponsabilidad por el impacto negativo que tiene en la riqueza nacional.

• Hundir las renovables para preservar los ingresos del modelo energético convencional es una política burda, de corto alcance y de corto entendimiento.

• Todo lo que se ha legislado contra las renovables desde 2008 no ha evitado que siga subiendo la luz y creciendo el déficit de tarifa.

• Se ha conformado un sistema de socialización de pérdidas por el que todos los ajustes del mix convencional se cargan al consumidor y los ajustes de las renovables directamente a los ingresos de sus instalaciones.

• La inseguridad jurídica de prácticas retroactivas tan injustificables es la causa de la desconfianza internacional en la economía española en estos momentos cruciales.

• La apuesta por el mix tradicional esconde una irresponsabilidad sobre la seguridad nuclear de la que nadie ha hablado hasta ahora. Seremos el único país del mundo que alarga la vida de las nucleares sin ninguna condición.

• La tasa a las nucleares, que se ha exigido desde todos los ámbitos, se transforma con la prórroga a las instalaciones en un regalo para sus propietarios.

• En el caso de la prórroga de las concesiones a la gran hidráulica para compensar la nueva tasa la medida es más incomprensible; el Estado renuncia a los ingresos de las nuevas subastas de las concesiones para regalarlos si ninguna contrapartida.

• La Comisión Europea ha criticado la falta de competencia de nuestro sistema energético como origen de los problemas tarifarios. Las medidas anunciadas ignoran problemas como la conformación de precios de la electricidad, las subastas de la CESUR o la no internalización de costes que impiden la transparencia y la competencia en nuestro sistema energético.

• Estamos ante un sistema de connivencia perfecta entre el poder político, reguladores y empresas eléctricas que ha decidido abandonar nuestro modelo de renovables y mantener el de las energías fósiles y nuclear.

• Las energías renovables son el futuro y el presente en todo el mundo. Es la mayor inversión energética y la que más crece en el planeta, la de más rápida aplicación y la que madura a mayor velocidad de la historia, porque es la tecnología de generación óptima para afrontar los retos globales de suministro y de cambio climático.

Ante esta situación la Fundación Renovables reclama a todos los poderes públicos que se cambie el modelo energético siguiendo la hoja de ruta de la Unión Europea hacia una economía basada en el mayor consumo de energías renovables y en la eliminación de las emisiones de CO2 como fundamento de una economía competitiva, adoptando una serie de medidas como restaurar la independencia de los organismos reguladores de la energía, modificar todos los mecanismos que impiden la competencia y la transparencia y todos aquellos costes regulados que encubren subvenciones a las fuentes fósiles y la nuclear, así como la trasposición completa y cumplimiento de las directivas europeas de renovables y eficiencia energética y hacer del ahorro de energía y de la reducción de emisiones de CO2 un factor de competitividad de la economía.

El documento concluye con una llamada a la movilización de la Sociedad.

Empresas o entidades relacionadas

Fundación Energías Renovables