Ence-Energía y Celulosa promociona dos plantas de biomasa en Castilla y León

20/01/2012

20 de enero de 2012

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado recientemente la formulación, por parte de la Junta, de la Autorización Ambiental Integrada a la futura planta de energía renovable con biomasa de Ence en Melgar de Fernamental (Burgos), algo que desde la empresa consideran como “un paso fundamental para consolidar el proyecto” de construcción de la esta primera planta de Ence-Energía y Celulosa en Castilla y León.

La futura planta de energía renovable con biomasa de Ence en Melgar de Fernamental tendrá una potencia instalada de 20 MW, suficientes para atender la demanda de energía eléctrica de una población de 145.000 personas durante un año. La planta de Melgar generará energía 100 % renovable y tiene una fuerte componente de generación de empleo y riqueza en su entorno.

La gestión de la biomasa para convertirla en energía renovable hacen de ella la materia prima que más empleo crea, hasta el punto de que, por cada MW de potencia instalada, el impacto sobre la economía local se traduce en una media de 19 nuevos empleos, entre directos, indirectos e inducidos, fundamentalmente forestales y que desarrollan su actividad en el ámbito rural, lo que contribuye a la dinamización de esas zonas.

Ence va a destinar a la construcción de esta planta una inversión industrial de unos 65 millones de euros, a la que se añade la inversión forestal en cultivos energéticos.

La planta de Melgar comenzará su construcción en el primer semestre de 2012. La segunda de las plantas de energía renovable con biomasa es la de Villaturiel, León, planta que se encuentra en pleno proceso de promoción, que podría culminar durante el primer semestre de 2013.

Las previsiones de generación de empleo de Ence son de unos 400 empleos directos, de los cuales 40 serán empleos industriales y 360 se dedicarán a la actividad agrícola-forestal, en zonas rurales que se benefician del aumento de la riqueza local. Adicionalmente, la gestión de estas plantas permitirá, según expertos del sector, generar otros 360 empleos inducidos. Las dos nuevas plantas de Ence en Castilla y León contribuirán, pues, a la creación de empleo estable para un total de 760 personas.