Alicante inaugura la primera planta de briquetas con cáscara de almendras

11/01/2012

11 de enero de 2012

La Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, propietaria de la Corporación Valenciana de Energías Renovables (Covaersa) — que ya explota en la misma localidad desde hace 4 años una de las mayores plantas de energía solar fotovoltaica de España— inauguró a finales de diciembre pasado la nueva planta de biomasa puesta en marcha en Crevillent (Alicante). Al acto asistió el actual presidente de la Comunitat Valenciana, Alberto Fabra, el cual aseguró que la puesta en marcha de esta planta es un ejemplo del futuro que se prevé para el sector de las energías renovables en la Comunitat Valenciana.

foto

La planta de Biomasa de Crevillente es la única fábrica del mundo que produce briquetas a partir de cáscara de almendra, la primera planta de producción de briquetas de biomasa de la Comunitat, la de mayor tamaño de España y de las tres primeras de Europa en cuanto a capacidad de producción. El presidente hizo hincapié en el ahorro en emisiones de CO2 de más de 50 millones toneladas que supone esta planta.

La producción anual estimada de briquetas es de 32.000 toneladas, suficientes para abastecer el consumo de energía térmica de más de 20.000 hogares, y su consumo evitará la combustión de 15.000 toneladas de derivados del petróleo al año (fundamentalmente gasóleo), por lo que se dejarán de emitir anualmente a la atmósfera más de 50.000 toneladas de CO2.

Fabra también recordó, durante la inauguración, que el objetivo del Ejecutivo es que, al finalizar la legislatura, el 45% del total de la energía consumida sea de origen renovable. En este sentido, señaló que se trata de un compromiso con la “sostenibilidad, la ecología y la producción, fundamental para nuestro crecimiento”.