Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Estudiantes de la UPC realizan el primer vuelo en España de un avión solar no tripulado

23/12/2011

23 de diciembre de 2011

Un grupo de 7 estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de Terrassa (ETSEIAT), ha construido un avión solar no tripulado de 5 metros que ha llegado a volar durante seis horas consecutivas gracias a la energía del Sol. Es la primera aeronave de este tipo construida por universitarios en España. El proyecto ‘Solar Endeavour UPC’ ha contado con la colaboración de empresas como por ejemplo GTD o CATUAV y con el apoyo del programa Inspiro de promoción de talentos emprendedores del ETSEIAT.
foto
Los estudiantes, que forman el ‘Trencalòs Team’ del ETSEIAT de la UPC, han logrado un reto tecnológico en el ámbito aeronáutico. Han desarrollado tecnología para hacer volar el Solar Endeavour UPC, el primer avión en España construido por estudiantes que funciona con energía solar fotovoltaica. El objetivo principal del proyecto era la incorporación eficaz de células solares en las alas y el diseño del Sistema de Gestión de Energía (SGE), una tecnología diseñada con éxito en muchos países y no disponible ni en Cataluña ni en todo el Estado, que es esencial para el funcionamiento de un avión solar. Finalmente, después de 18 meses de trabajo extraacadémico y por iniciativa propia, los estudiantes han construido un avión solar que han hecho volar durante casi 6 horas consecutivas en el aeroclub Sedis, en la Seu d'Urgell, gracias a la energía del Sol. La colaboración universidad-empresa ha sido clave para lograr el reto. GTD Sistemas de Información, una de las principales valedoras del proyecto, ha asignado un ingeniero para el apoyo técnico.
El Solar Endeavour ha conseguido volar durante 5,48 horas gracias a una gestión inteligente de la energía. El motor se alimenta a través de 2 fuentes energéticas: las baterías y el panel solar. Durante las horas de máxima insolación (10 a 18 horas), el panel solar es capaz de suministrar más de la mitad de la energía necesaria para que el avión se pueda mantener en vuelo estable, alargando la vida de las baterías. Por lo tanto, a pesar de que el Sol no es una fuente de energía constante, gracias a este sistema el avión es capaz de volar siempre, con las baterías que se cargan cuando hay buenos niveles de insolación.