Entrevista a Alberto Rabanal, director general de Martifer Solar en España

El auge de las renovables será directamente proporcional al de los costes del petróleo

Redacción Interempresas16/07/2010

16 de julio de 2010

La crisis ha pegado fuerte en un mercado, el de las energías renovables, que estuvo avanzando a pasos gigantes en los años anteriores y el último embiste lo está viviendo con la renovación de las primas. 2010 ha sido, pues, un año de parón y análisis de la situación. Porque esta crisis, como suele decirse, hará ‘limpieza’ entre las múltiples empresas dedicadas al desarrollo de proyectos pero, seguramente, también permitirá a las empresas más sólidas, o las más “maduras”, salir a flote si saben renovar —a la baja— sus expectativas. La fotovoltaica, por ejemplo, tiene campo por delante y una fuente inagotable en la base de su tecnología: el Sol. Alberto Rabanal, director general de Martifer Solar en España, nos da su punto de vista sobre esta y otras energías que ‘compiten’ en el mercado de las renovables.

¿Podría hacernos una evaluación global de las tendencias en la inversión en energía renovables en el mundo? Háblenos sobre el futuro de este tipo de inversiones.

La inversión en energías renovables ha venido creciendo entre un 30 y un 40% cada año desde el 2008, año en que la inversión llegó a una cifra nunca antes igualada alcanzando los 178 mil millones de dólares, esto prueba que hay una clara apuesta por las renovables. En 2009 se llegó a los 162 mil millones. Las actividades económicas relacionadas con este tipo de energías tienen un beneficioso futuro a medio y largo plazo. Estos datos económicos se han extraído de los estudios de la UNEP (United Nations Enviroment Program).

Por tecnología, en mi opinión, la eólica está muy bien situada, su mercado es representativo en todos los países con energías alternativas y su gran potencial y experiencia hace que sea competitiva y pueda enfrentarse a las energías provenientes de fuentes fósiles. En cuanto a la fotovoltaica, después de la etapa de consolidación que ha vivido durante el 2009 y las expectativas en términos de producción, creo que tiene un futuro muy positivo y que puede atraer a importantes inversores, y cuenta con una ventaja fundamental: la infinita disponibilidad de su fuente, el Sol.

En cuanto a los biocarburantes dada la escasez de fuentes fósiles para la energía, su producción va a incrementarse y a competir globalmente.

foto
Alberto Rabanal está convencido que “las compañías que se adapten a la crisis se harán más fuertes”.

¿Cuánta inversión se ha hecho en la industria de las energías renovables en España y cuáles son las perspectivas de futuro?

En España las renovables se están convirtiendo en un motor económico, aunque todavía estamos en el inicio, tenemos el reconocimiento internacional de ser una industria fuerte y con buena salud, como el propio Barak Obama manifestó. Podemos decir que la contribución de las energías renovables a la economía española es muy importante. Si la tendencia continua, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas las energías renovables aportarían al PIB más de 23 mil millones de euros, reduciendo la dependencia de la energía producida en el exterior en más de un 20% y creando más de 600 mil puestos de trabajo en toda la Unión Europea, por lo que podría convertirse en la salida para los parados derivados de la crisis de la construcción. Hasta estos momentos, Martifer Solar, compañía que dirijo en España, ha puesto en marcha en nuestro país más de 45 MW pico en grandes instalaciones sobre suelo tanto con estructuras fijas como con seguidores mono y bi axiales. Ya hemos desarrollado 5 MW pico sobre cubierta en una misma zona industrial en Borox, Toledo, y hemos conectado a red una planta en suelo de 11 MWp en Moratalla, Murcia, lo que indica que las cosas no van tan mal como algunos quieren hacer creer.

foto
Hasta hoy día, Martifer Solar ha puesto en marcha en nuestro país más de 45 MW pico en grandes instalaciones sobre suelo tanto con estructuras fijas como con seguidores mono y biaxiales.

¿Cómo está afectando la crisis económica global a la industria de las energías renovables? ¿Hay algún sector específico más afectado? ¿Hay alguna zona geográfica afectada especialmente?

La crisis global ha afectado significativamente a la tecnología que no se encontraba en el suficiente estadio de madurez para participar en una estructura financiera, como la concentración fotovoltaica o la energía mareomotriz. Los sectores y compañías que más se han visto afectados por la crisis son aquellos que estaban establecidos en mercados con dificultad de acceso a los fondos, porque no han podido completar su desarrollo y no han podido adaptarse a la actual falta de liquidez.

Las geografías más afectadas han sido aquellas que han sufrido cambios regulatorios importantes, como España. Me gustaría traer a colación unas palabras de Kaveh Zahedi, de la UNEP, “la crisis actual debe ser tomada como una oportunidad para elegir la conversión hacia una economía verde, este es el reto y la inacción significará un alto costo social”, yo estoy completamente de acuerdo con estas palabras y creo que las compañías que se adapten a la crisis se harán más fuertes.

¿Qué tipo de correlación hay entre el precio de la materia prima, petróleo y electricidad y la industria de las energías renovables?

El incremento de la población de nuestro mundo hasta casi los ocho mil millones y el cada vez mayor consumo de energía proveniente de fuentes fósiles sobre todo de los países emergentes con una población inmensa (como China y la India) unido con la falta de esas fuentes, como evidencia el estudio de ASPO (Association for the Study of the Peak Oil and Gas), producirá un coste inasumible de las energías basadas en esas fuentes fósiles. El petróleo se está acabando según la ASPO porque no aparecen nuevos yacimientos grandes, lo que implica que debemos asumir un cambio en el modelo energético, debemos crear un modelo mixto donde la presencia de las energías renovables sea significativa o nos quedaremos sin energía. Los últimos estudios dicen que el petróleo seguirá subiendo, o sea que si esto sucede y el kWh de electricidad proveniente de las renovables sigue bajando gracias a la reducción de costes, llegaremos a un punto de equilibrio en el que las energías renovables podrán competir.

¿Cuánto crecimiento espera para la industria de las renovables?

Creo que el crecimiento de las renovables será directamente proporcional al crecimiento de los costes del petróleo. Si el petróleo sigue subiendo, lo que parece probable por la falta de nuevos yacimientos, el agotamiento de los actuales y los problemas políticos, y las grandes economías emergentes siguen incrementando la demanda, está claro que las renovables serán, ya lo son, la gran alternativa.