La energía solar, tanto fotovoltaica como térmica, representa el 60% de las empresas expositoras de Genera 2010

La internacionalización y rehabilitación, oportunidades de desarrollo para el sector fotovoltaico

Redacción Interempresas03/05/2010
Los estímulos fiscales a la rehabilitación de viviendas para contribuir a una mayor eficiencia y ahorro energético aprobados por la Administración serán uno de los pilares que permitirá consolidar la recuperación de la industria fotovoltaica en España en 2010. El objetivo es reforzar la eficiencia y la respuesta tecnológica de la industria fotovoltaica española, mantenerla en la vanguardia mundial e intensificar la presencia internacional comenzada por muchas de sus empresas.

Los estímulos a la rehabilitación residencial están vinculados a la futura Ley de Economía Sostenible y a la obligatoriedad de incorporar este modelo de generación en edificios de uso terciario incluida en el Código Técnico de Edificación (CTE), actualmente en proceso de revisión. Según las estimaciones de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), gracias a la reactivación de su mercado, la aplicación de estas deducciones y del CTE, el sector creará 10.000 empleos entre octubre de 2009 y junio de este año.

foto
Imagen de la anterior edición de Genera.
Según la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), desde octubre de 2009 y hasta junio de 2010 se crearán 10.000 puestos de trabajo relacionados con la aplicación del nuevo CTE

Desde la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) se recuerda que la energía solar fotovoltaica suministra ya el 3,2% de la producción eléctrica total española, y se ha convertido en un sector estratégico y de futuro que merece la pena ser apoyado, especialmente en un entorno de recesión, por su capacidad para crear bienestar y riqueza. Asimismo, AEF subraya que, a juicio de la Comisión Nacional de la Energía y de la Comisión Europea, la experiencia española en la promoción de las renovables es una experiencia de éxito reconocida mundialmente.

Todas estas evoluciones tienen su reflejo en Genera 2010, Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente, que se celebra en Feria de Madrid del 19 al 21 de mayo. En el certamen, la energía solar, tanto fotovoltaica como térmica, vuelve a tener un papel destacado, puesto que representa el 60% de las empresas expositoras. Todas ellas muestran los avances tecnológicos desarrollados para mejorar la eficiencia de ambos modelos energéticos.

En 2009, el 98% del parque fotovoltaico español eran huertos solares, lo que denota el potencial de crecimiento en el ámbito de la edificación. La Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) aboga por la calidad y la internacionalización como vías para profundizar la reactivación

La incorporación de los sistemas solares a las viviendas, ayudada por la rehabilitación de viviendas y la aplicación del CTE se han convertido, entre otros, en vías de desarrollo con gran potencial para la energía fotovoltaica, tras un año 2009 donde se ha producido una contracción de este mercado, y desde que a finales de 2008 se implantara en España un cupo máximo anual de potencia instalada de 500 MW. De esta forma, el negocio vinculado a la construcción permitirá a la industria fotovoltaica retornar a los niveles de empleo que el sector generaba en 2007, “unos 26.000 puestos de trabajo directos, estables y sostenibles a largo plazo, y crecer aproximadamente un 10% cada año”, afirma Javier Anta, presidente de ASIF, una de las patronales del sector que, junto con la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) y la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), representan a este modelo de generación en el comité organizador de Genera 2010.

Instalación sobre cubiertas, un motor más para la fotovoltaica

La recuperación de esta industria, traducida en creación de empleo, se sustentará en el desarrollo de un nicho de negocio hasta ahora poco explotado en España: la implantación de tecnología fotovoltaica en viviendas. En 2009, el 98% del parque fotovoltaico español estaba ubicado en suelo. Una situación que viene de antiguo, ya que en 2008, según datos de ASIF, los huertos solares en el mercado español suponían el 90% frente al 15,2% de Alemania, y las instalaciones en edificios representaban tan sólo el 8,7%, frente al 42,7% de Alemania, uno de los mercados líderes en este modelo de generación.

El precio de los productos fotovoltaicos ha descendido de media un 50% desde verano de 2008, un atractivo más para su desarrollo

Estas cifras denotan, por tanto, la capacidad de crecimiento que tiene el sector a través de la edificación, no solo en el ámbito residencial, centrado en la rehabilitación de viviendas, sino también en los grandes edificios de uso terciario. Según el CTE, este tipo de inmuebles están obligadas a incorporar paneles fotovoltaicos en su estructura tanto para los de nueva construcción, como para los ya existentes, si sus cerramientos superan el 25% de la superficie total. La potencia a instalar variará en función del tamaño del edificio, la zona climática de España donde esté situado y el tipo de uso, aunque la potencia mínima será de 6,25 kWp.