Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Endesa ofrece a las empresas un completo servicio llave en mano para rentabilizar las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta

Publirreportaje: Energía solar fotovoltaica: una inversión segura para las empresas

Endesa Energía26/01/2010

26 de enero de 2010

Las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta serán la aplicación solar más extendida durante los próximos años. Una nueva opción para las empresas de contribuir al desarrollo sostenible y rentabilizar superficies libres mediante la producción de electricidad.

La energía solar fotovoltaica se encuentra en pleno crecimiento en nuestro país, un lugar privilegiado para su desarrollo por los elevados recursos disponibles: sobre cada metro cuadrado de suelo inciden al año unos 1.550 kWh.

El marco regulatorio favorable a su implantación, así como la evolución tecnológica han contribuido a conseguir, por primera vez, el liderazgo mundial en 2008 tanto en potencia fotovoltaica per cápita, con 75,19 W/habitante, como en potencia instalada, por delante incluso de Alemania y EE.UU., con 2.661 MW (informe de 2009 elaborado por ASIF). El avance ha continuado durante 2009, año donde la cobertura de la demanda de electricidad de origen fotovoltaico se situó alrededor del 1,5% y la potencia instalada alcanzó los 3.501 MW, según los datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

foto

Esta fuente de energía desempeñará un destacado papel en el próximo ‘Plan de Energías Renovables 2011-2020’, en proceso de elaboración, y contribuirá a que en el año 2020, el 20% del consumo energético sea de origen renovable, tal como recoge la Directiva 2009/28/CE.

Las cubiertas fotovoltaicas representan una inversión segura y altamente rentable para las empresas

Hasta el momento, los huertos solares han sido la principal aplicación fotovoltaica. Sin embargo, la legislación vigente (Código Técnico de Edificación, RITE y Real Decreto 1578/2008 de Retribución Fotovoltaica) se ha marcado como objetivo su plena integración en desarrollos urbanísticos y edificios (viviendas, oficinas, instalaciones de uso comunitario, etc.) naves industriales y comerciales y áreas anexas. De esta forma, no sólo se cumple con la normativa europea sobre ‘Eficiencia Energética’, entre ellas, la Directiva 2002/91/CE para la certificación energética de los inmuebles, sino que se avanza hacia la consolidación de un suministro energético de origen renovable y sostenible.

El Sol: una opción rentable y ecológica para las empresas

El desarrollo de nuevas instalaciones sobre cubierta en naves y tejados, zonas de aparcamiento y la integración arquitectónica de los sistemas fotovoltaicos en el propio edificio serán el principal foco de crecimiento de la industria fotovoltaica y la aplicación más extendida durante los próximos años.

Surge así una nueva opción para el sector empresarial de rentabilizar superficies libres, que puede convertir los espacios en desuso en plantas de producción de electricidad, con los que obtener importantes ingresos y contribuir, a su vez, al desarrollo sostenible. Una alternativa de la que puede beneficiarse cualquier empresa que disponga de una cubierta libre de al menos 200 m2.

La puesta en marcha de una instalación de estas características permite a la empresa revalorizar la propiedad y diversificar los ingresos, al ser una oportunidad de negocio adicional que convive con la ocupación principal de la compañía.

Cubiertas solares: inversión asegurada

Las cubiertas solares representan una inversión a medio plazo altamente rentable y segura gracias a la calidad de los equipos utilizados, la fiabilidad de la instalación y el mínimo coste de mantenimiento. Asimismo, al estar primada la venta de electricidad generada por energías renovables, las empresas conseguirán una Tasa Interna de Retorno (TIR) de hasta un 20%.

La seguridad de la inversión se ha garantizado con la aprobación del Real Decreto 1578/2008, que obliga a la compañía eléctrica distribuidora a comprar el 100% de la energía eléctrica generada durante un periodo de 25 años a un precio determinado o tarifa de 0,34 euros/ kWh para las instalaciones de hasta 20 kW y de 0,32 euros kWh para las superiores a esta cantidad.

Además, con los ingresos derivados de la generación eléctrica obtenida de la energía solar se recupera la inversión realizada en un plazo muy inferior a la vida útil de los equipos.

foto

Energía limpia llena de ventajas

La energía solar fotovoltaica aporta a las empresas otra serie de ventajas fiscales como la posibilidad de reducir hasta el 4% de las inversiones realizadas, mediante la desgravación en el pago de impuestos de sociedades, tal como se recoge en la Ley 35/2006 del IRPF. Se trata de una energía limpia e inagotable que no genera residuos y reduce las emisiones de CO2. Además, fomenta el cumplimiento de los objetivos del Plan de Energías Renovables e incrementa la Responsabilidad Social Corporativa, permitiendo la diferenciación frente a sus posibles competidores.

Con los ingresos derivados de la generación eléctrica obtenida de la energía solar se recupera la inversión realizada en un plazo muy inferior a la vida útil de los equipos

Soluciones de Endesa para empresas renovables

Aprovechar las múltiples ventajas empresariales que brinda una energía renovable como la fotovoltaica requiere contar con el apoyo técnico de un asesoramiento especializado, una compañía con soluciones integrales que garantice un servicio único adaptado a las necesidades concretas de cada cliente.

Endesa ofrece un exclusivo servicio llave en mano a la hora de contratar la instalación de un sistema de estas características. La compañía se encarga de todas las fases del proyecto, desde la realización de un diseño a medida y el asesoramiento personalizado a través de una red formada por 300 Gestores Personales especializados en empresas, hasta la instalación y atención postventa, asegurando los trámites necesarios para la puesta en marcha del proyecto y con el compromiso de facilitar todas las gestiones técnicas y económicas necesarias.

Para potenciar el aumento de estos sistemas en entornos industriales, zonas de oficinas, instalaciones deportivas o edificios de diversa índole, la compañía ofrece unas condiciones de financiación excepcionales, así como distintos paquetes de potencia, según las necesidades específicas (20, 60 ó 100 kW) y una garantía total.

Endesa quiere contribuir así al desarrollo del sector empresarial y su aportación a un futuro plenamente sostenible, con sistemas fotovoltaicos adaptados a las necesidades de cada cliente, y la consolidada experiencia de un equipo de profesionales altamente cualificados.

Además, ofrece a los empresarios la posibilidad de abrir las puertas a nuevas actividades, convirtiéndose en una excelente oportunidad que les permitirá una diversificación de sus ingresos.