Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Opinión

Prosumidores y agregación de demanda, el futuro del mercado eléctrico

Francisco Pérez Botía. Área Gestión Energética de Konery

19/07/2019

La ‘agregación de demanda’ aparece como un nuevo elemento en el mercado eléctrico que podría ayudar en gran medida a flexibilizar el actual sistema. Conozcamos mejor esta figura.

foto

Los mercados energéticos están cambiando. Actualmente, energéticamente hablando, se han impuesto medidas para la transformación del sistema de generación eléctrica, en el que a día de hoy, los combustibles fósiles tienen un gran peso dentro de la producción diaria.

Precursoras de esta transformación, las energías renovables han llegado para instalarse definitivamente, principalmente la energía eólica y la solar fotovoltaica. Pero, además, sumadas a estas nuevas fuentes capaces de producir energía de una manera limpia y sostenible, estamos viendo como irrumpe una nueva tendencia dentro del sistema eléctrico actual: la agregación de demanda.

Pero, ¿qué es realmente este término? En España se requiere una demanda diaria que se estima siempre con un día de antelación. En función de este parámetro, se realiza una subasta de compra de energía. Finalmente, es el operador del sistema (Red Eléctrica de España) y las distribuidoras de cada zona, los encargados de llevar cada unidad de energía desde el sistema generador de electricidad a cada punto de suministro que lo va a consumir.

Quizás nunca nos hemos parado a pensar en lo que significa la 'energía que demandamos', por ejemplo en cada una de nuestras viviendas. Sí se ha estimado que un determinado punto de suministro tiene una potencia contratada de 4,6 kW, esto quiere decir que el sistema tiene que tener la capacidad para ofrecer la potencia prevista durante todo el día, en la que previamente un comprador ha intervenido en el mercado diario para realizar esa previsión para nosotros.

Aquí es donde entra en juego la 'regulación' de la demanda. Imaginemos que un nuevo agente pudiese controlar varios puntos de consumo a la vez y analizar sus patrones de utilización del suministro eléctrico, sería capaz de modular dicha demanda para poder direccionarla a otros puntos de consumo que realmente sí la necesitan en determinados momentos del día.

foto

“El papel del prosumidor va a otorgar una gran capacidad de flexibilidad a un sistema que hasta ahora ha funcionado linealmente”

Por lo tanto, 'la agregación de demanda' aparece como un nuevo elemento en el mercado eléctrico que podría ayudar en gran medida a flexibilizar el actual sistema.

Como actor principal de este movimiento va a cobrar especial relevancia un nuevo perfil que emerge gracias a este sistema. Este agente es el 'prosumidor', definido como la combinación de 'productor' y 'consumidor'. Dentro del nuevo paradigma los pequeños clientes van a tener doble acción en el mercado, fiel a su definición. Por un lado, van a ser capaces de vender multitud de productos al sistema, como por ejemplo la producción solar de su vivienda, ceder su demanda o vender la energía acumulada mediante baterías; y al mismo tiempo, va a obtener importantes descuentos en su facturación eléctrica.

En definitiva, el papel del prosumidor va a otorgar una gran capacidad de flexibilidad a un sistema que hasta ahora ha funcionado linealmente. Es decir, moviéndose de generadores a consumidores.

A continuación, se muestra una figura donde se distingue el modelo previsto por USEF (Universal Smart Energy Framework) para el futuro mercado eléctrico, más inteligente, compuesto por el consumidor activo o 'prosumidor' que participa en las fases del mercado donde antes simplemente ejercía como consumidor final.

foto

La figura está extraída de la asociación USEF, asociación integrada por ABB, Alliander, DNV-GL, IBM, ICT, Stedin y Essent. Estos 7 ‘partners’ integran esta entidad con el principal objetivo de gestionar un sistema energético inteligente e integrado que beneficie a todos los stakeholders que intervienen en él.

La figura del agregador va a abarcar múltiples posibilidades de actuación. Este agente va a ser el encargado de agrupar y negociar los servicios que van a poder ofrecerse al operador del sistema, obteniendo a cambio una remuneración. Entre los servicios podría incluirse el de agrupar la demanda conjunta de varios puntos de suministro, por ejemplo, una comunidad de vecinos que en un momento determinado cede su demanda en un horario en el que no necesitan disponer de ella, para poder así abastecer un pico de demanda de una industria cercana. Se podrían establecer los patrones de conexión del sistema estableciendo las preferencias y perfiles de uso de cada vecino mediante un sistema informático basado en machine learning y Big Data.

Este no es el único ejemplo. Aquí es donde se encuentra otro punto importante de este nuevo sistema, ya que se presentan múltiples combinaciones de los servicios que van a poder ofrecer los prosumidores y el trabajo de negociación del agregador.

Aunque todo este paradigma está por definir, en un primer momento es fácil pensar que los consumidores van a obtener importantes ahorros en su factura, puesto que no solamente podrían ver reducido su consumo, sino que también obtendrían una remuneración por ello.

La realidad de estos cambios es palpable en la actualidad.

“El agregador va a ser el encargado de agrupar y negociar los servicios que van a poder ofrecerse al operador del sistema, obteniendo a cambio una remuneración”

Entra, una asociación para mejor la gestión de la demanda y el acceso al consumidos a los mercados eléctricos

Recientemente ha aparecido en España la asociación Entra, que tiene entre sus principales objetivos una mejora en la gestión de la demanda y el acceso del consumidor a los mercados eléctricos, todo ello por medio de una mayor flexibilidad del sistema.

Esta asociación tiene marcada cinco claves para lograr sus objetivos:

  • Abrir el mercado a la descentralización de recursos
  • Permitir señales efectivas del mercado para fomentar la inversión
  • Proporcionar acceso al mercado a consumidores y agregadores activos
  • Acceso a los datos relevantes del mercado a los usuarios y sus proveedores de servicio
  • Permitir a los operadores del sistema hacer un óptimo uso de los recursos energéticos descentralizados.

También desde los organismos gubernamentales se están asentando las bases para llevar a cabo estos cambios. Sin ir más lejos, el 5 de junio de 2019 se ha aprobado en el Parlamento Europeo el Reglamento 2019/943 y la Directiva 2019/944 sobre normas comunes en el mercado interior de la electricidad, en las que definen los términos de cada elemento de cara a aumentar la participación de la demanda en el sistema. Define términos como 'cliente activo', 'comunidad ciudadana de la energía', 'agregación', 'agregador independiente' y 'respuesta de demanda'.

Esta normativa tiene prevista su entrada en vigor el 1 de enero de 2020 con lo que supone un avance, a mi parecer, muy importante.

“El Reglamento 2019/943 y la Directiva 2019/944 que entrará en vigor el 1 de enero de 2020 definen los términos de cada elemento de cara a aumentar la participación de la demanda en el sistema”.

Es innegable que existen las bases para que la figura del agregador de demanda sea una realidad en nuestro país. En otros países, como Estados Unidos, está ya implementada. Un ejemplo es el sistema eléctrico PJM (Pennsylvania New Jersey Maryland Interconnection LLC) que cuenta con 8 millones de consumidores con un volumen de demanda de 30 GW (respecto a 80 GW de gestión de demanda total en el mundo). Actualmente reporta a los prosumidores unos ahorros de aproximadamente el 30%.

Gracias a las figuras del agregador y prosumidor, podemos hablar de que se abre paso un nuevo nicho de mercado. Esto nos hace pensar que, ante todo, es necesaria una gran estructura de medios telemáticos para poder controlar correctamente una gran red de consumidores, pequeños generadores, prosumidores, etc.

De hecho, opino que va a cobrar cada vez más relevancia el papel de las plataformas de monitorización del consumo, ya que estos medios tienen la llave para poder recoger y analizar los patrones de consumo de los distintos prosumidores y poder así gestionar las necesidades de cada uno de ellos.

El futuro para los pequeños consumidores es realmente prometedor. En el nuevo escenario que se nos presenta, se van a conseguir grandes porcentajes de ahorro. No solo desde el punto de vista de posibles compensaciones a cambio de ceder parte de nuestra demanda, sino también por la competencia que, previsiblemente, se va a generar mediante este nuevo mercado y que seguro que traerá consigo unas importantes mejoras en estos servicios.

“Gracias a las figuras del agregador y prosumidor, podemos hablar de que se abre paso un nuevo nicho de mercado”

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

XV Congreso Anual de CogeneracióExpobiomasaEnergética XXI - Ecoconstrucción - Omnimedia, S.L.: Genset Meeting Madrid 17 octubre 2019

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS