Fuentes de energía renovable

01/12/2006

La energía solar se usa como fuente energética primaria o secundaria en hogares y centros de trabajo.

Foto de "Fuentes de energía renovable"

La drástica subida de los precios del queroseno, la gasolina y el gas natural está poniendo de manifiesto la necesidad de recurrir a fuentes de energía renovable como la tecnología solar. La energía solar, aplicada tanto para obtener electricidad (fotovoltaica) como para calentar agua (solar térmica), puede utilizarse como fuente energética primaria o secundaria en los hogares y los centros de trabajo, la iluminación exterior y multitud de otras aplicaciones. Presenta ventajas de protección del medio ambiente significativas en comparación con los combustibles fósiles, muchos gobiernos, recomiendan su uso como medio para reducir los gases de efecto invernadero.

El uso de los materiales innovadores de GE - Plastics hace que los sistemas de energía solar sean asequibles y eficaces. Los dos ejemplos siguientes ilustran cómo los materiales de GE respaldan la adopción de sistemas de energía solar autosostenibles:

La empresa noruega Solarnor AS ha desarrollado el primer colector polimérico de alta temperatura fabricado con la resina Noryl EN150SP de GE - Plastics. La empresa deseaba encontrar un material sustituto del cobre y el aluminio (que resultan caros y engorrosos) para la reserva de sus paneles solares, y crear así un nuevo sistema térmico óptimo. El sistema de Solarnor recoge la energía solar para calentar agua que, a su vez, se utiliza para calentar las habitaciones y cubrir las necesidades de agua caliente.

Asimismo, Canadian Solar estaba buscando un material de recubrimiento duradero para la caja de conexión de las baterías de sus paneles solares. La caja se monta en el dorso de los paneles solares exteriores y aloja las baterías que almacenan temporalmente la electricidad generada por las celdas fotovoltaicas del panel y la transmite a un dispositivo de control central. El material tenía que cumplir las normas internacionales de calidad y seguridad, puesto que China exporta el 90% de su producción de celdas solares.